28-F: Día de Andalucía

Joaquín Sabina: “Muera el siniestro guerracivilismo”

Joaquín Sabina hiló este domingo un buen puñado de endecasílabos, ocurrentes y generosos, para recibir muy a su estilo el título honorífico de Hijo Predilecto de Andalucía. "Presidenta, le dije, no me tiente / Con medallas impropias de un gualtrapa / Aunque si es de mi tierra y de mi gente / Será un honor lucirla en la solapa", recitó desde el atril. La "presidenta" de la estrofa es Susana Díaz, que le acababa de entregar la distinción ante el auditorio lleno del Teatro de la Maestranza, en Sevilla. El "gualtrapa", que a estas alturas no necesita ya ningún premio, se dejó finalmente tentar, recibió el premio con cortesía y brindó el primer discurso de hijo predilecto en verso.

Cada 28 de febrero la Junta de Andalucía conmemora el cumpleaños del referéndum de autonomía de la gran comunidad del sur distinguiendo a hombres y mujeres de las ciencias y las letras con medallas y reconocimientos. El año pasado, por ejemplo, fue el cineasta Alberto Rodríguez. Este año lo han compartido Sabina y el médico Ángel Salvatierra, jefe del servicio de Cirugía Torácica del Hospital Reina Sofía de Córdoba. "En adelante, mi hermano predilecto", dijo Sabina, que le recordó con cierta coña que, por tal condición, quedaba en parte obligado a prestarle sus cuidados médicos en caso de necesidad... "Me hará una rebaja cuando me instale un pulmón".

Normalmente toma la palabra sólo uno de los homenajeados, que habla en nombre de todos. El guión decía que este año le tocaba a Sabina, en representación de Salvatierra, de la sindicalista histórica Josefina Samper (que se dio un prolongadísimo abrazo con Susana Díaz), el bailaor Israel Galván, la fiscal Gracia Rodríguez, el jesuita Jaime Loring... Pero la propia presidenta, según contó Salvatierra, quiso que los dos hijos predilectos tuvieran su discurso, a propuesta del músico. Y así fue el médico el que, al cerrar su intervención, le pasó la palabra a Sabina diciendo de él que su música "nos permite ver la condición humana al desnudo". No es elogio menor viviendo de alguien cuyo espacio de trabajo es el interior mismo de los hombres.

"El Kichi en carnaval dando la nota..."

"Con estos teloneros es muy difícil triunfar", entró Sabina. Aunque nacido en 1949 en Úbeda, el músico [Sabina es miembro de la Sociedad de Amigos de infoLibre y colaborador de la revista tintaLibre] no es, ni va de andaluz de pro. Eso tan cursi que se llama universo sentimental del artista parece, en el caso Sabina, más ligado a Madrid, a la barra de un Chicote, que a Andalucía. Sabina resolvió con agradecimiento y elegancia, ofreciendo las pistas de su forma de sentir lo andaluz con el repaso de los nombres que aparecían en sus versos: Caballero Bonald, García Montero, Felipe Benítez Reyes, Antonio Gala, Góngora, Cernuda, Morente, Rancapino, Camarón, Pasión Vega, Emilio Prados, Juan Ramón, Chávez Nogales, Paco de Lucía...

...Carlos Cano, Romero de Torres, Murillo, Picasso, Vélazquez, Brenan, Orson Welles, Miguel Ríos Vicente Aleixandre, premio Nobel y "el hombre más discreto de Sevilla". La Andalucía de Sabina está hecha de talentos universales de todos los siglos, simpatías personales y alguna curiosidad de actualidad, como "el Kichi en carnaval dando la nota". Pero el hilo conductor es Antonio Machado. "Abrácense por fin las dos Españas // Muera el siniestro guerracivilismo", recitó Sabina, que armó sus serventesios a partir de los versos aparecidos en el abrigo del poeta muerto en Colliure en 1939: "Estos días azules, y este sol de la infancia". Andalucía, vino a explicar Sabina, es el sol de la infancia de una vida de "hijo pródigo".

Por lo demás, el cantante no sucumbió a la retórica del golpe de pecho que acompaña a veces al andalucismo. Aunque quizás algo más solemne de lo que suele, fue fiel a su estilo en las formas: (auto)paródico –"El rojo con abono en la Maestranza"El rojo con abono en la Maestranza, se describió a sí mismo–, divertido, inspirado. Y también en el fondo, sorteando los clichés en un campo minado de clichés, que eso suelen ser los homenajes con mucho público y Andalucía de por medio. "Bendito veintiocho de febrero / Lo dice un hijo pródigo que sabe / Que aquí no sobra nadie, compañeros / Que todo el mundo en este tierra cabe", recitó el cantautor. Y cerró: "Andaluz y español, más europeo / Que el virus que nos quiere separar / 'Por sí' dice ese himno en el que creo / Y por el mundo, y por la humanidad".

Joaquín Sabina recibe la Medalla de Oro y el Título de Hijo Predilecto de Úbeda

Joaquín Sabina recibe la Medalla de Oro y el Título de Hijo Predilecto de Úbeda

Más sobre este tema
stats