LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

Negocios bajo sospecha

Un empresario acusado de la ruina del Banco de Valencia culpa al Gobierno de favorecer a Fainé

El empresario valenciano Eugenio Calabuig ha presentado un escrito en la Audiencia en el que acusa al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), organismo dependiente del Gobierno, de favorecer a Isidro Fainé posibilitando que Caixabank se hiciera con el Banco de Valencia y de esta forma lograra "a bajo precio" el control de la empresa Aguas de Valencia.

Eugenio Calabuig es uno de los cinco integrantes de esta familia de empresarios valencianos que están imputados en una de las piezas separadas del caso Banco de Valencia. En concreto, una querella presentada por el propio FROB, y que está siendo investigada por la Fiscalía Anticorrupción, les acusa de provocar importantes pérdidas a la entidad financiera valenciana con una inversión realizada en la promotora Costa Bellver, propiedad de los Calabuig.

El FROB es un organismo público dependiente del Ministerio de Economía que ha servido para sufragar los rescates bancarios en España, que superaron los 60.000 millones de euros. Su consejo de dirección cuenta con representantes del Banco de España y del Gobierno central.

infoLibre se ha puesto en contacto con Caixabank, que asegura que la adjudicación por parte del FROB al Banco de Valencia por un euro ha sido "absolutamente impecable". Además, fuentes oficiales de la entidad financiera catalana destacan que todo el proceso ha contado con la supervisión del Gobierno y de la Unión Europea "y nunca ha sido puesto en duda". En definitiva, niegan de forma tajante cualquier irregularidad. 

La operación

La acusación del FROB y de la Fiscalía contra los Calabuig se centra en una operación llevada a cabo por Aguas de Valencia, una empresa dirigida por Eugenio Calabuig, pero cuyo accionista mayoritario era el Banco de Valencia. En concreto, Aguas de Valencia adquirió acciones de una promoción inmobiliaria de Costa Bellver, sociedad también de los Calabuig, en plena crisis inmobiliaria. Esta iniciativa provocó numerosas pérdidas a Banco de Valencia. Sólo en un año el valor de esta inmobiliaria bajó un 21%.

Además, la Fiscalía Anticorrupción investiga el pago de más de 22 millones por parte del empresario Eugenio Calabuig –y sus familiares– a la empresa Gestor Inversiones Izpa, vinculada al ex consejero delegado de Banco de Valencia Domingo Parra, según explicaron a infoLibre fuentes del caso.

Pero según la familia Calabuig, el FROB se negó hasta en tres ocasiones a aceptar su oferta, que consistía en recomprar las acciones de Aguas de Valencia en Costa Bellver por el precio original y adquirir también las acciones del Banco de Valencia en su filial de Aguas. ¿Por qué se negó? Siempre según la versión de los Calabuig, porque el objetivo del FROB sería entregar el Banco de Valencia, y su rentable filial de Aguas, a la entidad financiera presidida por Isidro Fainé. "Teniendo en cuenta la doble vinculación de Isidro Fainé con el FROB y con Caixabank, y su directa participación en el proceso de venta de Banco de Valencia, resulta necesario su interrogatorio como testigo, toda vez que fue parte directa en la negociación de la adquisición de Aguas de Valencia por Caixabank y de decisiones adoptadas en el seno del FROB que pudieran resultar vinculadas con la interposición de la querella", se indica en el escrito presentado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz.

Isidro Fainé formó efectivamente parte del FROB, pero fuentes de Caixabank sostienen que abandonó su puesto en este organismo controlado por el Gobierno "bastantes meses antes" de que el Banco de Valencia le fuese adjudicado a la entidad financiera catalana.

El rechazo por parte del FROB a que los Calabuig recomprasen las acciones de Aguas de Valencia en Costa Bellver es motivo suficiente, en su opinión, para que no se les pueda acusar de perjudicar al Banco de Valencia. En el escrito presentado en la Audiencia Nacional, Eugenio Calabuig sostiene que si se hubiese producido un perjuicio para el Banco de Valencia –por la decisión de comprar acciones de Costa Bellver a través de Aguas de Valencia– sería "imputable objetivamente a la decisión del FROB, de acuerdo con Caixabank, de mantener la inversión en Costa Bellver, con la finalidad de poder transmitir Aguas de Valencia a esta última a bajo precio y que fuera Caixabank (en lugar de Banco de Valencia) quien materializara las plusvalías latentes".

El documento presentado ante el juez Pedraz por el abogado de Calabuig, José Antonio Choclán, focaliza las dudas de la operación de Aguas de Valencia en la actuación de Fainé: "En el momento en el que se lleva a cabo el proceso de venta, Fainé, presidente de Caixabank y vicepresidente de Aguas de Barcelona, forma parte de los órganos de dirección del FROB. A esta parte no le cabe duda de que el interés de Caixabank en adquirir Banco de Valencia está directamente vinculado con la adquisición de Aguas de Valencia".

Y como ejemplo de las presuntas maniobras de Fainé para hacerse con Banco de Valencia, en el escrito se destaca que la oferta de los Calabuig por las acciones de Aguas de Valencia era "muy superior a la que fue ofrecida por Caixabank". Por ello, el empresario valenciano pide al juez Pedraz que indague "las razones por las que el FROB vendió a un precio muy inferior al ofrecido por la familia Calabuig".

Caixabank: "todo fue impecable"

Banco de Valencia, que fue rescatado por el Gobierno con 6.575 millones, fue adjudicado a Caixabank en diciembre de 2012 por un euro. Este es el motivo por el que Caixabank se convierte desde ese momento en la acusación particular de la pieza separada de Aguas de Valencia que se investiga en la Audiencia Nacional.

"El proceso de adjudicación por parte del FROB al Banco de Valencia ha sido impecable". Así de contundente se expresan fuentes oficiales de Caixabank, que recuerdan que la entidad financiera catalana se hizo con el banco valenciano sin que el proceso fuera cuestionado por nadie. Además, recuerdan que el proceso fue controlado por los organismos oficiales españoles y por Bruselas, sin que pusieran ninguna objeción.

Con respecto a la acusación por parte de los Calabuig de que Fainé formaba parte del FROB cuando este organismo adjudicó el Banco de Valencia a Caixabank, las fuentes oficiales consultadas por infoLibre destacaron que la presencia del banquero catalán en el FROB era "en representación de la Confederación Española de Cajas de Ahorros" y que se desvinculó de dicho organismo "bastantes meses antes del cierre de la operación del Banco de Valencia".

"Son hechos que no tienen nada que ver, pues la operación de los Calabuig fue muy anterior a la presencia de Caixabank en Banco de Valencia", completan desde Caixabank.

Más sobre este tema
stats