Podemos

El 'errejonismo' se juega uno de sus tres feudos autonómicos en las primarias de Podemos Euskadi

El candidato oficialista a dirigir Podemos Euskadi, Lander Martínez, junto a la secretaria general saliente, Nagua Alba.

Las direcciones de Podemos en Euskadi y Asturias se renuevan y, este viernes, el partido morado anunciará los resultados de las primarias internas que han tenido lugar en los últimos días entre sus bases asturianas y vascas para escoger a los nuevos líderes de la formación en esas comunidades. Mientras Podemos Asturias siempre se ha mantenido al margen de las corrientes estatales del partido y es una de las ramas autonómicas más estables del partido, en Euskadi, una federación mucho más conflictiva, el errejonismo se juega mantener uno de los tres feudos autonómicoserrejonismo que aún controla, junto a Aragón y la Región de Murcia.

Desde el pasado viernes y hasta este miércoles, Podemos ha tenido abiertas las urnas de sus procesos internos para elegir a sus nuevos secretarios generales y Consejos Ciudadanos –los máximos órganos entre congresos– en Asturias y Euskadi y también en la ciudad de Madrid. En el Principado, el congreso autonómico de Podemos ha tenido lugar después de que la dirección comandada por Daniel Ripa cumpliera sus tres años de mandato, pero en el País Vasco la secretaria general saliente, la errejonista Nagua Alba –que no se presenta para repetir en el cargo, a diferencia de Ripa–, lo convocó de manera extraordinaria tras apenas año y medio en el cargo.

Y es que, en Podemos Euskadi, la lucha entre corrientes y la inestabilidad han sido permanentes desde la fundación del partido morado, y el pasado mes de agosto algunos de los críticos de la formación en esa comunidad –identificados con el sector pablistaexigieron la convocatoria de un congreso extraordinario argumentando que Podemos Euskadi debía adaptarse a las tesis victoriosas en Vistalegre II: las del secretario general, Pablo Iglesias.

A finales de agosto, Alba terminó cediendo a estas peticiones y convocó las primarias, a las que anunció que no se presentaría –tampoco ha concurrido su hasta ahora número dos, Eduardo Maura– pero en las que son hasta seis los candidatos a secretario general. El secretario de Organización saliente, Lander Martínez, lidera la plancha de la corriente errejonista; la juntera guipuzcoana María Valiente hace lo propio con la lista pablista; y la portavoz de Podemos en las Juntas Generales de Bizkaia, Neskutz Rodríguez, se presenta encabezando al sector anticapitalista. Junto a ellos tres, también han concurrido Rafael Garde Vicinay, Manuel García Alfaro y Asun Merinero, no identificados con ninguna familia y que a priori tienen pocas opciones de salir elegidos.

Lander Martínez encabeza la lista oficialista Guztiok bat que, según las fuentes consultadas, parte como favorita. En su presentación, Martínez dejó claro que su intención es mantener una línea continuista con respecto a la seguida por la dirección en el último año y medio, y aseguró que su otra gran prioridad será reforzar la estructura del partido a nivel territorial de cara a las elecciones forales y municipales de 2019. "Queremos potenciar el asentamiento final de Podemos Euskadi para que sea una figura política que esté para siempre en la política vasca", señaló. En la lista de Martínez, de mayoría errejonista, también se han integrado algunos antiguos críticos pablistas.

No obstante, tanto María Valiente como Neskutz Rodríguez –las candidatas pablista y anticapitalista, respectivamente– comparten que el partido morado ha tomado en el País Vasco una "deriva" demasiado "institucional". "Hay que traer el mandato de Vistalegre II a Euskadi, y eso implica que tenemos que estar en la calle y escuchar a la ciudadanía", critica Valiente, que aboga por potenciar los círculos del partido haciendo obligatorio que los cargos públicos tengan que rendir cuentas ante ellos participando en sus reuniones. Fuentes de la candidatura pablista, además, reclaman "integración" en los órganos de dirección de las corrientes perdedoras tras el congreso. "Hasta ahora, no se ha sumado a las sensibilidades" a la toma de decisiones, critica un dirigente.

