Comunidad de Madrid

Madrid reduce de 10 a 6 personas de dos grupos de convivientes las reuniones en Nochebuena, Nochevieja y Reyes

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero.

El repunte en el número de contagios lleva a la Comunidad de Madrid a endurecer ligeramente las restricciones de cara a las próximas fiestas. El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso ha decidido reducir de una decena a seis el número de personas –de dos grupos de convivientes y contando también con los niños– permitidas en las reunionesen Nochebuena, Nochevieja y Reyes, tal y como anunció este viernes en rueda de prensa la Consejería de Sanidad. "Somos conscientes de las complicaciones familiares que esto supone, pero es más importante evitar los contagios", apuntó el titular del departamento, Enrique Ruiz Escudero, que compareció acompañado junto con el viceconsejero de Salud Pública, Antonio Zapatero, y la directora general de Salud Pública, Elena Andradas. No se tocará, sin embargo, el toque de queda, fijado para las 1.30 horas durante las fechas señaladas. Tampoco se endurecerán las restricciones en el sector de la hostelería, algo que siempre ha querido evitar el Ejecutivo regional y que sí se hará en otras comunidades autónomas.

En la última reunión del Consejo Interterritorial, celebrada el miércoles, el Gobierno central y los diferentes territorios acordaron mantener intacto el plan que se había cerrado para las próximas fiestas, que restringía la movilidad entre el 23 de diciembre y el 6 de enero –permitiendo los desplazamientos por cuestiones familiares–, permitía cenas de hasta una decena de personas y ampliaba el toque de queda hasta las 1.30 horas. Eso sí, se abrió la puerta a que las regiones que así lo considerasen pudieran endurecer estas medidas a la vista de la mala evolución de los datos de los últimos días. Las últimas cifras del Ministerio de Sanidad sitúan la tasa de incidencia acumulada a dos semanas en 207,26 contagios por cada 100.000 habitantes, cuando a comienzos de diciembre se encontraba por debajo de los dos centenares de casos.

A las puertas de Navidad, las comunidades autónomas han ido registrando un cambio de tendencia importante en el número de casos. Y Madrid no ha sido una excepción. Si hace un mes era la región con menos contagios, ahora vuelve a ser la que más incidencia registra en la Península. "Ha habido un ligero aumento, y eso es algo que nos preocupa", señaló el consejero de Sanidad, quien recordó que si algo nos ha enseñado el virus es que "cuanto antes actuemos antes frenamos la expansión" y que ahora vienen "momentos complicados" por el incremento de la "movilidad" que traen aparejadas las fiestas navideñas. "Si queremos reconducir esta situación, debemos actuar, y debemos hacerlo ya", continuó Ruiz Escudero, que reconoció que es difícil tener que tomar este tipo de medidas en unas fechas tan señaladas. Sin embargo, prosiguió, hay que hacerlo: "Nos jugamos nuestra salud y la de nuestras familias".

El plan de Navidad se modificará solamente en lo relativo a las reuniones familiares. En concreto, el Ejecutivo madrileño ha decidido reducir de diez a seis el número de personas que se podrán reunir en las cenas y comidas de los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero. Como máximo, podrán ser de dos grupos de convivientes distintos. Y los niños entrarán en la contabilidad. "Hemos detectado que los nuevos brotes están asociados a estas reuniones sociales y familiares. Por eso hemos decidido aplicar esta medida quirúrgica, selectiva. Es imprescindible actuar en este sentido", señaló Escudero, quien dijo que era consciente "de las complicaciones familiares" que suponen estas nuevas medidas y pidió a los ciudadanos que mantengan la distancia de seguridad en las reuniones familares navideñas, que se utilice la mascarilla y que se asegure una buena ventilación.

Este es el único cambio. Al menos, hasta el momento, porque el consejero de Sanidad recordó que se irá analizando diariamente la evolución de los datos por si hay que dar nuevos pasos. El toque de queda, se mantiene: de 1.30 a 06.00 horas los días de Nochebuena y Nochevieja –para el resto, está fijado a partir de las 00.00 horas–. Y no hay cambios, tampoco, para la hostelería. "Necesitamos el compromiso y el apoyo del sector para que impida el consumo en barra, respete los aforos establecidos y pida a los clientes que utilicen las mascarillas cuando no estén comiendo o bebiendo", se limitó a señalar Escudero. Esto era algo que ya había anunciado pocas horas antes en el último Pleno del año en la Asamblea de Madrid la presidenta, Isabel Díaz Ayuso: "No nos planteamos ni arruinar los comercios, ni cerrar la hostelería, ni afectar cada vez más a la economía".

Tampoco se impedirán las entradas o las salidas de la región durante esas fechas para reunirse con los seres queridos, algo que sí hará, por ejemplo, la Comunitat Valenciana. "La comunidad estará perimetrada del 23 de diciembre hasta el 6 de enero, aunque se podrá entrar o salir para visitar a familiares y allegados", explicaron. ¿Y qué pasa con las zonas básicas de salud? El Ejecutivo regional ha decidido este viernes mantener las restricciones a la movilidad en La Moraleja (Alcobendas) –se levantan en La Elipa– e incluir cinco nuevas: Andrés Mellado y Sanchinarro en Madrid; Felipe II y Alcalde Bartolomé González (Móstoles); y Getafe Norte (Getafe). En esas áreas, se restringe la movilidad entre las 00.00 horas del 21 de diciembre hasta las 00.00 horas del 4 de enero, según informó la directora de Salud Pública. No obstante, para los días 24, 25 y 31 de diciembre y 1 y 6 de enero no habrá límite a las entradas y las salidas en esas zonas.

Extremadura suspende el plan de Navidad pero permitirá 10 comensales en las cenas de los festivos

Extremadura suspende el plan de Navidad pero permitirá 10 comensales en las cenas de los festivos

Más sobre este tema
stats