LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El cóctel del populismo: un tercio de descontento económico, dos de “amenaza a la nación y los valores”

Memoria histórica

El Ejército admite que altos cargos acudieron al entierro del general golpista Sanjurjo en Melilla

El general golpista José Sanjurjo.

infoLibre

El general golpista José Sanjurjo fue enterrado el pasado 23 de marzo en un panteón militar de Melilla, en secreto y en presencia de altos cargos del Ministerio Defensa, según el boletín quincenal carlista Siempre P'alante. El Ejército ha confirmado este viernes a través de un comunicado de la Comandancia General de Melilla que aquel día se celebró "una sencilla ceremonia, íntima y privada", pero niega que se realizara con "honores militares". "No formó ninguna unidad ni piquete ni guión ni cornetín. Asistió el actual comandante general de Melilla acompañado de una pequeña comisión", asegura la nota.

Los restos fueron trasladados desde la base de Colmenar Viejo (Madrid) hasta Melilla a bordo de un helicóptero del Ejército de Tierra, según informa El País. Según esa información, el helicóptero tenía que cubrir ya este trayecto por lo que "no implicó ningún coste adicional, según fuentes militares". 

Sanjurjo fue exhumado el pasado 16 de noviembre del Monumento a los Caídos en Pamplona por una decisión del ayuntamiento de la ciudad, gobernado por Bildu, en aplicación de la Ley de Memoria Histórica de Navarra, junto con los de otros, como el general golpista Emilio Mola, después de que un juzgado desestimara un recurso en contra presentado por familiares de los fallecidos.

La ceremonia de inhumación de Sanjurjo, nacido en 1886 en Pamplona, se llevó a cabo, según testigos presenciales, respetando los honores de su rango –teniente general– y fue presidida por las autoridades militares y civiles de la ciudad autónoma en el Pabellón de Héroes de Regulares del Cementerio de Melilla, incluido el presidente y senador por dicha circunscripción, Juan José Imbroda, según informa El Confidencial.

"Una vez fuera de Navarra, los restos del general recibieron los honores propios de su rango y descansan en Melilla en la avanzada de España junto a las columnas de Hércules. Plus Ultra. Sanjurjo sigue respetado, y a pesar de todo y del inexplicable silencio de los buenos –¡paz en Cristo al héroe y mártir!–, cada vez con más unción en la memoria viva del pueblo fiel", publica en su crónica Siempre P'alante.

La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Marian Beitialarrangoitia, ha solicitado la comparecencia de la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, para que explique la participación de autoridades militares en el entierro del general franquista. Asimismo, el senador de EH Bildu Jon Iñarritu ha registrado una batería de preguntas en las que quiere saber quién organizó el traslado, quién lo decidió, quiénes participaron y cuál fue su coste.

La nota de Defensa indica que "ante la exhumación, el pasado 16 de noviembre de 2016, de los restos del general Sanjurjo en Pamplona, la familia solicitó que fuese enterrado en un panteón militar". "Atendiendo a que fue comandante general de Melilla, estuvo al mando de fuerzas de Regulares y estaba en posesión de dos cruces Laureadas de San Fernando (1914 y 1926), se autorizó que el entierro se celebrase en el cementerio municipal de Melilla", añade.

El Gobierno gastó 73.000 euros en la peregrinación militar a Lourdes

El Gobierno gastó 73.000 euros en la peregrinación militar a Lourdes

A Sanjurjo se le consideró durante décadas el salvador de Melilla por haber desembarcado en la ciudad tras los sucesos de Annual, al frente de un Ejército en el que Francisco Franco era por entonces un oficial más. La batalla de Annual fue una gravísima derrota militar ante los rifeños comandados por Abd el-Krim el 22 de julio de 1921 que causó más de 13.000 bajas –10.973 españoles y 2.390 indígenas– y derivó en una de las más importantes crisis políticas de la monarquía de Alfonso XIII. Tras proclamarse la República en 1931, Sanjurjo fue uno de los militares que conspiró en su contra liderando en agosto de 1932 una sublevación fracasada conocida como la sanjurjada. Organizador y referente indiscutible del golpe de estado del 36, estaba previsto que fuera el comandante en jefe del bando sublevado al inicio de la rebelión. pero el 20 de julio, cuando iba a tomar el avión desde Portugal para trasladarse a la zona sublevada y tomar el mando, sufrió un accidente durante el despegue de la avioneta y falleció.

Tal y como recuerda Noticias de Navarra los restos de los combatientes franquistas fueron exhumados de la cripta de los Caídos el pasado 16 de noviembre bajo la supervisión del equipo técnico de la Sociedad de Ciencias Aranzadi, con el doctor forense Francisco Etxeberria al frente. Entre ellos estaban los restos de Sanjurjo.  Lo llamativo del caso es que mientras todas las familias de los combatientes optaron por llevar los restos a sus respectivos panteones familiares, en el caso de Sanjurjo, cuyos descendientes batallaron en los tribunales hasta el final para impedir la exhumación, se optase por llevarlos a un pabellón militar en Melilla.

 

Más sobre este tema
stats