Por su parte, las diferencias que expone Rodríguez no son tanto de índole organizativa como política. "Nosotros seguimos apostando por procesos constituyentes, por un Podemos rupturista, porque creemos que está tomando un carril central y reformista", sostiene la anticapitalista, que hace suya una de las principales críticas de su corriente a las tesis lideradas por Íñigo Errejón. Y pone un ejemplo de esta supuesta moderación el cisma que sufrió el grupo parlamentario de Podemos en las Juntas Generales de Álava en diciembre del año pasado, cuando cuatro junteros no obedecieron la orden de la dirección de abstenerse en la votación de los presupuestos provinciales.

"Nos abstuvimos por conseguir un millón de euros para una partida en unos presupuestos de 400 millones. Eso no cambia la vida de la gente", denuncia Rodríguez, que también tiene diferencias con la actual dirección sobre la manera en la que Podemos debe presentarse a las próximas elecciones municipales y provinciales. "Creemos que hay que ir más allá de Elkarrekin Podemos [la coalición con IU y Equo con la que la formación se presentó a las elecciones autonómicas de 2016], y eso implica formar candidaturas de unidad popular con gente de la sociedad civil y de colectivos sociales", sostiene la candidata anticapitalista, que aboga por repetir la misma fórmula que en 2015 y no utilizar la marca del partido morado en los comicios.

Asturias, récord de participación

En Asturias son tres los candidatos a la Secretaría General: el actual líder, Daniel Ripa; el también parlamentario autonómico Héctor Piernavieja; y la anticapitalista Vanesa Llaneza. No obstante, sólo Llaneza se identifica claramente con una de las principales familias de Podemos, ya que en Asturias los principales dirigentes de la formación se han cuidado mucho desde la fundación de no reproducir el mismo esquema de corrientes que rige en el partido a nivel estatal, lo que ha favorecido que la rama asturiana de Podemos sea una de las más estables de toda España. Este mismo miércoles, la dirección asturiana hizo público que en las primarias han participado 3.178 personas, el 36,3% del censo de militantes activos –aquellos que han accedido en el último año a la plataforma de votación de Podemos–, lo que en términos porcentuales supone un récord de participación en un congreso autonómico en el partido morado. 

Ripa y la lista oficialista que encabeza son los principales favoritos en las primarias. El actual secretario general siempre se ha querido alejar de la lucha de familias dentro de Podemos –de hecho, ni siquiera quiso mostrar públicamente sus preferencias en Vistalegre II, donde prácticamente todos los líderes del partido se posicionaron–, pero la mayor parte de los dirigentes autonómicos y municipales han apoyado su candidatura. De los nueve diputados con los que cuenta Podemos en la Junta General del Principado de Asturias, cinco –incluyendo al portavoz, Emilio León– acompañan a Ripa en su lista, y además el actual secretario general también cuenta con el apoyo de la vicealcaldesa de Oviedo, Ana Taboada.

Por su parte, Piernavieja tiene el apoyo de las otras dos parlamentarias autonómicas de Podemos y, además, el de dos de las dirigentes asturianas presentes en el Consejo Ciudadano estatal de la formación morada: la eurodiputada Estefanía Torres y la diputada estatal y secretaria de Feminismos Sofía Castañón, que también está en la ejecutiva liderada por Pablo Iglesias. El candidato se ha comprometido a dimitir como diputado autonómico si es elegido secretario general para poder tener "dedicación exclusiva" al puesto, y ha reclamado a Ripa que haga lo mismo si revalida su puesto.

Las diferencias entre ambos proyectos no son grandes, y de hecho Piernavieja ha reconocido durante la campaña que institucionalmente Podemos ha funcionado bien durante la etapa de Ripa como secretario general. No obstante, sí que hay divergencias: el candidato crítico, por ejemplo, aspira a mejorar la relación con IU –en Asturias, la federación liderada por Gaspar Llamazares está bastante alejada de Podemos–, y también ha planteado limitar las iniciativas judiciales contra la corrupción del partido –que encauza a través del Observatorio Anticorrupción de Asturias, una organización hermana– para así tener "un mayor espacio en las instituciones legislativas para construir".

Julio Rodríguez gana las primarias y será  nuevo secretario general de Podemos en Madrid

Julio Rodríguez gana las primarias y será nuevo secretario general de Podemos en Madrid

Más sobre este tema
stats