10N | Elecciones Generales

Ciudadanos pierde más de la mitad de sus votos en todas las provincias

Albert Rivera lanza un beso en señal de agradecimiento, tras anunciar su dimisión como presidente de C's.

La cita electoral de este domingo ha resultado en el peor de los escenarios imaginables para Ciudadanos: una caída en picado que ha propiciado la dimisión de su líder, Albert Rivera, este lunes. La formación naranja únicamente ha logrado arañar diez escaños y el 6,79% de los votos, lo que sólo les ha permitido entrar en cuatro comunidades: Madrid, Andalucía, Cataluña y Comunitat Valenciana.

El fracaso electoral del partido fue el mayor de la jornada y uno de los más sangrantes de la historia. La pérdida de votos ha sido una constante en cada una de las 52 circunscripciones –a excepción de Navarra, donde la formación se ha presentado en coalición con PP y UPN bajo el nombre Navarra Suma–: en todas ha experimentado una caída superior al 50% en el número de papeletas. La pérdida del volumen de votos ha rebasado la barrera del 50% también en las 16 grandes ciudades con un número de habitantes superior a los 250.000. La sangría de apoyos para la formación ha dejado a la marca al borde del coma, pero ha sido más acusada en determinados territorios. Estos son los principales datos de la debacle.

  Fuga de Más de la mitad de los votos

La formación se hizo este domingo con el apoyo de 1.637.540 votantes, frente a los 4.155.665 que había retenido en abril. En total, el partido perdió 2.506.493 papeletas: una caída del 60,3% que, por lo general, se ha reproducido en todas las provincias y ciudades autónomas.

El descenso ha sido menos acusado en cuatro circunscripciones, donde los electores no han castigado de forma tan severa a los naranjas. Se trata de Tarragona (56,79%), Sevilla (55,52%), Córdoba (54,93) y Barcelona (53,74%). Esa pérdida más suave ha facilitado, en cierto modo, la entrada del partido en dos de ellas: Sevilla con un diputado y Barcelona con dos.

De forma más similar a la debacle estatal se encuentran la mayoría, un total de 24 provincias, con pérdidas de voto de entre el 57% y el 63%. Son, entre otras, Madrid y Alicante, donde la formación naranja ha obtenido tres y un escaño, respectivamente. En la primera, la caída de Ciudadanos ha sido del 59,69% y en la segunda del 61,26%, muy próximas a la media estatal. Castellón (60,34%), Jaén (59,76%), Almería (59,75%), Girona (59,69%), Huelva (59,66%), Granada (59,52%), Málaga (59,14%), Valencia (58,83%) y Cádiz (57,99%) también se ajustan a la tendencia global. En tres de las circunscripciones citadas, la gaditana, la malagueña y la valenciana, la formación ha conseguido hacerse con un escaño. Otras provincias como Zamora, Burgos o Badajoz también quedan encuadradas en el grupo, con pérdidas del 63,93%, el 63,13% y el 61,09% en el volumen de votos, respectivamente.

En cuanto a las circunscripciones que han penalizado con más firmeza a la formación, en un total de 22 ha experimentado una caída muy por encima de la media estatal. Van desde La Rioja, con un 64% de pérdida de votos, hasta Melilla, donde la merma electoral ha alcanzado el 79,15%. Entre las circunscripciones donde más sufragios han perdido, se encuentra también Teruel, con una caída en votos del 75,84%. La formación ¡Teruel Existe! ha revolucionado el panorama en la provincia: el escaño que hace seis meses fue para Ciudadanos está ahora en manos de la nueva marca.

También en este último grupo se encuentran provincias como Gipuzkoa, que pasa de los 11.892 votos a los 3.725 (un 68,67% menos), o Bizkaia, que se queda con 6.829 frente a los 21.392 de abril (68,07%). En Euskadi, precisamente, el partido apenas ha cosechado un 1,11% del respaldo electoral. En el rango de circunscripciones con una mayor caída de la formación naranja entran igualmente Ourense (70,03%), Lugo (67,95%) y A Coruña (65,66%). Galicia es, por detrás de Euskadi, la segunda comunidad donde menos apoyos ha conquistado Ciudadanos, con un total de 4,32%.

  Las grandes ciudades también penalizan

Aunque la situación en las grandes ciudades no ha sido de las más agónicas para Ciudadanos, cuyo votante ha tenido de forma mayoritaria un perfil más urbanita, la marca ha sufrido de nuevo una pérdida de más de la mitad de sus votos en todas las urbes con más de 250.000 habitantes.

Por debajo de la barrera del 57% han quedado cinco de las grandes ciudades: Málaga (56,4%), Barcelona (54,35%), Sevilla (53,92%), Córdoba (53,57%) y L'Hospitalet (51,15%). Todas ellas tienen algo de significativo: las catalanas pertenecen a la cuna donde se gestó el partido y las andaluzas son parte de una de las comunidades donde la formación tiene más poder a nivel autonómico.

En otras siete ciudades, la marca hasta ahora dirigida por Albert Rivera ha perdido apoyo electoral en una medida similar a la media estatal. En València la caída ha sido del 57,21%, en Madrid del 58,09%, en Murcia del 61,45% y en Gijón del 62,81%.

Más aparatoso ha sido el desplome en otras cuatro ciudades. En Palma, la formación ha pasado de los 37.027 votos a los 13.728, con una pérdida del 62,92%. En Vigo, el apoyo electoral ha transitado de 21.474 sufragios a 7.772, una caída del 63,8%. En el caso de Las Palmas, la debacle ha sido del 65,74%, pasando de los 34.051 apoyos en abril a los 11.663 actuales. Finalmente y una vez más, los vascos vuelven a estar a la cabeza de los territorios que más han penalizado al partido naranja. En Bilbao, los votos cosechados han pasado de 7.794 hace seis meses a 2.384 ahora, de manera que la marca ha perdido al 69,41% de los electores con los que contaba.

Nueva baja en la cúpula de Cs: Hervías dimite como secretario de Organización

Nueva baja en la cúpula de Cs: Hervías dimite como secretario de Organización

Más sobre este tema
stats