La cumbre de Madrid devuelve al mundo a la Guerra Fría: Rusia ya es enemigo oficial de la OTAN

El nombre de la capital de España quedará vinculado de ahora en adelante a una cita que ha atrasado cincuenta años los relojes de la geopolítica global: la cumbre de Madrid fija como principal amenaza a Rusia y señala a su presidente, Vladimir Putin, como enemigo número uno. Un escenario que dibuja oficialmente el cambio de era en las relaciones internacionales para asemejarlas a las de la Guerra Fría. 

“Rusia es una amenaza directa a nuestra seguridad”, proclamó el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, a su llegada a la cumbre. Y en torno a esa realidad gira el nuevo Concepto Estratégico rubricado por todos los países miembros: ”Rusia es la más significativa y directa amenaza a la seguridad de los aliados y a la paz y estabilidad del área euroatlántica”, reza el documento (íntegro al final de este artículo) que responsabiliza a Putin de un intento de establecer esferas de influencia “a través de la coerción, la subversión, la agresión y la anexión”. 

El volantazo histórico se entiende mejor si se compara con el anterior Concepto Estratégico, firmado en Lisboa en 2010, y que señalaba justo la dirección opuesta en las relaciones entre la Alianza Atlántica y Rusia: “Una verdadera asociación estratégica entre la OTAN y Rusia con una colaboración de importancia estratégica para crear un espacio común de paz, estabilidad y seguridad”, rezaba. Pero ese mundo ya pasó, al menos de momento. 

Despliegue militar sin precedentes desde la Guerra Fría

Pero el paso al frente de la OTAN no se queda en una mera declaración de intenciones. En Madrid, la Alianza Atlántica ha consumado su crecimiento tras la firma de un memorando que abre la puerta a la histórica incorporación de Suecia y Finlandia después de que Turquía levantase oficialmente su veto a ambos países. Y, sobre todo, el nuevo Concepto Estratégico da paso a un despliegue militar en suelo europeo sin precedentes en las últimas cinco décadas. 

“Mejoraremos nuestros batallones en la parte oriental de la Alianza, transformaremos la Fuerza de Respuesta de la OTAN y aumentaremos el número de nuestras fuerzas de reacción rápida a más de 300.000”, confirmó el secretario general. A día de hoy, las tropas de la Alianza contaban con apenas 40.000 soldados. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, habló de la cumbre de Madrid como “una cita histórica” y aseguró que su país contribuirá a defender “cada centímetro de la OTAN porque esta Alianza es más necesaria que nunca”. 

China, migraciones, el flanco sur

En la respuesta global al desafío de la invasión rusa de Ucrania la OTAN no se olvida de China. Stoltenberg quiso dejar claro que "no es nuestro adversario”, aunque alertó de que “no debe ser subestimada y debemos estar pendientes de los serios retos que representa". El nuevo Concepto Estratégico salido de la cumbre española es mucho más explícito: acusa al país asiático de suponer un “desafío a nuestros intereses, seguridad y valores” y condena la “opacidad” respecto a su “estrategia, intenciones y desarrollo militar”, destacando “la amplia gama de herramientas políticas, económicas y militares” de las que dispone para aumentar su influencia geoestratégica. 

El documento oficial de la cumbre también hace mención expresa a “los vecinos del sur de la OTAN” y a los desafíos relacionados con la inestabilidad en África. Sobre el flanco sur, la Alianza menciona expresamente al Norte de África y al Sahel como representantes de “desafíos interconectados de seguridad, demográficos, económicos y políticos, un terreno fértil para la proliferación de grupos armados no estatales, incluidas las organizaciones terroristas, algo que también permite la interferencia desestabilizadora y coercitiva por parte de competidores estratégicos”, en clara referencia a Rusia o China. Y no se olvida el Concepto Estratégico del flanco sur para referirse a los flujos migratorios. La Alianza señala directamente a “los dirigentes autoritarios” que “instrumentalizan la migración”. 

“Éxito” para España

En el Gobierno no dudan en hablar de “rotundo éxito” el balance de la cumbre. Más allá del papel de anfitrión y del desarrollo logístico de la cita, en Moncloa se muestran especialmente satisfechos con la implicación lograda del conjunto de la Alianza hacia intereses estratégicos claves de nuestro país.

Es el caso, por ejemplo, del llamado “enfoque 360 grados”. El nuevo Concepto Estratégico incluye una redacción explícita sobre la defensa de la totalidad de los territorios soberanos de los estados aliados: “Nadie debe dudar de nuestra fuerza y determinación para defender cada centímetro del territorio aliado y para preservar la soberanía y la integridad territorial de todos los aliados y prevalecer contra cualquier agresor. En un entorno de competencia estratégica, mejoraremos nuestra conciencia global y alcance para disuadir, defender, impugnar y negar en todos los dominios y direcciones, en línea con nuestro enfoque de 360 grados”. Para el Ejecutivo de Pedro Sánchez se trata de un indiscutible avance en la implicación atlántica sobre Ceuta y Melilla. 

Fuentes del Ejecutivo reconocían a última hora del miércoles estar “muy satisfechos” con el resultado de una cumbre que califican como “la más importante de la historia”. Entre los principales logros para España, en Moncloa ensalzan el paraguas defensivo para Ceuta y Melilla y que el Concepto Estratégico incluya la estabilidad del Sahel como uno de los desafíos de la Alianza.

Nuevo concepto estratégico de la OTAN aprobado en la cumbre de Madrid by infoLibre on Scribd

El Gobierno presiona para lograr de la cumbre de la OTAN una defensa rotunda del flanco sur

El Gobierno presiona para lograr de la cumbre de la OTAN una defensa rotunda del flanco sur

Más sobre este tema
stats