LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Del 'caso Begoña' al 'caso Peinado': el juez convierte una causa vacía en un espectáculo mediático

Convención Nacional del PP

Cospedal descalifica a Vox y calla sobre corrupción y aborto

J. R.

No lo citó por su nombre. Pero apenas hacía falta. El partido de extrema derecha Vox estaba presente en el discurso de María Dolores de Cospedal –y en el de otros dirigentes– en la apertura, este viernes, de la Convención Nacional del PP, que celebra hasta el domingo en Valladolid. En forma de descalificación directa de la secretaria general y emboscado en una cansina intervención [consúltala aquí en PDF] centrada en el elogio a la unidad del partido y a sus valores. Precisamente en un momento de fracturas y conflictos internos. 

"Los años nos han demostrado que los españoles no quieren aventuras estrafalarias ni extremas, sino un partido centrado en el interés de todos, y un partido convencido como estamos nosotros de que la unidad nos hace más fuertes", proclamó la número dos de los conservadores ante el plenario. El PP es el partido del centro-derecha que ideó Manuel Fraga y en el que caben "muchos", subrayó. "El PP somos todos y existimos por los 47 millones de españoles porque todos vosotros, todos nosotros, somos el PP". La número dos reiteró en varias ocasiones la grandeza de su formación, "con más de 800.000 militantes", la de mayor base social en toda Europa. Y tenemos la experiencia de que somos un partido que se crece ante la adversidad. No sólo sabemos estar en los gobiernos, sabemos defender a los ciudadanos desde la oposición y con el mismo sentido de la responsabilidad, y esto no lo pueden decir el resto de los partidos políticos. Ésta es una seña de identidad del Partido Popular".

El partido se duele del nacimiento de Vox, con los exmilitantes del PP José Antonio Ortega Lara, Santiago Abascal y Alejo Vidal-Quadras al frente, nacido hace apenas 15 días. Una escisión de su ala dura, que hasta ahora había conseguido mantener agrupada y bajo sus siglas. Ello explica que el arranque del cónclave, hoy, estuviese envuelto por cantos a la unidad, en los discursos –numerosas referencias a "todos", "juntos", "unidos"– y en los vídeos, en las palabras, en los gestos y en los recuerdos al fundador, el fallecido Fraga. "¿Qué significa ser del PP? ¿Qué nos distingue? Nos hace únicos que amamos a este país, a España, y nos sentimos orgullosos de nacer españoles", aseguró Cospedal muy al comienzo de su intervención. El PP, añadió, "aglutina a la mayoría natural" y es el que cree clave "defender la unidad de nuestro país". 

Pero los desgarros no sólo están fuera de la formación, sino también dentro, con el portazo de Jaime Mayor Oreja –que ha renunciado a concurrir a las europeas– y la ausencia de José María Aznar en esta convención. Cospedal dedicó a ambos breves palabras. Al primero, le reconoció su "defensa de la libertad de todos los españoles", el "trabajo diario de toda una vida". Y al expresidente de honor: "Hoy no ha podido acompañarnos y nos ha mandado un saludo a todos aquí en Valladolid". 

Herrera y los "bochornosos casos de corrupción"

En varias ocasiones la secretaria general recordó el inmenso poder institucional del que goza el partido ahora mismo, con el Gobierno central en sus manos, con los ejecutivos de 11 comunidades autónomas y de la mayoría de capitales de provincia. Y fuera de él, del PP, no hay más que el abismo, vino a decir, un mensaje lanzado con la vista puesta en los comicios al Parlamento Europeo del 25 de mayo. Así, pintó un panorama apocalíptico: "Con lo que está pasando en nuestro país, convendréis que es el PP o la nada". 

La unidad también significaba, en el parlamento de Cospedal, unidad territorial. Así, resaltó que "no se puede vender ni negociar el derecho de los españoles a decidir sobre el futuro de nuestro país". Y, rememorando la convención del PP catalán de hace una semana, exclamó: "No sumamos por separado, ni con medias verdades, ni con imposibles ni agresiones. Basta ya de mentiras, y basta ya de ficciones. Las familias catalanas se merecen también que sus gobernantes trabajen por ellos y no por sus propias aspiraciones políticas". "Juntos", reseñó, es la palabra que más debe "resonar" en Europa, en España y en este cónclave del partido. 

