LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Abascal se adentra en territorio hostil: sin poder político regional y con la derecha mediática al ataque

El saqueo de Telemadrid

El director de Telemadrid ocultó contratos con Cerezo a la Asamblea de Madrid

El director general de Telemadrid, José Antonio Sánchez, ocultó el 24 de mayo de 2012 en su comparecencia ante la Asamblea autonómica la existencia de al menos dos contratos firmados por la televisión pública con el empresario Enrique Cerezo. infoLibre ha tenido acceso a dichos contratos, que se firmaron el mismo día (21 de diciembre de 2006) y por los que Telemadrid se comprometió a pagar en total 600.000 euros a sendas sociedades del presidente del Atlético de Madrid y amigo personal del presidente madrileño, Ignacio González.

José Antonio Sánchez, que acudió ese día a la Asamblea a explicar la participación de Telemadrid en la sociedad Multipark (en la que una empresa de Cerezo tiene el 35% del capital), negó que Telemadrid le hubiera dado un trato de favor al presidente del Atlético de Madrid. Sánchez explicó de esta forma quién era Cerezo en el mundo audiovisual: "La empresa del señor Cerezo, que se llama Video Mercury, tiene el 80 por ciento del cine español". Y a continuación empezó a dar una serie de datos para intentar demostrar que Telemadrid gastaba más de media anual en compras a Cerezo en la época del socialista Joaquín Leguina (1991-1995) que en los posteriores gobiernos del PP.

El problema es que Vázquez ocultó a los diputados madrileños que Video Mercury no es la única empresa de Cerezo a la que Telemadrid le contrata derechos audiovisuales. infoLibre ha tenido acceso a otros dos contratos con sendas empresas de Cerezo que han recibido fondos de Telemadrid. Uno de ellos está firmado con la empresa Enrique Cerezo Producciones Cinematográficas SA y Telemadrid se compromete a pagar 210.000 euros para la producción de la película The Inquiry y otros 90.000 por los derechos de emisión. El segundo contrato lo firma la televisión pública con la sociedad CIPI Cinematográfica SL y las cantidades comprometidas son las mismas, esta ve zpara la película Todos estamos invitados: 210.000 para la producción y 90.000 por los derechos de emisión.

Ambos contratos se firmaron el mismo día: 21 de diciembre de 2006.

Telemadrid no ha contestado a los requerimientos de infoLibre para que el director general del ente público explique su versión de los hechos.

Los negocios de Cerezo con Telemadrid

Los negocios de Enrique Cerezo con Telemadrid eran múltiples. infoLibre ha desvelado que la empresa Madrid Deporte Audiovisual, participada por Caja Madrid y Telemadrid, abonó 24 millones de euros en publicidad y derechos audiovisuales de partidos amistosos con el Atlético de Madrid, sin que la empresa de capital público explotara los mencionados derechos publicitarios.

Madrid deporte Audiovisual también firmó un contrato de más de 230 millones de euros con el Atlético de Madrid,

que a cambio cedia sus derechos audiovisuales de los partidos oficiales de cinco temporadas. Y lo hizo pese a que un informe interno de Caja Madrid aseguraba que esta inversión solo sería rentable a partir del octavo año.

Además, este periódico descubrió que Telemadrid también se había dedicado a financiar el agujero económico del Atlético, anticipándole pagos por los derechos contratados. La dirección de la televisión pública se ha negado a aclarar cuántos millones adelantó al equipo de fútbol y si recuperó la inversión. 

Cobros en 'B' de Luis Bárcenas

Según los papeles de Bárcenas, el director general de Telemadrid, José Antonio Sánchez, habría percibido en 1994, cuando trabajaba para ABC como periodista, al menos 400.000 pesetas de la caja B del extesorero del PP, que el 27 de octubre cumplirá tres meses en prisión.

Sánchez ha mantenido una carrera periodística muy vinculado a decisiones del PP. En julio de 2002 y gracias a la propuesta de la formación conservadora, fue nombrado director general de Radiotelevisión Española, y en 2011 Esperanza Aguirre le llevó a la dirección general de Telemadrid. En estos momentos Sánchez permanece imputado a raíz de una querella interpuesta por CCOO, y por la que ya declaró ante el Juzgado de Instrucción número tres de Pozuelo de Alarcón (Madrid), por los supuestos delitos de prevaricación, delito contra los trabajadores y malversación de fondos públicos.

Más sobre este tema
stats