fiesta nacional

El incidente del paracaidista y los pitos a Sánchez protagonizan el desfile

infoLibre

Los pitos al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, el incidente del paracaidista que portaba la bandera de España y la voz de la soprano Ainhoa Arteta entonando La muerte no es el final han sido los protagonistas del desfile que ha recorrido este sábado el centro de Madrid con motivo del Día de la Fiesta Nacional, según recoge Europa Press.

La sorpresa de la jornada ha llegado al inicio del acto cuando el paracaidista encargado de descender con la enseña nacional, el cabo primero Luis Fernando Pozo, se ha quedado enganchado de una farola sobre una de las tribunas de invitados y ha tenido que ser rescatado por un vehículo-grúa VAMTAC del Ejército de Tierra. El incidente ha quedado en un susto y el militar no ha sufrido lesiones pese al fuerte golpe y haber permanecido durante unos minutos colgado de la farola. Tanto él como el paracaidista que ejercía de guía -con casi 1.000 saltos de experiencia- han sido saludados al finalizar el desfile por el rey, la reina y el presidente del Gobierno. El cabo primero Pozo ha recibido emocionado este reconocimiento.

Precisamente Pedro Sánchez ha sido otro de los protagonistas involuntarios de la jornada al ser recibido con los abucheos y pitos del público, como ya ocurriera el año pasado. Los ciudadanos situados en las zonas más próximas a las tribunas de autoridades -en una zona a la que se accedía con invitación- han manifestado su rechazo al presidente en funciones con gritos de "fuera, fuera" e incluso algún insulto, pese a que no ha sido anunciado en ningún momento por megafonía.

 

Pese al pequeño accidente del paracaidista, el desfile ha continuado según lo previsto y la bandera nacional ha sido izada para rendir honores a los caídos por España, que ha culminado con una pasada de la Patrulla Águila. En esta edición la soprano Arteta ha sido la encargada de entonar La muerte no es el final. También ha habido un especial recuerdo para el comandante Francisco Marín, fallecido el pasado mes de agosto en un accidente aéreo. Durante el desfile han sido evocados además el comandante Daniel Melero y la alférez alumna Rosa María Almirón, también fallecidos recientemente en un accidente.

En la parada militar han desfilado unos 4.200 efectivos de los Ejércitos y la Armada, así como de la Guardia Civil, Policía Nacional, Protección Civil y Salvamento Marítimo, además de 76 aeronaves y más de 150 vehículos. Los ciudadanos de Madrid han llenado de banderas de España desde primera hora de la mañana los dos kilómetros de recorrido.

 

El acto ha estado presidido por los reyes acompañados por sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía. También ha asistido el Gobierno al completo y las principales autoridades civiles y militares del Estado. La representación de los partidos políticos ha corrido a cargo de los líderes de cada formación -Pablo Casado del PP, Albert Rivera de Ciudadanos y Santiago Abascal de Vox-, excepto el presidente de Podemos, Pablo Iglesias, que igual que en años anteriores no ha asistido al desfile y ha delegado la representación en los dirigentes morados Gloria Elizo y Txema Guijarro.

También han estado presentes todos los presidentes de comunidades autónomas menos los de Cataluña y País Vasco, Quim Torra e Iñigo Urkullu. Y se han estrenado como anfitriones la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el alcalde de la capital, José Luis Martínez Almeida.

El desfile terrestre lo ha abierto un componente mecanizado integrado por 102 vehículos en el que han participado representaciones de veteranos de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil, del personal discapacitado y de reservistas voluntarios. A continuación, una patrulla temática con vehículos de apoyo similar a los que han desplegado en zonas de operaciones, como Afganistán o Iraq, ha realizado el mismo recorrido seguida de vehículos especiales del Ejército de Tierra, Armada, Ejército del Aire, UME, Guardia Civil, Cuerpo Nacional de Policía, Salvamento Marítimo y Protección Civil.

 

Finalizado el desfile de vehículos, se ha dado paso al desfile de a pie de las cuatro agrupaciones de las diferentes unidades del los Ejércitos, la Armada y la Guardia Civil. Como novedad este año, las tropas del Líbano, Senegal, Mauritania y Malí han desfilado en un lugar preferente como países invitados.

