Educación pública

La marea verde vuelve a las calles para exigir una educación pública de calidad: “Ya no hay excusas”

Imagen de archivo de una protesta de la marea verde.

Raquel Maluenda

La Plataforma en Defensa de la Escuela Pública, integrada por organizaciones de madres y padres, estudiantes y sindicatos de enseñanza, convocó para este martes 8 de mayo manifestaciones y concentraciones en cerca de una treintena de ciudades de 16 comunidades autónomas para volver a reclamar la derogación de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) y la reversión de los recortes en educación.

Bajo el lema Ya no hay excusas. Ahora Educación Pública, profesorado, alumnado y familias mostrarán su repulsa a la hoja de ruta que, para ellos, plantea el Gobierno del PP: “Una política que recorta millones de euros a escuelas, institutos y universidades; que da alas a una reforma educativa basada en la segregación del alumnado; y que liquida de un plumazo derechos laborales a trabajadores y trabajadoras de la enseñanza”, expresaron a través de una nota.

Así, la marea verde llevará de nuevo a las calles de ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla o A Coruña sus principales reivindicaciones: “Una inversión en educación no inferior al 5% del PIB, una nueva ley educativa consensuada con la comunidad educativa, la reversión de los recortes, más becas y ayudas al alumnado y una gestión participativa y democrática de los centros educativos”.

Las concentraciones y manifestaciones de este 8 de mayo son “el pistoletazo de salida de una campaña de movilizaciones para volver a poner la educación en la calle, en el foco de atención de la sociedad y de los partidos políticos”, explicó el secretario general de la Federación de la Enseñanza de CCOO, Francisco García, en conversación con este diario. La manifestación principal tendrá lugar en Madrid, a las 18.00 horas desde la plaza de Neptuno, para recorrer el centro de la capital y concluir en la calle Alcalá, ante la Consejería de Educación.

 

Las movilizaciones se producen después del fracaso del pacto educativo en el Congreso, que PSOE y Podemos abandonaron en marzo ante la negativa del partido del Gobierno a comprometer una financiación del 5% del PIB en un horizonte temporal “razonable”: “Por falta de voluntad política del PP se ha volatilizado el pacto educativo por el momento”, recordó García.

A esta situación se suma al anuncio de la partida destinada a Educación del proyecto de presupuestos para 2018, que aunque supone un incremento del 3% en comparación con las cuentas de 2017, tampoco satisface a la plataforma: “Es continuista. Hemos perdido 9.000 millones de euros en educación durante la crisis, hemos bajado del 5% del PIB al 4% y los presupuestos del 2018 incrementan la inversión educativa en 75 millones, es decir, nada, y crece en 3,1%, por debajo del PIB nominal, es decir, el porcentaje de inversión educativa en relación al PIB seguirá cayendo en nuestro país”, consideró García.

“Venimos sufriendo durante estos años los recortes del PP y siempre bajo el paraguas primero de la crisis, luego de la pantomima de la subcomisión y ahora ya no hay excusas”, reivindicó por su parte la presidenta de CEAPA, Leticia Cardenal, recuperando el eslogan de las movilizaciones.

PSOE y Unidos Podemos apoyan las protestas

Representantes del PSOE y Unidos Podemos participarán en las movilizaciones convocadas por la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública, confirmaron a Europa Press los portavoces en Educación de ambos grupos parlamentarios, la socialista María Luz Martínez Seijo y el diputado morado Javier Sánchez.

"En nuestras últimas reuniones con representantes de la plataforma ya ofrecimos el apoyo del PSOE a las posibles movilizaciones que surgiesen a favor de la escuela pública", explicó Martínez Seijo, que justificó el regreso de la marea verde a las calles por la "inacción" del Gobierno del Partido Popular en materia educativa. "Cuando no se ve ningún tipo de acción, lo que genera es una reacción", expresó.

Para Martínez Seijo, el Ejecutivo de Mariano Rajoy "no ha tenido voluntad real" de modificar la LOMCE "cuando existe una demanda social para cambiar esa ley" ni de "mejorar la financiación" de la educación pública, razones que los socialistas expusieron el pasado mes de marzo para abandonar la mesa de negociación del Congreso para el pacto educativo.

"Después de un año y medio que ha acabado con un malogrado pacto educativo, es momento de que la comunidad educativa se vuelva a movilizar", afirmó en la misma línea el portavoz de Educación de Unidos Podemos, Javier Sánchez, aludiendo a la vigencia de la LOMCE y a situación de "infrafinanciación" de la educación pública como motivos para protestar contra lo que considera la "cerrazón del Gobierno del PP" a cambiar sus políticas educativas.

Por su parte, tanto el PP como Ciudadanos reprocharon a las dos formaciones su participación en las manifestaciones poco después de haber abandonado la subcomisión creada hace año y medio en el Congreso, que se extinguirá el próximo 15 de mayo sin alcanzar el pacto educativo que impulsó su creación.

Fuentes del PP consultadas por Europa Press arguyeron que "la mejor forma de defender la educación es sentarse a negociar", un discurso compartido con Ciudadanos. Para la portavoz de Educación de la formación naranja, Marta Marín, la manera de mejorar la educación también “pasa por la negociación". Por ello, calificó de "paradoja" la posición actual de las dos formaciones al entender que ambas "tienen la encomienda de trabajar en el marco del Congreso, y no de salir a la calle a gritar".

Más allá del feminismo y las pensiones: las otras movilizaciones sociales que llenan las calles

Más allá del feminismo y las pensiones: las otras movilizaciones sociales que llenan las calles

Más sobre este tema
stats