Memoria histórica

La memoria del Senado: Holocausto sí, víctimas del franquismo no

El Senado recuerda la tragedia del Holocausto: ¿y cuándo un día para recordar a las víctimas de Franco?

El Senado fue, este miércoles, el escenario principal de la celebración del Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto, una fecha que la Asamblea General de Naciones Unidas marcó en el calendario en 2005 y que, hasta el momento, se ha conmemorado tanto en el Congreso de los Diputados como en la Cámara alta. Este año, el Gobierno en funciones y la comunidad judía en España centraron sus discursos en la necesidad de una educación que alerte ante futuros holocaustos encubiertos y que combata el antisemitismo y la xenofobia, en un 2015 marcado por los diferentes atentados yihadistas en suelo europeo –el ataque contra el semanario satírico Charlie Hebdo, el tiroteo durante una charla sobre blasfemia y libertad de expresión en Dinamarca y los atentados de París–.

Era la primera vez que las asociaciones para la memoria histórica tuvieron voz en un acto de estas características. Un año después de que se les impidiese su entrada en la Cámara alta después de ser vetados por la Casa Sefarad, los representantes de la Plataforma por la Comisión de la Verdad pudieron representar a las víctimas de la dictadura franquista, que dejó alrededor de 114.000 desaparecidos, según las estimaciones de Rights International Spain (RIS) tomando como referencia datos de la justicia. La abogada Cristina Almeida se encargó de dirigirse a los asistentes en una intervención en la que hizo referencia a los más de 9.000 republicanos españoles presos en los campos de concentración nazis, de los que fueron asesinados cerca de 5.000: "Su presencia allí derivó del abandono del franquismo. Se podrían haber salvado si no les hubieran negado la nacionalidad española que tenían", señaló.

Sin embargo, las asociaciones por la memoria histórica denuncian, en conversación con infoLibre, el "enorme cinismo" que ha practicado el Gobierno durante el acto celebrado en el Senado y piden a las autoridades que señalen un día en el calendario en el que se reconozca a las víctimas de la dictadura franquista y que apliquen "políticas efectivas" que cumplan con "la jurisdicción internacional de derechos humanos" y que permitan a las víctimas "conseguir justicia y reparación". Un Ejecutivo del PP que ya ha recibido durante los últimos años varios varapalos por parte de Naciones Unidas y diferentes organizaciones de derechos humanos por el abandono que han sufrido las víctimas del franquismo.

"Crímenes de lesa humanidad"

"Todavía no han tenido ningún reconocimiento institucional. Sueño que algún día en el Congreso de los Diputados se celebre un acto en el que se las pida perdón. Es una tarea de Estado que afecta a todos los partidos", apunta a este diario Jordi Gordon, portavoz de la Plataforma por la Comisión de la Verdad. El periodista, que recuerda que en el año 2013 les impidieron el paso a la Cámara alta, afirma que es necesario que "se reconozcan los crímenes del franquismo como crímenes de lesa humanidad", recordando que las víctimas del franquismo "siguen siendo invisibles" y que el dictador "es equiparable a Hitler o Mussolini".

El portavoz de la Plataforma Contra la Impunidad del Franquismo, Julián Rebollo, considera "una injusticia" que "no tengan un día de reconocimiento en términos generales". "En esta legislatura lo tenemos que conseguir", señala, añadiendo que también es necesario que se reconozca que Franco "asesinó a gente que defendía legalmente su República y que dio un golpe de Estado". En este sentido, las asociaciones de memoria histórica barajan varias fechas: el 18 de julio, el 5 de mayo –liberación del campo de Mauthausen-Gusen–, el 14 de abril o el 20 de noviembre.

Durante el acto intervinieron el ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García Margallo; su homólogo en Educación, Íñigo Méndez de Vigo; y el presidente del Senado, Pío García Escudero. "Estamos aquí para aprender la lección de la historia que jamás algo así pueda volver a suceder. El recuerdo de la Shoá, a medida que la memoria viva de los supervivientes se va apagando, es un deber ineludible", señaló Margallo. El presidente de la Cámara alta, por su parte, insistió en levantar la voz contra el racismo, el antisemitismo y cualquier intolerancia y se comprometió a luchar para que no se cometa ningún otro crimen contra la humanidad, apostando por trabajar en el respeto de los derechos humanos.