También este año ha desfilado la bandera del buque escuela Juan Sebastián de Elcano con motivo del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo, además de la bandera del Tercio Viejo de Sicilia que cumple 300 años. Por otro lado, también ha participado en el desfile una representación de los guiones de las unidades que han colaborado en misiones internacionales, a modo de homenaje por el 30 aniversario de la presencia de las Fuerzas Armadas en el exterior. También ha habido una representación de militares que recientemente han sido condecorados por sus intervenciones en misiones internacionales, sus méritos, servicios, acciones distinguidas o intervenciones en misiones internacionales.

Como cada año, los más aplaudidos han sido los representantes de la Guardia Civil, de la Unidad Militar de Emergencias (UME) o los integrantes de La Legión, que en esta ocasión han desfilado acompañados por el chivo Pacoli como mascota.

En un segundo bloque, han participado las unidades a caballo, que como todos los años, estará la sección hipomóvil de la Batería Real y el Escuadrón de Sables de la Agrupación de Reserva y Seguridad de la Guardia Civil. El tercer bloque lo ha cerrado de nuevo la Patrulla Águila y el arriado de la bandera española en honor a los fallecidos.

 

Un millar de personas en la recepción

Alrededor de un millar de personas han asistido a posteriori a la recepción que han ofrecido los reyes en el Palacio Real y que, en esta ocasión, se ha celebrado en un clima preelectoral y marcado por la filtración de informaciones sobre la sentencia del Tribunal Supremo en el juicio a los impulsores de la secesión de Cataluña. Todas las miradas estaban puestas en el presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, que ha ocupado su sitio en la fila para, como todos los invitados, saludar a Felipe VI y Letizia Ortiz .

Después, en los habituales corrillos tras los largos saludos, nadie ha querido comentar la sentencia hasta que se publique oficialmente. Marchena ha advertido de que hasta el último momento puede haber discrepancias, Pedro Sánchez ha avanzado que comparecerá en Moncloa cuando ésta sea oficial y el presidente del PP, Pablo Casado, ha aventurado que tendrá un efecto balsámico. El de Ciudadanos, Albert Rivera, ha querido transmitir "ánimos" a Marchena.

 

El otro foco, cuando faltan menos de un mes para las elecciones, han sido las estrategias electorales. Sánchez, que el domingo presentará su plan de "desbloqueo", asume que las encuestas arrojan una ralentización para el PSOE pero insiste en que son un punto de partida y está convencido de que los ciudadanos "votarán desbloqueo" y habrá gobierno en diciembre. En cambio, Pablo Casado cree que al PSOE la campaña se le está haciendo larga, al contrario que al PP. El conservador va a seguir con su estrategia de hablar de los problemas reales de la gente y no de asuntos como la exhumación de Franco. Además, cree que si el PSOE piensa seguir en su estrategia de intentar dar miedo con Vox, debería ver que Vox ya no da miedo.

En esta ocasión no ha asistido ningún expresidente del Gobierno -siempre están invitados- pero sí numerosos exministros. Han sido especialmente numerosos los del PP -Soraya Sáenz de Santamaría, Ana Pastor, María Dolores de Cospedal, Cristóbal Montoro, Íñigo Méndez de Vigo, Josep Piqué, Alfonso Alonso, Juan Ignacio Wert, Esperanza Aguirre, Isabel García Tejerina y el comisario europeo Miguel Arias Cañete-, pero también algunos socialistas -Elena Salgado, José Blanco, Miguel Ángel Moratinos, Ángel Gabilondo o Mariano Fernández Bermejo-.

En la recepción de este año se han estrenado los dirigentes de Vox, ahora que tienen representación en las instituciones, y ha podido verse a su presidente, Santiago Abascal; al portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros; la portavoz en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, y en el Ayuntamiento, Javier Ortega Smith. Como representantes de los empresarios, Antonio Garamendi (CEOE), José Luis Bonet (Cámara de España) y Josep Sánchez Llibre (Foment del Treball).

Los pitos y los abucheos vuelven al desfile del 12 de octubre para recibir a un presidente socialista

Los pitos y los abucheos vuelven al desfile del 12 de octubre para recibir a un presidente socialista

Más sobre este tema
stats