Congreso de los Diputados

El Congreso vota contra la prisión permanente revisable con acusaciones a PP y Cs de "utilizar a las víctimas"

Juan Carlos Quer (centro), y Juan José Cortés (derecha), padres de Diana Quer y Mari Luz Cortés respectivamente, junto a la presidenta de la Asociación Clara Campoamor, Blanca Estrella.

El Pleno del Congreso de los Diputados rechazó este jueves en un bronco debate las enmiendas a la totalidad a la iniciativa de los nacionalistas vascos que propone la derogación de la prisión permanente revisable planteadas por Ciudadanos y el Partido Popular. En ambos casos se emitieron 346 votos y el resultado fue el siguiente: 167 a favor, 178 en contra y una abstención. Los votos en contra fueron los de PSOE, Podemos, PNV, ERC y la mayoría del Grupo Mixto. La propuesta del PNV, por tanto, sigue su curso parlamentario. 

El debate se produce en un momento muy delicado, con los casos de los asesinatos de Diana Quer y el pequeño Gabriel Cruz en el foco social y mediático. En la tribuna de invitados estuvieron presentes familiares de Diana Quer, Marta del Castillo, Mari Luz Cortés, Sandra Palo, Yeremi Vargas o José Couso, asesinados o desaparecidos.

Cs: esperar al TC

Arrancó el debate para defender la posición de Ciudadanos el diputado Juan Carlos Girauta, que reclamó a los socialistas que se abstuviesen en la votación a la espera de que el Tribunal Constitucional (TC) decida. El partido liderado por Albert Rivera ha dado un claro bandazo en esta materia si se tiene en cuenta que hace cinco meses estaba a favor de la derogación, algo que se les echó en cara en el grueso de las intervenciones. De hecho, ha cambiado de portavoz en esta materia y este jueves no fue Patricia Reyes quien defendió la postura. 

El parlamentario defendió que "lo sensato no es derogarla", sino que sea el TC el que "marque el campo de juego"

En su enmienda a la totalidad de texto alternativo, Ciudadanos proponía restringir el acceso al tercer grado a las personas condenadas a prisión permanente revisable por delitos de especial gravedad hasta que hayan cumplido al menos 20 años de prisión efectiva.

 

El partido naranja aboga ahora por que se espere a que el Tribunal Constitucional resuelva antes de derogar la ley. La prisión permanente revisable fue recurrida por el Partido Socialista ante el TC.

PP: "Ni venganza ni rabia, sólo Justicia"

En nombre del Partido Popular defendió la enmienda el diputado, miembro de la dirección del grupo parlamentario, José Antonio Bermúdez de Castro.

"Ni venganza ni rabia, sólo Justicia", resumió la intención de su partido. "En esta causa no estamos solos. Esa decisión la comparte la inmensa mayoría de la sociedad española", sostuvo recuperando uno de los argumentos de defensa a los que se agarran los conservadores. 

"Ya sé que ustedes no les gusta. Que la cuestionan en el fondo y en la forma. Pero eso no significa que tengan razón", dijo dirigiéndose a quienes piden la derogación.

Bermúdez de Castro subrayó que esta pena "no renuncia a la reinserción del penado". Pero no ocultó que, en algunos casos, esa reinserción no se consigue.

"Les pediría un poco de rigor y de prudencia", dijo recordando que diversos informes consultivos avalaron esta ley que vio la luz en los años de mayoría absoluta del PP en el Congreso.

En línea con lo demandado por Cs, Bermúdez de Castro pidió a los defensores de la derogación que esperen a que se pronuncie el TC. También defendió que el caso español no es aislado y que esta figura existe en buena parte del ordenamiento jurídico europeo.

El diputado negó que se esté legislando "en caliente" porque la ley lleva "tres años en vigor". Por el contrario, sí acusó a sus opositores de "derogar en caliente".

No quiso el diputado del PP pasar la ocasión de poner a Ciudadanos ante el espejo: de abogar por su derogación a haber planteado una enmienda a la totalidad a la iniciativa de los nacionalistas vascos. "Me alegro que hayan cambiado de criterio", sostuvo al tiempo que anunciaba que el PP iba a apoyar "sin fisuras" el texto de Ciudadanos. 

 

Los conservadores plantearon en el articulado de su enmienda ampliar los delitos a los que se puede aplicar a otros que también son de "extrema gravedad".

Los textos, al detalle

La Proposición de Ley Orgánica de reforma de la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal planteada por el Grupo Parlamentario Vasco propone la supresión de la prisión permanente revisable "por no hallarse justificada desde razones de política criminal y por considerarla inconstitucional por varios motivos".

El PNV argumenta en su iniciativa que "atenta contra la dignidad de los seres humanos (artículo 10 de la Constitución). Atenta contra la prohibición de penas inhumanas y tratos crueles y degradantes (artículo 15). Vulnera el mandato constitucional de que las penas estén orientadas a la reeducación y reinserción social (artículo 25.2). Y rompe peligrosamente con uno de los consensos constitucionales de 1978 de no establecer la cadena perpetua".

