Puerta giratoria

Intereconomía fichó a un cargo de Aguirre después de que la fundación de la que era vocal diese al grupo 247.000 euros

Aguirre: “Me gusta navegar con viento contrario”

Ildefonso de Miguel fue fichado por el Grupo IntereconomíaGrupo Intereconomía después de que la Fundación Arpegio, de la que fue vocal entre el 18 de diciembre de 2005 y el 15 de diciembre de 2009, le abonara en ese mismo periodo de tiempo a la empresa de comunicación 247.165 euros, según la documentación oficial de la Comunidad de Madrid a la que ha tenido acceso infoLibre. De Miguel fue el número dos de Ignacio González en el Canal de Isabel II, entre finales de 2003 y julio de 2009, y como tal uno de los altos cargos con más poder en los primeros Gobiernos de Esperanza Aguirre.

Los datos aportados por el Gobierno de Cristina Cifuentes (PP) a la diputada socialista Encarnación Moya confirman que Ildefonso de Miguel también formó parte del consejo de administración de la empresa Arpegio SA, entre el 20 de mayo de 2005 y el 15 de diciembre de 2009.

Ildefonso de Miguel fue contratado por Intereconomía en septiembre de 2009 cuando, según el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, todavía formaba parte del patronato de la Fundación Arpegio. En el grupo periodístico pasó a desempeñar, hasta su salida del mismo a mediados de 2011, el cargo de responsable de desarrollo corporativo y se encargó de todo lo relacionado con la publicidad interactiva.

Pagos desde abril de 2007

Los pagos a Intereconomía de la Fundación Arpegio, presidida por el exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados –en la cárcel desde el 30 de noviembre de 2014–, se realizaron durante el periodo en el que Ildefonso de Miguel fue vocal del patronato. En concreto, comenzaron el 4 de abril de 2007 siendo el último conocido el 18 de noviembre de 2008.

Precisamente, en esa primera fecha, el 4 de abril de 2007, la fundación hizo cuatro transferencias a empresas del Grupo IntereconomíaGrupo Intereconomía, de 12.001 euros cada una. También hubo una quinta, de una cuantía menor: 1.161 euros con el concepto "inserción faldón", lo que parece una referencia a un anuncio. En el resto de pagos a Intereconomía, la Comunidad de Madrid no ha facilitado el motivo del abono. 

Pero el pago más elevado del que se benefició el Grupo Intereconomía, a cuyos programas de televisión acudía de forma frecuente como tertuliano el propio Francisco Granados, que era presidente de Arpegio y su fundaciónArpegio, se produjo el 22 de junio de 2007 y fue por un valor de 150.000 euros. Siete días después, el 29 del mismo mes de junio de 2007, la fundación en la que Ildefonso de Miguel era vocal abonó otros 24.000 euros. Más de un año después, Intereconomía se llevó otro importante pellizco de la Fundación Arpegio: 24.000 euros.

La versión de Ildefonso de Miguel

"No soy consciente de haber participado en ninguna reunión de la Fundación Arpegio", aseguró De Miguel en declaraciones a infoLibre. Este periódico ha accedido a unas actas del patronato de 16 de junio de 2008, que forman parte del sumario de la Operación Púnica, en las que se aprueban las cuentas de 2007 y que tienen sufirma. Al ser advertido de esta circunstancia, De Miguel indicó que no ponía en duda que la firma fuese suya, pero insistió en que no recordaba haber asistido a ninguna reunión de la fundación.

En todo caso, este excargo del Gobierno de Aguirre aseguró que no intervino ni en la gestión ni en la asignación de fondos de la Fundación Arpegio, y que nunca fue consciente de los pagos a Intereconomía ni a otros medios de comunicación. "Yo no estaba en la gestión diaria y mucho menos en el reparto de fondos. No sabía que habían dado publicidad a Intereconomía".

De Miguel, que aseguró a este diario que no cobró ni de la empresa Arpegio ni de su fundación, añadió que si él formaba parte de la Fundación Arpegio lo era en calidad de gerente del Canal: "No era por la persona sino por el cargo".

Asimismo, añadió que su amistad con el dueño de Intereconomía, Julio Ariza, no se debió a su cargo en el Canal, sino que ya lo conocía antes de su paso por el Ejecutivo de Aguirre, cuando el empresario de la comunicación era político del PP.

Comisión de Endeudamiento

El que fuera director gerente en el Canal destacó el pasado martes, en su comparecencia en la comisión de Endeudamiento de la Asamblea de Madrid, que abandonó esta empresa pública que gestiona el agua cuando se dio cuenta de que había cumplido sus objetivos: "Decidí que era el momento de marcharme. Recibí una oferta, en este caso de un grupo de comunicación, el Grupo Intereconomía, tampoco tengo ningún problema en decirlo porque yo tengo experiencia en ese ámbito también, y pensé que era un momento adecuado para dar un relevo, puesto que ya había culminado una parte importante de mi actividad".

De Miguel hizo esta revelación a preguntas del diputado de Podemos Hugo Martínez Abarca, que le pididó que dijera el nombre del "importante grupo del mundo de la comunicación que le hizo la oferta", ya que en su intervención inicial no lo había dicho. "Sobre todo por las puertas giratorias, que es algo que nos interesa conocer", prosiguió Martínez Abarca.