"Acto de enorme cinismo"

"Muchos pronuncian discursos altisonantes en memoria de aquellas víctimas, pero cuando hablas de hacer lo mismo a nivel oficial en España por las víctimas de la dictadura, incluso notas que se ofenden", señala a infoLibre Matías Alonso, portavoz del Grupo para la Recuperación de la Memoria Histórica, que añade que "el holocausto español" todavía "está pendiente de ser recordado como tal" y pide a "las nuevas autoridades democráticas y decentes" que lo tomen como "una de sus asignaturas pendientes de más urgente aprobación". "Sé que tienen una sensibilidad que antes no existía", concluye.

Emilio Silva, presidente de la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH), estuvo presente en el Senado. El periodista califica el acto como "de enorme cinismo" y dice que es curioso que el Gobierno "hable de memoria y de las víctimas". "Forma parte de un ejercicio de doble moral, de una estrategia basada en mirar a las víctimas de otros países para dar a entender que somos paladines de los derechos humanos". "Hemos escuchado un discurso no histórico y apolítico, con algunas dosis de negacionismo", explica. Aunque señala que es importante que exista un día propio para las víctimas del franquismo, "del mismo modo que existe para las del terrorismo", el presidente de la ARMH hace hincapié en que "es infinitamente importante" que estos desaparecidos "vuelvan a estar escritos en la historia de la que fueron borrados".

Urgencia de políticas

Alonso asevera que, además de fechas, "hay que hablar de políticas, muy urgentes, para conseguir reparación y justicia", que sean "efectivas" y que cumplan "con la jurisdicción internacional de derechos humanos". En este sentido, las asociaciones memorialistas, con la vista puesta en las elecciones del 20 de diciembre, presentaron a los diferentes partidos políticos un listado de 17 exigencias, entre las que se encontraban la creación de una Fiscalía especializada en investigar y perseguir los crímenes franquistas; el cumplimiento de las órdenes de detención y extradición de criminales franquistas; la localización y judicialización de todas las fosas comunes; o declarar nulas todas las acciones legales de carácter represivo del régimen franquista e ilegales los Consejos de Guerra, el Tribunal de Represión de la Masonería y el Comunismo, el Tribunal de Orden Público y los Tribunales de Responsabilidades Políticas, entre otras cosas.

Ciudadanos aseguró a este diario que desde el partido político "se impulsarán medidas" en materia de memoria histórica porque "así se recogía en su programa". IU, PSOE y Podemos tuvieron muy presente estas medidas a la hora de elaborar los suyos. Los socialistas e Izquierda Unida apostaron, entre las diferentes propuestas, por el establecimiento de un día de recuerdo y homenaje a las víctimas, además de la recuperación de los fondos destinados a la memoria histórica. Desde que se aprobasen por primera vez recursos destinados a esta materia con el Real Decreto 1891/2004, pero sobre todo a partir de la aprobación de la Ley de Memoria Histórica en octubre de 2007, con el categórico rechazo del PP y ERC, las partidas presupuestarias a estos efectos no pararon de aumentar año tras año: dos millones de euros en 2006, tres millones en 2007, cuatro en 2008 y 2009, cerca de seis en 2010 y 6,2 millones en 2011. A partir de entonces, el nuevo Ejecutivo encabezado por Mariano Rajoy revirtió la situación. En los Presupuestos Generales del Estado para el año 2012 la partida se redujo un 60%, hasta 2,5 millones de euros. Y desde 2013, las ayudas estatales desaparecieron.

Colectivos por la memoria histórica reclaman mayor compromiso político de cara al 20-D

Colectivos por la memoria histórica reclaman mayor compromiso político de cara al 20-D

Más sobre este tema
stats