Transparencia

Feijóo lleva tres años sin publicar su IRPF tras presumir de transparencia cuando estalló el 'caso Bárcenas'

Alberto Núñez Feijóo.

"Una exigencia moral". Así calificó en 2013 el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, la necesidad de que los dirigentes políticos fuesen transparentes.meses después del estallido del caso de los papeles de Bárcenas, Feijóo hizo pública su declaración de bienes por segunda vez desde que llegó al poder –en 2011, tanto el presidente como los consejeros de la Xunta también revelaron sus patrimonios–. En ese momento, el dirigente gallego sostenía como máxima que "cuanta más transparencia, más tranquilidad para los ciudadanos", y de hecho llegó a proponer en el Parlamento de Galicia que todos los diputados hiciesen públicos sus bienes, patrimonio y rentas.

“Voy a seguir dando las explicaciones que me solicite la Cámara y los gallegos. Voy a seguir tomando decisiones y voy a seguir garantizando la gobernabilidad de Galicia”, aseguró entonces Feijóo, que exigió al resto de grupos que diesen ejemplo “por el bien de la política”. 

En aquel año 2013, Feijóo llegó a calificar como "una exigencia moral" la necesidad de que los dirigentes políticos fuesen transparentes. Pero esta postura del presidente gallego pronto quedó en agua de borrajas, ya que desde entonces el presidente de la Xunta no ha publicado más datos sobre sus ingresos y su patrimonio.

Los datos de Feijóo entre 2009 y 2012

Actualmente, en la web de la Xunta los ciudadanos pueden acceder a siete documentos relativos a Feijóo: las declaraciones de bienes de los años 2009 y 2012 –los años en los que accedió a su primer y segundo mandato, respectivamente–, las declaraciones de IRPF de entre 2008 y 2011 –ambos años incluidos– y un documento donde se acreditan las nóminas recibidas por el presidente en el año 2012. Hay que tener en cuenta que, cuando se hizo pública esta documentación en marzo de 2013, la última declaración de IRPF que habían presentado los contribuyentes era la correspondiente al año 2011.

Desde entonces, Feijóo no ha hecho público ningún documento relativo a los siguientes ejercicios y la Xunta, a preguntas de infoLibre, no quiso explicar por qué oculta los datos de las rentas percibidas en los tres últimos años.

En otras palabras: cuando el escándalo de los papeles de Bárcenas estaba en su máximo apogeo, Feijóo se presentó como un abanderado de la trasparencia fiscal y patrimonial de los políticos. Desde entonces, no volvió a publicar ningún dato más sobre la evolución de sus rentas y de su patrimonio.

En su declaración de bienes más reciente, con fecha de 2 de noviembre de 2012, Feijóo declaró tener 109.000 euros en un depósito a plazo fijo, otros 11.506 en una cuenta corriente y 82.509 en un plan de pensiones, así como varias propiedades inmobiliarias: dos viviendas, una en Madrid y otra en Vigo, y una plaza de garaje, también en la ciudad pontevedresa. El presidente también declaró poseer una finca rústica en Santiago de Compostela y otra urbana en la localidad de Moaña (Pontevedra), así como un coche de 2011. Todos estos bienes procedían de compraventas.

La declaración de bienes de Feijóo también incluía las rentas que percibió durante ese año: su sueldo como presidente de la Xunta, que ascendió a 76.765 euros, supuso la mayor parte de la retribución del dirigente, si bien los intereses de sus depósitos bancarios le reportaron casi 3.500 euros y con el alquiler de uno de sus inmuebles ganó 10.800 euros más. Feijóo complemento sus ingresos con 114 euros procedentes de los dividendos a los que tuvo derecho como poseedor de 75 acciones de Telefónica.

Las diferencias con respecto a su declaración del año 2009 son palpables, sobre todo a nivel dinerario. Y es que el presidente de la Xunta declaró poseer 45.377 euros en una cuenta corriente, así como un plan de pensiones con un valor de 51.183 euros; lejos, en cualquier caso, de las cifras que sumaba tan sólo tres años después. Sus ingresos también eran mucho más modestos: cobraba 31.040 euros como diputado en el Parlamento de Galicia, a los que se añadieron 839 euros en concepto de intereses por un depósito bancario y otros 149 euros por los dividendos de sus acciones de Telefónica. 

Rajoy aún no ha publicado su IRPF de 2014

La falta de transparencia del Gobierno gallego llama la atención por la vehemencia con la que Feijóo defendió la publicación de las declaraciones de bienes e IRPF en 2013. Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también hizo públicas en plena tormenta por la aparición de los papeles de Bárcenas sus declaraciones de la renta y del impuesto de patrimonio, así como sus retribuciones anuales desde el año 2003 hasta el 2013. Sin embargo, aún no ha publicado los datos correspondientes a 2014, a pesar de que hace casi dos meses que concluyó el plazo para presentar la declaración.

La publicación de estos datos vino acompañada de un comunicado en el cual Moncloa detallaba que Rajoy percibió entre 2004 y 2011 "su sueldo como diputado por Madrid más la retribución como presidente del PP, abonada en concepto de gastos de representación y declarada en su integridad", una cantidad total que ascendió a casi 1,1 millones de euros. Todo ello, explicaba la nota, sin contar las "rentas adicionales producto de su patrimonio invertido en deuda pública, valores y bienes inmobiliarios", así como las dietas del Congreso, exentas de tributación.

"En los ejercicios fiscales facilitados, el presidente del Gobierno abonó a Hacienda una cantidad total de 840.131 euros en concepto de cuota de su Impuesto de la Renta, y otros 30.161 euros como cuota del Impuesto del Patrimonio", remachaba Moncloa.

De igual forma, para encontrar una declaración de bienes de Rajoy hay que acudir a su ficha en la web del Congreso de los Diputados, cuando en 2011 detalló su patrimonio al tomar posesión de su escaño. En ese momento, el presidente del Gobierno declaraba tener un depósito bancario de 59.909 euros, así como 313.780 euros invertidos en un fondo de inversión, otros 143.181 euros en acciones y 80.572 en seguros de ahorro. En cuanto a sus bienes inmuebles, Rajoy declaró cinco propiedades urbanas: dos en Madrid –un apartamento y su vivienda habitual–, dos en Pontevedra –otro apartamento con plaza de garaje y una oficina– y el 25% de una cuarta vivienda en Canarias.

Andalucía y Madrid son las únicas comunidades cuyas presidentas muestran su declaración de IRPF

Andalucía y Madrid son las únicas comunidades cuyas presidentas muestran su declaración de IRPF

Más sobre este tema
stats