LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Así funciona el doble rasero ante la corrupción: el nuevo PP cerró filas con Ayuso y el PSOE cerca a Ábalos

Memoria histórica

Garzón a Zapatero: “Investigar los crímenes del franquismo es una terapia democrática”

Zapatero Garzón

Ibon Uría

El expresidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el magistrado Baltasar Garzón han discrepado este lunes en torno a la posibilidad de abrir una Comisión de la Verdad para esclarecer los crímenes de la dictadura franquista. En palabras de Zapatero, no hay espacio para una comisión como la que reclaman numerosas asociaciones. Garzón, por su parte, se ha declarado "partidario" de la iniciativa. 

El desacuerdo ha tenido lugar en la inauguración de un seminario que se celebra en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. La Comisión, ha insistido Garzón, es una "necesidad" y una "terapia democrática": "En la transición no se trataron los crímenes franquistas, se olvidaron y no se ha dado ningún otro debate", ha insistido.

No es la primera ocasión en la que Garzón realiza una demanda similar. En septiembre, la Fundación que lleva su nombre puso en marcha una campaña para esclarecer la verdad y permitir a los familiares de las víctimas de la dictadura franquista encontrar a sus seres queridos, en la que participaron personas como Federico Mayor Zaragoza, Iñaki Gabilondo y Mamen Mendizábal.

Zapatero, por su parte, ha subrayado que la recuperación de la verdad "forma parte del núcleo esencial del trípode democracia, consenso, reconciliación", pero ha recordado que la Ley de Memoria Histórica ya supone, a su juicio, "una declaración de ilegitimidad de todas las decisiones y leyes del franquismo" y que la Ley de Amnistía "abrió la puerta a la transición" y fue aprobada "por el 90% del Parlamento, liderada en gran medida por la izquierda".

Un trabajo "ingente"

En la misma línea, el dirigente socialista ha defendido el trabajo emprendido a partir de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica de 2007 que, ha dicho, permitió a "en torno a 500.000 personas" recibir "todo tipo de prestaciones" y ampliar "el reconocimiento moral y político del bando republicano".

El expresidente ha valorado positivamente los trabajos relacionados con "fosas comunes, los juicios sumarios del franquismo, los símbolos franquistas, el Valle de los Caídos, etcétera", acometidos desde 2007, momento hasta el que su equipo de Gobierno se planteó "si quedaron tareas por hacer para de verdad convertir esa transición en modélica y ejemplar tal y como se la ha considerado todo este tiempo".

"Precisamente porque hicimos una gran transición nos debemos de sentir una gran democracia, y una gran democracia es aquella que no deja a ningún ciudadano desamparado de ningún derecho, tampoco del derecho a la memoria familiar y personal", ha concluido Zapatero, quien también ha dicho que lo relacionado con las fosas comunes en España es "fundamental" para que se "puedan ir cerrando heridas".

Campaña a favor de una comisión de la verdad sobre la dictadura

Campaña a favor de una comisión de la verdad sobre la dictadura

Un reconocimiento de mínimos

"No puedo estar de acuerdo con el silencio oficial y permanente que todos los gobiernos en este país han mantenido hasta el momento", ha replicado Garzón, quien ha calificado la Comisión de la Verdad de "lo mínimo que las víctimas se merecen". "El esfuerzo de tu Gobierno también hay que dejarlo anotado –le ha dicho el magistrado a Zapatero–, pero un pueblo que no es capaz de reconocer lo que ha sufrido está condenado a repetir los mismo hechos".

En este sentido, el magistrado se ha mostrado más cercano a "los esfuerzos que se están haciendo en Brasil, Argentina, Colombia o Uruguay". Finalmente, Garzón ha lamentado que en España "salten ampollas" cuando se citan los crímenes de la dictadura franquista y se ha mostrado deseoso de que llegue el día "en que la Justicia pida perdón a las víctimas de la dictadura". "Ese día seré yo el que diga contigo –en alusión al expresidente– que firmo la reconciliación".

Más sobre este tema
stats