La portada de mañana
Ver
El Gobierno sacará adelante el plan de reparación para víctimas de abusos con o sin la Iglesia

Elecciones 26-J

Jordi Sevilla reaviva el debate en el PSOE al afirmar que “debería dejarse gobernar” al candidato con más apoyos parlamentarios

Los candidatos de Unidos Podemos, Alberto Garzón; del PP, Luis de Guindos; del PSOE, Jordi Sevilla; y de Ciudadanos, Luis Garicano, durante el debate económico celebrado el domingo en laSexta.

Ibon Uría

El exministro de Administraciones Públicas y responsable económico del Gobierno en la sombra de Pedro Sánchez, Jordi Sevilla, sostuvo este miércoles que "debería dejarse gobernar al candidato que consiga mayor apoyo parlamentario" en el caso de que "no haya mayorías" tras las generales del 26 de junio y "para evitar terceras elecciones".

La afirmación de Sevilla en su cuenta de Twitter provocó innumerables reacciones. Un buen número de usuarios afirmaron que el cargo socialista trataba de sugerir una abstención de los diputados del PSOE para dejar gobernar al PP, una opción que el secretario general y candidato, Pedro Sánchez, ha rechazado en varias ocasiones en campaña.

Sevilla, sin embargo, escribió: "¡Cielos! Cuando dices 'blanco' con toda claridad y hay quien te critica por haber dicho 'negro' el debate racional es imposible". El exministro socialista también retuiteó algunos mensajes que recordaban que en el debate de investidura de principios de marzo, PSOE y Ciudadanos lograron más apoyos (131) que los escaños que tenía el PP (123).

En una serie de tuits, el integrante del denominado Gobierno del cambio de Pedro Sánchez, agregó: "Me preocupan aquellos que critican dejar gobernar al candidato más votado en el Parlamento. ¿Qué quieren, que gobierne el que obtenga menos votos? Jopé con los 'demócratas' que descalifican antes siquiera de leer y entender aquello que descalifican. ¡Todo muy cool!".

Asimismo, Sevilla criticó a quienes "dicen que su adversario es el PP" pero "a la hora de la verdad votan junto a Rajoy contra un presidente socialista" y lo hacen "por sillones", en clara referencia a Podemos y su voto contrario a la investidura de Pedro Sánchez.

Durante la campaña, Sánchez ha asegurado que tras el 26-J intentará volver a contar "de alguna forma" con Unidos Podemos y con Ciudadanos para poner fin al Gobierno de Rajoy, al tiempo que ha rechazado dejar gobernar a los conservadores. El candidato también ha recordado con insistencia la negativa de Podemos a investirlo presidente y ha prometido someter al voto de la militancia socialista cualquier acuerdo postelectoral.

Este mismo miércoles, el portavoz del Comité Electoral socialista, Antonio Hernando, denunció lo que a su juicio es una "coincidencia de estrategia entre el PP y Podemos" para "atacar al PSOE" e "intentar destruirlo". Hernando, número tres en la lista del PSOE por Madrid, agregó que "la única opción de cambio seguro y digno" es la que representa Sánchez.

La posición de la dirección federal

Jordi Sevilla: "Rajoy está poniendo las bases para echar la culpa a otros y adelantar elecciones"

Jordi Sevilla: "Rajoy está poniendo las bases para echar la culpa a otros y adelantar elecciones"

La dirección del PSOE comparte el argumento expresado por Jordi Sevilla y asegura que esto no implica que en ningún momento se hayan planteado apoyar por activa o por pasiva al PP. Fuentes socialistas consultadas por Europa Press han insistido en que el mensaje lanzado por el exministro en las redes sociales no se aleja del que viene expresando el propio candidato a la Moncloa, Pedro Sánchez.

Por ello, han recibido con "sorpresa" el revuelo que han causado las palabras de Sevilla. La dirección socialista insiste en que, para empezar, el PSOE sale a ganar y, por eso, no quiere situarse en ningún escenario diferente. Pero, además, recuerda que el mensaje del exministro es el que Sánchez defendía en la pasada y breve legislatura para pedir el apoyo del Congreso a su pacto con Ciudadanos: que con 131 escaños sumaba más apoyos que el PP, que obtuvo 123 diputados.

El planteamiento de los socialistas es que después de las próximas elecciones el PP va a continuar "solo" y sin posibilidades de pactar con ningún otro partido y, de esta manera, el PSOE volverá a ser clave para la formación de Gobierno. Y en este escenario, recalcan, se mantiene la negativa a facilitar de ninguna manera un Gobierno del PP, que después del 20-D se puso incluso negro sobre blanco en una resolución del Comité Federal.

Más sobre este tema
stats