Diada 2013

Libertad provisional para los ultras que atacaron la sede cultural de la Generalitat

infolibre

El Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid ha decretado este viernes la libertad provisional para las once personas que fueron detenidas por atacar la sede cultural de la Generalitat durante la jornada de celebración de la Diada. A los detenidos se les imputa la presunta comisión de los delitos de lesiones, atentado y amenazas. El juez ha decidido imponerles la prohibición de aproximarse a menos de cien metro del centro Blanquerna, donde tuvieron lugar los hechos.

Las detenciones se llevaron a cabo durante la jornada del jueves. Cinco hombres y una mujer fueron arrestados durane la mañana por su presunta relación con el ataque fascista, y seis personas más fueron detenidas por la Policía Nacional a lo largo de la tarde en relación a esos mismos hechos. Este último grupo se presentó voluntariamente en la comisaría de Moratalaz ante la inminencia de su arresto. 

El grupo de detenidos tienen edades de entre 23 y 56 años, y tres de ellos tienen antecedentes por hechos similares. La acusación inicial se componía de cargos por daños, amenazas, coacciones contra los derechos fundamentales y desórdenes públicos. Además, a uno de ellos se le acusa de un delito de lesiones. Todos ellos están relacionados con partidos o movimientos de ideología ultraderechista.

El ataque en el centro Blanquerna tuvo lugar durante la jornada de celebración de la Diada, cuando aproximadamente un centenar de personas se hallaban reunidas en el lugar. Tras una primera inspección, la Policía determinó que en el ataque se empleó gas vesicamente, habitualmente conocido como gas pimienta. Tras el boicot del grupo, de estética neonazi, cinco personas –entre ellas una niña de cinco años– requirieron asistencia médica.

Los hechos ocurrieron en torno a las siete y media de la tarde en el citado centro, ubicado en el número 44 de la calle de Alcalá, cuando el delegado de la Generalitat de Cataluña en Madrid, Josep María Bosch, pronunciaba un discurso. Una quincena de personas irrumpió en el centro cultural para boicotear el acto, profiriendo gritos de "¡Cataluña es España!" y mantuvieron un forcejeo con el diputado de CiU Josep Sánchez Llibre y con un cámara de televisión.

Cuatro partidos exigen ilegalizar los grupos ultras que atacaron en la Diada

Cuatro partidos exigen ilegalizar los grupos ultras que atacaron en la Diada

Más sobre este tema
stats