La portada de mañana
Ver
La inflación también vota en las europeas

Los audios de Villarejo

Cospedal renuncia a su escaño "para liberar al PP de cualquier ataque" pero defiende su "interlocución" con Villarejo

La exsecretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en el Pleno del Congreso.

La ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, renunció este miércoles a su escaño en el Congreso de los Diputados. El anuncio llegó poco más de una semana después de que aparecieran las primeras grabaciones en las que ella, junto a su marido, el empresario Ignacio López del Hierro, realiza encargos al comisario jubilado y encarcelado José Manuel Villarejo. Encargos como buscar información sobre su compañero de partido Javier Arenas o Alejandro Pérez Rubalcaba, hermano del exministro del Interior. En los últimos audios difundidos, el esposo de la exministra de Defensa traslada al agente que el "jefe", en alusión a Mariano Rajoy, estaba informado de esas gestiones, un extremo que niegan desde el entorno del expresidente y que indignó a no pocos en las filas conservadoras.

En el comunicado, difundido desde su perfil de la red social Twitter, Cospedal enmarca su decisión en el contexto de "liberar al PP de cualquier ataque". Y para que su partido se sienta "libre" a la hora de "denunciar" la situación que vive un Gobierno como el del socialista Pedro Sánchez, "con dos ministros cesados y otros cuatro seriamente cuestionados, respecto a los cuales la vara de medir parece ser muy distinta"

Pablo Casado, que se encuentra en Helsinki participando en un congreso del PP Europeo, estaba al tanto de la decisión que iba a tomar Cospedal, uno de los principales apoyos que tuvo para ganar a Soraya Sáenz de Santamaría en el congreso de sucesión de Mariano Rajoy. A las puertas de las autonómicas andaluzas, la dirección nacional de los conservadores respira aliviada. "No ha habido llamadas para provocar el anuncio. Ella sabía perfectamente cuál era la opinión de la dirección nacional del partido y ha obrado en consecuencia", destaca un dirigente en conversación con infoLibre. 

En declaraciones a los periodistas, Casado defendió la "labor" formidable de su compañera de partido y calificó de "generosa y responsable" su decisión. "Pensando en su partido antes que en sus intereses personales", concretó. Cospedal ocupó la secretaría general del ahora principal partido de la oposición desde el congreso de junio de 2008 al celebrado el pasado julio, después de que Rajoy fuera derrotado en la moción de censura que le planteó Pedro Sánchez.

Un liderazgo "reforzado"

Esta ha sido la primera gran crisis interna a la que ha tenido que hacer frente Pablo Casado. Y los suyos consideran que su liderazgo ha salido "reforzado", no sólo internamente. También, puertas afuera de Génova. "Ahora puede exigir a Sánchez que aplique a Dolores Delgado el mismo listón que se ha aplicado Cospedal, con la diferencia de que Cospedal no ha mentido y de que de sus conversaciones no se desprende la posible comisión de delitos", defiende un diputado.

El pasado lunes por la mañana, Cospedal se reunió en la sede de Génova con el secretario general, Teodoro García Egea, y con el responsable de Organización, Javier Maroto, para ultimar un comunicado "conjunto" mediante el que renunciaba a su puesto de vocal en el Comité Ejecutivo Nacional. Ha sido una dimisión, pues, en dos fases. En todo este proceso Casado ha intentado quitarse del foco. En su entorno explican que no ha querido hablar "hasta tener todos lo datos". Pero tampoco ocultan que esa "distancia" ha sido clave en el proceso que ha culminado con la marcha de la exsecretaria general de la política.

Desde que se filtraron los primeros audios en la página moncloa.com, la defensa que la actual dirección del PP hizo de su ex secretaria general fue muy tibia. Apelaron siempre a que se trataba de un asunto personal, a que era ella quien debía dar explicaciones y a que el equipo de Casado nada tenía que ver con estas prácticas "inaceptables".

 

Las fuentes consultadas consideran que, si bien la actitud "firme" de Casado ha sido clave a la hora de que la ex número dos del PP diera el paso, la ex secretaria general se va de la política sin que sobre ella pese ningún delito.

Defiende sus encuentros con Villarejo"He cometido muchos errores en mi vida, pero considero que mi interlocución hace nueve años con el responsable de una empresa autorizada por el Ministerio del Interior no es uno de ellos.

Reitero en esta carta mi absoluta tranquilidad de conciencia ante lo que hice: escuchar y pedir aclaraciones, en mi papel de secretaria general, a quien acudió a mí para ofrecerme información que podía ser de interés capital para esclarecer comportamientos sospechosos que después la Justicia calificaría como delictivos", puede leerse en el comunicado.

Insiste, como ya ha hecho en otras ocasiones desde que estalló el escándalo, en que su "obligación" era "tratar de saber qué estaba ocurriendo". "Mi deber era apoyar a mi partido desde la regeneración, aunque fuera a costa de granjearme numerosos enemigos. No habría actuado de forma diferente diez años más tarde", explica.

Antes de señalar que nunca ha mentido y que "nunca" ordenó o encargó "espiar a nadie", admite que se equivocó en pedir a su marido que le ayudar en la interlocución con Villarejo, algo que "no era fácil".

"Me equivoqué a la hora de pedirle que ayudara al PP. Ahora, él está pagando por haberme ayudado a tratar de tener una visión más clara de lo que estaba ocurriendo", puede leerse en el texto volcado en su perfil de Twitter.

Pide a los suyos que "cierren filas ante las injusticias"

En la extensa nota, Cospedal pide a sus compañeros lo que "siempre" les pidió: "Que cierren filas ante las injusticias". "Siempre he creído que un partido que no es capaz de defender a los suyos cuando están siendo injustamente atacados no puede esperar que los ciudadanos confíen en él. Cuando tus adversarios políticos detectan que tu fortaleza es vulnerable, los ataques se multiplican", añade en una clara crítica a Casado y su equipo.

El pasado abril, en plena ebullición del caso Cifuentes, la ex secretaria general llamó al "cierre de filas" en el PP en términos similares. "Defendamos lo nuestro y a los nuestros", dijo en apoyo de su amiga, que dimitiría después. 

Cospedal reaparece en un acto del PP y recuerda que Casado fue su candidato en las primarias

Cospedal reaparece en un acto del PP y recuerda que Casado fue su candidato en las primarias

Pensaba dejar la política... en otro momento

Señala Cospedal en el comunicado que desde el último congreso nacional ya había tomado la decisión de abandonar la política. "Tenía previsto, desde aquel día, dejar la vida pública al término de una transición ordenada de mis responsabilidades. Eso es exactamente lo que hubiera hecho dentro de unos días", mantiene.

La ex secretaria general dice que "nunca" pensó que iba a tener que tomar una decisión como lo adoptada este miércoles "en un ambiente así". "Esta misma semana, aseguré que no tenía por qué dejar mi escaño. No he hecho nada de lo que me sienta avergonzada. Pero después de reflexionarlo más, he querido adelantar mi decisión unas fechas porque, por una vez, tengo derecho a cuidar de mí misma y de los míos. Las interpretaciones que se hagan de mi salida ya no me atañen".

Más sobre este tema
stats