Poco más hubo dentro de una intervención anodina de la secretaria general, adobada con los esperables elogios a Mariano Rajoy y a su Gobierno y a la gestión de los ejecutivos conservadores de todo el país. No hubo menciones a la nueva Ley del Aborto de Alberto Ruiz-Gallardón. Ni a la corrupción ni al escándalo Bárcenas, más allá de una referencia de pasada –"Han pasado algunas cosas que no nos gustan"–. Sí se refirió a esta última, de forma clara, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, quien condenó los "bochornosos casos de corrupción pública o privada y de enriquecimiento escandaloso", y quien llamó a los suyos a "reaccionar" ante el "creciente descrédito de la política y los políticos". 

León de la Riva pide bajada del IVA cultural

Herrera, precisamente, también pidió apretar las filas. "Todos tenemos la responsabilidad de mantenerlo unido, fuerte, renovado, activo, y en apoyo de nuestro Presidente y del Gobierno de España". Y lanzó un rejonazo a Vox y, en concreto a Vidal-Quadras, al tachar de "extravagancia" que afirme que "un partido no es un rebaño de mastines que sigue dócilmente a su pastor" cuando él mismo ha sido "pastor" en los últimos 30 años. 

El otro apunte fuera de guión lo protagonizó el alcalde de Valladolid. Javier León de la Riva, pidió a Rajoy, "en nombre de todos los alcaldes españoles", que se revise "a la baja" el IVA cultural al igual que el Consejo de Ministros aprobó la pasada semana para las transacciones con obras de arte. León de la Riva, encargado de abrir en el auditorio Miguel Delibes de Valladolid la convención que lleva por lema En la buena dirección, aseguró que "no todo el mundo" puede comprar una obra de arte, pero "sí todos o casi todos" pueden "ir al cine, a una sala teatral o a un concierto", informa Europa Press.

Apoyo a las víctimas de ETA

Para apuntalar ese mensaje de unidad y de defensa de las víctimas de ETA –la otra vía de agua que explica el nacimiento de Vox–, subió al escenario Zoe Iratxe Nubla, concejala en Barakaldo que ingresó en el PP en 2003 y que subrayó que sigue pensando que el partido "encarnaba y encarna todos los principios y valores" de siempre. Mientras, se sucedieron las menciones a los asesinados por la banda y los agradecimientos y elogios a los conservadores vascos, Marimar Blanco y a la dirección encabezada por Arantza Quiroga. También intervino desde la tribuna Diego Bengoa, joven alcalde de Ezcaray (La Rioja). Y Carlos Argos, un histórico de la formación –tiene el carné número 2, afiliado en 1977– y colaborador de Fraga. Él recordó los 800.000 militantes y atizó a los que "creen" –o sea, Vox– que se funda un partido montando una oficina en Madrid. Argós glosó las dos preocupaciones que atenazan al partido: "Fraga me dijo antes de morir: 'Dile a Mariano que preserve dos cosas, la unidad del partido y la unidad de España'".

En un cónclave de este tipo importan, y mucho, los gestos. Las fotos. Y hubo dos que destacaron en el arranque. Uno, que el presidente del Gobierno arropara a la número dos en la sesión inaugural, cuando su intervención ante el plenario no llegará hasta el domingo. El mensaje es evidente: remachar desde el primer minuto esa imagen de unidad y de apoyo a Cospedal ahora que el PP vive sus momentos de zozobra. 

Pero también fue significativo que la número dos sentara a su derecha a su marido, Ignacio López del Hierro. Implicado en los papeles de Bárcenas, esta semana volvió a estar de actualidad porque trascendió que la Fiscalía de Cantabria investiga una supuesta falsedad documental en un contrato de Liberbank con el empresario, una información que ella desmintió: "Tanto el señor López del Hierro como yo siempre hemos actuado dentro de la legalidad, siempre. Otros sabrán lo que están haciendo", respondió. Liberbank defendió además la legalidad de sus pagos al marido de Cospedal que, según la versión oficial, realiza desde diciembre de 2011 tareas de asesoría inmobiliaria. Los trabajos de consultoría alcanzan también, según publicó infoLibre, a la gestión de los activos cedidos al banco malo (la Sareb). Fuentes del PP consultadas por Efe indicaron que la ubicación preeminente de López del Hierro evidencia que "no hay nada que esconder".

Más sobre este tema
stats