El Canal de Isabel II, empresa pública en la que De Miguel fue nombrado director gerente en el primer Gobierno de Aguirre de 2003 tras el tamayazo, y en la que permaneció, según aseguró él mismo, hasta el 29 de julio de 2009, aunque su cese se publicó en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid con fecha de 3 de diciembre de 2009, es una de las firmas investigadas en la Audiencia Nacional por el juez Eloy Velasco por su presunta financiación de los trabajos de posicionamiento online de cargos de la Comunidad de Madrid, entre los que se incluye el expresidente madrileño Ignacio González.

491.680 euros a los medios

Pero además de a Intereconomía, la Fundación Arpegio, controlada por Aguirre y Granados, otorgó subvenciones hasta mayo de 2013 por un valor de 491.680 euros a otros medios de comunicación afines al Partido Popular de Esperanza Aguirre.

Los medios de comunicación que recibieron esas ayudas fueron, además de Intereconomía (247.165 euros), la Cadena Cope (177.510), La Razón (33.332), Abc (21.672) y la revista Época (12.001), según consta en la documentación enviada por el Ejecutivo de Cristina Cifuentes a la comisión de investigación contra la corrupción de la Asamblea de Madrid y a la que ha tenido acceso infoLibre.

Por su parte, el exdiputado del PP Pedro Gómez de la Serna percibió 157.000 euros por asesoramientos verbales de la Fundación Arpegio. El ahora parlamentario del Grupo Mixto en el Congreso cobró esa importante cantidad por labores de "asesoramiento recurrente", según consta en las facturas que él mismo emitía periódicamente.

El nombre de la Fundación Arpegio también se incluye en el sumario de Púnica vinculado a los pagos de la empresa Waiter Music, que según el juez Velasco podría haber financiado al PP madrileño. El magistrado también ha iniciado pesquisas sobre la actuación de la empresa Arpegio SA en relación con las promociones de vivienda pública, llegando a confirmar que Granados reclamaba "el pago de un peaje a los empresarios interesados en dichas adjudicaciones para la consecución de las mismas".

Según la Fiscalía Anticorrupción, Granados "no sólo atesoró un abultado patrimonio por sus ilícitas actuaciones desde la alcaldía [de Valdemoro, Madrid], sino que aprovechó sus continuados cargos públicos en la Comunidad de Madrid para situarse al frente de la sociedad pública Arpegio y para gestionar fondos denominados del Plan Regional de Inversiones y Servicios (Prisma)".

El informe Villarejo

Asimismo, el nombre de De Miguel apareció en los medios de comunicación por haber participado en el polémico viaje a Colombia en el que el expresidente Ignacio González fue espiado por una agencia de detectives. En un informe de 2011, que consta en el caso del ático de Estepona, el comisario José Manuel Villarejo proponía "judicializar una información patrimonial, tanto de Ildefonso de MiguelIldefonso de Miguel como de Cándido Cerón", quienes en 2008 eran los responsables del Canal de Isabel II y de la empresa de informática de la Comunidad de Madrid, respectivamente.

En relación al primero, Ildefonso de Miguel, la nota policial del comisario de 2011 dice: "Aunque ya no dirige el Canal, las fuentes contactadas han dicho que abandonó dicha entidad, presionado por Ignacio González, por el riesgo que les provocaba la impunidad con que De Miguel estaba incrementando su patrimonio de forma desmesurada, adquiriendo sin control, incluso bodegas de vino e inmuebles de muy alto nivel, bien a su nombre y/o a nombre de familiares muy directos y/o firmas que ellos mismos estaban constituyendo, tanto dentro como fuera de España".

De Miguel declaró a este periódico que no había tenido nada que ver con el asunto del viaje a Colombia. "Está en el juzgado y yo lo que hice fue denunciar el tema, y no creo que tenga nada que ver". Preguntado por su actuación en el Canal, De Miguel alegó que no cometió "ninguna irregularidad" y negó haber adquirido patrimonio de forma ilícita.

Villarejo también alude en el informe a la firma Centanor Spain, cuyo administrador único era Fernando Ruano, "cuñado del ya referido Ildefonso de Miguel, al que todas las fuentes señalan como fiduciario de Ignacio González y gestionador, junto a otro testaferro de Enrique Cerezo, de un entramado de sociedades offshore ubicado en varios estados de EEUU, así como Panamá y otros países del entorno".

Centanor Spain se hizo con el 30% de la sociedad Teledifusión Madrid, creada por los adjudicatarios de las TDT madrileñas. Y esta nueva firma "contrató a la empresa Secuenzia Pixels para que pusiera en marcha y gestionara la red de las nuevas televisiones digitales. Esta firma había sido fundada en 2003 precisamente por Ildefonso de Miguel quien, cuando pasó a trabajar con Ignacio González, dejó la firma en manos de su cuñado Fernando Ruano, con lo que el círculo volvió a cerrarse", completa el informe del comisario Villarejo.

Conversaciones entre González y Zaplana destapan que Rajoy sufrió un intento de chantaje a través del dueño de Intereconomía

Conversaciones entre González y Zaplana destapan que Rajoy sufrió un intento de chantaje a través del dueño de Intereconomía

Más sobre este tema
stats