LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Un año del 23J: Sánchez se ve fuerte para aguantar y fía su hoja de ruta a Cataluña y los Presupuestos

La situación en el PP

La dirección del PP sostiene que Aguirre sólo mejora en dos concejales sus resultados en Madrid

Aguirre reclama al PP un “rearme ideológico muy profundo”

El factor Aguirre se ha desinflado en los últimos meses. Pese a que cada día que pasa la presidenta del Partido Popular de Madrid tiene más opciones de liderar la candidatura al Ayuntamiento de Madrid, el partido ha asumido que ningún candidato garantiza mayoría absoluta. Ni siquiera ella, la favorita del electorado conservador, según defienden en su entorno, está en condiciones a día de hoy de mantener bajo las siglas del PP el consistorio de la capital de España.

Pese al silencio de Mariano Rajoy en todo lo que tiene que ver con las candidaturas de lugares de referencia como Madrid o la Comunidad Valenciana, la dirección nacional del partido lleva ya más de un mes reuniéndose para concretar aspectos de las próximas citas electorales y los ejes de las campañas. Y, sin pistas sobre cuál puede ser la decisión final del jefe de los conservadores, fuentes conocedoras de estas conversaciones mantienen que están en una coyuntura en la que las siglas van a pesar más que los nombres. En este sentido, subrayan que, sin negar que la expresidenta de la Comunidad de Madrid tiene “mucho tirón” en un determinado sector del electorado, ese “tirón” no se traduce en más de uno o dos escaños respecto a cualquier otro candidato o candidata.

En la actualidad, el Partido Popular tiene 31 escaños de un total de 57 del pleno del consistorio madrileño. Le siguen PSOE (15), IU (6) y UPyD (5). La mayoría absoluta está en 29 asientos, lejos de los sondeos que maneja el PP que, en el mejor de los casos, les otorga 23 concejales.

La ventaja crecería en campaña

Los defensores de Aguirre admiten esta ligera ventaja con la que parte la lideresa –como se definió a sí misma– se incrementará si Rajoy decide finalmente apostar por ella como cabeza de lista. “Muchos de los nuestros están en la abstención y no es un secreto que ella en campaña tiene mucho poder de movilización. En campaña podríamos arañar dos o tres escaños más". No obstante, las cuentas siguen sin salir para que el PP conserve la mayoría absoluta. Así, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, que dejó su cargo institucional en septiembre de 2012, tendría que empezar una ronda de negociaciones para pactar con otras formaciones o estar dispuesta a pasar cuatro años en la oposición.

Sobre la cuestión de las alianzas postelectorales, los conservadores mantienen que lo van a tener difícil si se tiene en cuenta que el resto de partidos van a cuidarse muy mucho de pactar con la formación del Gobierno para no provocar que ello les suponga un castigo de cara a las generales que se celebrarán a finales de 2015. "Contar con el PSOE para las autonómicas y municipales lo tenemos negro, sobre todo por la irrupción de Podemos. Y no está claro que con UPyD vayamos a sumar mayoría", subraya un concejal del Ayuntamiento de Madrid.

Semanas decisivas

Pese a que la opción de Aguirre como candidata es la que más fuerza ha cobrado en el partido en las últimas semanas, todavía resta un paso fundamental: que Rajoy la señale. ¿Cuándo se desvelará el misterio? Para que el PP ratifique a los candidatos de las comunidades autónomas y las principales ciudades es preciso que se reúna el Comité Electoral Nacional. Se trata del órgano interno que tiene como misión dar luz verde a las listas electorales. Este mismo viernes se celebró una de sus reuniones para aprobar, entre otras de menor importancia, la candidatura de Juan Manuel Moreno a las andaluzas y la de José Antonio Monago a la Junta de Extremadura. Pero de Madrid o la Comunidad Valenciana, nada.

Las fuentes consultadas sostienen que, por cuestiones de calendario, las proclamaciones no pueden demorarse mucho. Y los dirigentes más optimistas confían en que la próxima semana haya novedades. De ser así, estas llegarían antes del Comité Ejecutivo Nacional que Mariano Rajoy ha convocado para el lunes 16 de febrero.

En los últimos meses, el presidente del Gobierno y del PP ha escuchado a las opiniones de sus dirigentes más próximos sobre el escenario político de Madrid. Y la tesis mayoritaria que se le ha trasladado ha sido que si quiere tomar el control del PP de Madrid, tan correoso para la dirección nacional del partido, el momento adecuado es ahora.

No obstante, todo parece apuntar a que, con las encuestas muy en contra, el presidente va a optar por el panorama más conservador. A saber: Aguirre, para el Ayuntamiento, e Ignacio González, su delfín en el Gobierno regional, para la Comunidad. 

Los riesgos... y las ventajas

La operación tiene sus riesgos. Los conservadores esperan el desarrollo de la segunda fase de la Operación Púnica y esto podría salpicar a dirigentes que en su día trabajaron muy cerca de la expresidenta, según sostienen las fuentes consultadas. Otro de los riesgos es que Rajoy vuelve a perder el control del PP de Madrid por, al menos, otros cuatro años.

Pero, a ojos de las fuentes consultadas, también tendría ventajas para el presidente del PP. Si Aguirre obtiene un mal resultado, no tendría los mismos efectos puertas adentro del PP de Madrid que si lo obtiene otro candidato alternativo por el que apueste a Rajoy. El aguirrismo, un sector muy crítico con el liderazgo del presidente del PP en la etapa precongresual de junio de 2008aguirrismo, se quedaría sin argumentos para cargar contra la decisión de la dirección nacional del partido.

Tras el nombre de Aguirre, el que más suena es el de la delegada del Gobierno, Cristina Cifuentes. La posibilidad de que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, integre la lista al Ayuntamiento, fue desinflada por su propio jefe hace unas semanas cuando, en una entrevista a la agencia Efe señaló que no pensaba tocar el Gobierno para elaborar las listas de la cita del 24 de mayo.

Aguirre: “No pondría la mano en el fuego por Rajoy”

Aguirre: “No pondría la mano en el fuego por Rajoy”

Este mismo domingo, la presidenta del PP de Madrid volverá a ponerse en el punto de mira de sus rivales internos con una entrevista al programa Salvados (La Sexta).

En uno de los avances facilitados por La Sexta [puede consultarse el vídeo que precede a estas líneas], Aguirre sostiene que ella "no pondría la mano en el fuego ni por Rajoy ni por nadie"

Según informa la cadena, durante la conversación, la presidenta de los conservadores madrileños marca distancias con la dirección nacional afirmando que está "absolutamente a favor de la dación en pago".

Más sobre este tema
stats