El encargado de defender la postura de los nacionalistas vascos fue el diputado Mikel Legarda. El nacionalista afeó la actuación de Cs y expuso sus temores a que los dos partidos promotores de las enmiendas a la totalidad se conjuren en el plazo de enmiendas parciales para poner obstáculos a que la derogación de la prisión permanente revisable.

PSOE: "Las víctimas no pueden ser utilizadas"

Juan Carlos Campo Moreno subió a la tribuna en nombre del Partido Socialista. Antes de arrancar su intervención saludó a los familiares de las víctimas y mantuvo que siempre son una prioridad para los socialistas. El diputado lamentó que este debate se produzca en un momento tan delicado, cuando en "el paladar" hay sensación "de ira, de venganza" y alabó la actitud de Patricia Ramírez, la madre del pequeño Gabriel.

"Posiblemente se vayan de aquí sin compartir ninguna de las palabras que este portavoz va a realizar. Sólo pido que entiendan que la posición del PSOE es de respeto a las víctimas", dijo dirigiéndose a los familiares.

 

"Las víctimas no pueden ser utilizadas. Ni ellas, ni su dolor, señores del PP y de Ciudadanos. Y eso es lo que ustedes están haciendo", dijo antes de criticar cómo el ministro del Interior "aprovechó" el momento en el que la madre de Gabriel le regaló la bufanda del menor fallecido para "colarse con ella [la bufanda]" en la catedral, donde se celebraría el funeral.

"Sin prisión permanente revisable vencimos a ETA, con prisión permanente revisable no hemos evitado la muerte de Gabriel", advirtió Campo Moreno, juez de profesión, a los conservadores.

La intervención del diputado del PSOE indignó a la bancada conservadora, hasta el punto de que la presidenta de la Cámara, Ana Pastor (PP), llamó al orden con la advertencia de que si la situación no cambiaba iba a verse obligada a suspender el Pleno. El portavoz del PP, Rafael Hernando, llegó a pedir un minuto de tiempo "por alusiones". Sostuvo que cuando hace unos días hizo unas declaraciones ante la Delegación del Gobierno en Almería, donde estuvo instalada la capilla ardiente de Gabriel Cruz, antes ya las había hecho la presidenta de la Junta de Andalucía, la socialista Susana Díaz.

En respuesta a Hernando, pidió la palabra la portavoz de los socialistas, Margarita Robles, que negó que el diputado Campo Moreno hubiese aludido a él en su intervención.

Unidos Podemos: "No vamos a pedir perdón"

"No vamos a pedir perdón por pensar que nuestro sistema judicial tiene que tener un fin reinsertador", advirtió el diputado Eduardo Santos en nombre del grupo de Unidos Podemos a Cs y a los conservadores.

Santos pidió un "debate racional", no "emotivista". Y subrayó que va a defender esa posición en las radios, en las tertulias y en la tribuna. 

 

Fijación de posiciones

"Quítense las caretas. Hoy debatimos cómo PP y Cs intentan que no se derogue la prisión permanente revisable, que es la cadena perpetua. Elijan si quieren estar más cerca de Ankara o de Estrasburgo", reclamó desde la tribuna Ester Capella (ERC).

Por su parte, la diputada del PDeCAT Lourdes Ciuró, afirmó que se debaten estas enmiendas "justo cuando la actualidad nos ha mostrado su cara más cruel, su cara más reprochable". "Posiblemente hoy no sea el día para debatir", dijo.

Ciuró sostuvo que hay "dos modelos de sociedad": uno que cree que la política criminal va ligada al castigo, pero también a las medidas de reinserción; mientras que el otro defiende "la venganza" o el "ojo por ojo".

Desde Coalición Canaria, su diputada, Ana Oramas, anunció la abstención. Dijo no ser partidaria de que en este momento se derogue la iniciativa y censuró la actitud de PP y Cs. Y confió en que se trabaje "con consenso" sobre el texto del PNV. 

Por su parte, Carlos Salvador, de Unión del Pueblo Navarro, anunció estar ya trabajando en "enmiendas parciales" que eviten que la prisión permanente revisable sea derogada y confió en que, ahora que Cs no está a favor de la derogación, pueda mantenerse la esencia de la iniciativa.

Los próximos pasos

Una vez rechazadas las enmiendas, la proposición de ley original continúa su tramitación en la Comisión de Justicia, que debatirá y votará las enmiendas al articulado. Se trata de una reforma de ley orgánica, con lo que después de pasar por ponencia y comisión tendrán que votarse de nuevo en Pleno, donde necesitan el apoyo de la mayoría absoluta de la Cámara para pasar al Senado.

El Gobierno pide a los grupos contrarios a la prisión permanente revisable que "escuchen a la calle"

El Gobierno pide a los grupos contrarios a la prisión permanente revisable que "escuchen a la calle"

Más sobre este tema
stats