Consejo de Ministros

La nueva portavoz del Gobierno, sobre el PP: “Una oposición inteligente debería saber que hay acuerdos que computan electoralmente”

Las ministras Pilar Alegría (Educación), Isabel Rodríguez (Política Territorial y portavoz del Gobierno) y Reyes Maroto (Industria), en la sala de prensa de la Moncloa.

Nuevo Gobierno y nuevo estilo también en las ruedas de prensa tras el Consejo de Ministros. La portavoz, Isabel Rodríguez, que también se estrena en la cartera de Política Territorial, sorteó una tras otra las preguntas más comprometidas de los periodistas evitando los asuntos más controvertidos, desde el cese del Iván Redondo como jefe de gabinete del presidente Pedro Sánchez a la negativa de Unidas Podemos a calificar de dictadura el régimen cubano. A diferencia de sus antecesoras, la exministra de Educación, Isabel Celáa, y la actual titular de Hacienda, María Jesús Montero, Rodríguez aseguró que no tiene intención de comentar tras los Consejos de Ministros las opiniones de otros partidos ni interpretar las declaraciones de sus compañeros de Gobierno.

Eso sí, cuando fue preguntada acerca de la disposición del nuevo Ejecutivo a llegar a acuerdos con el Partido Popular, Rodríguez no renunció a enviar un recado a Pablo Casado: “El acuerdo siempre es deseable”. Y “una oposición inteligente debería saber que hay acuerdos que computan electoralmente”, subrayó en referencia al plan de recuperación económica y social que este martes ha recibido el visto bueno de los ministros de economía de la zona euro y que a partir de ahora será la hoja de ruta del nuevo Gobierno.

“Sería inteligente que el principal partido de la oposición estuviera de acuerdo con un proyecto de país en el ámbito económico como el que está presentando este Gobierno. Porque hay mucho interés social, económico y empresarial en que esto salga así”. Al PP, añadió, “le debería interesar también que a España la vaya bien”. Y pidió a una reflexión a sus dirigentes.

Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (Ecofin) han aprobado este martes el Plan español de reformas e inversiones diseñado por el Gobierno de Pedro Sánchez para poder acceder a las ayudas del fondo anticrisis de la UE, lo que en la práctica supone el desbloqueo de los primeros 9.000 millones de euros, que deberían llegar este mismo julio en forma de anticipo.  No obstante, como recordó la ministra de Industria, Reyes Maroto, el Gobierno ya está financiando el plan porque los prespuestos vigentes anticipan las partidas necesarias. 

Rodríguez tuvo que responder varias preguntas en relación con la situación en Cuba y sobre todo acerca de las declaraciones en las que varios dirigentes de Unidas Podemos rechazaron llamar “dictadura” al régimen de la isla y evitó cuidadosamente responder a esa pregunta. “No hay duda de que España es una democracia plena. No puedo ser más rotunda en la defensa de los derechos y las libertades. No hay duda de cuál es la posición de nuestro país en relación a la defensa de los sistemas políticos: la democracia”. 

La ministra portavoz ofreció a los periodistas su “total disposición”, incluso a deshoras, y recordando a Alfredo Pérez Rubalcaba, en su opinión “el mejor portavoz del Gobierno”. “Soy de disponibilidad 24/7”, aseguró. 24 horas al día, siete días a la semana.

4.250 millones para el vehículo eléctrico

Entre los acuerdos concretos del Consejo de Ministros de este martes hay uno que destaca sobre los demás: el Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica (Perte) del vehículo eléctrico y conectado, que supondrá una “gigantesca inversión de recursos públicos” de 4.250 millones de euros y que según cáculos de Industria podrá generar unos 140.000 empleos.

Tal como señaló la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, esta inversión pública tendrá un "efecto multiplicador" en el sector privado, que se calcula en torno a unos 19.700 millones de euros para 2023.

Este Perte se concibe como una iniciativa integral sobre la cadena de valor industrial del vehículo eléctrico y conectado con el objetivo de crear un ecosistema necesario para que se pueda, en parte, desarrollar y fabricar de manera integral en España.

"Este proyecto es una oportunidad histórica de convertir la fabricación del vehículo eléctrico y conectado en un proyecto tractor que impulse el ecosistema de automoción en todo el país. Para el Gobierno de España, el sector de automoción es prioritario y va a ser protagonista del plan de recuperación", subrayó Maroto.

El Perte de Automoción estará compuesto de dos ámbitos. El primero de ellos va dirigido a impulsar proyectos transformadores de la cadena de valor del vehículo eléctrico y conectado, con medidas dirigidas a actuar en apartados como la investigación, el desarrollo, la fabricación de equipos originales, el ensamblaje o las baterías. Se invertirán unos 3.000 millones de euros en la cadena de valor industrial del coche eléctrico.

Por su parte, el segundo apartado se centrará en medidas "facilitadoras" que ayuden a la creación de una nueva movilidad, con acciones de carácter normativo o el despliegue de puntos de recarga, economía circular o digitalización. Esta inversión total de 24.000 millones de euros contribuirá entre un 1% y un 1,7% al Producto Interior Bruto (PIB) nacional.

Para 2023, el Gobierno prevé alcanzar los 250.000 vehículos eléctricos matriculados y que haya en España entre 80.000 y 110.000 puntos de recarga para esta clase de modelos cero emisiones.

Maroto ha puesto el foco no solo en la importancia de producir vehículos eléctricos en España, sino en la necesidad de que este Perte "democratice" la movilidad sostenible en España y que la sociedad tenga acceso a la misma.

En cuanto a tiempos, la ministra ha indicado que en el mes de octubre se abrirá la convocatoria de la cadena de valor industrial, que incluye unos 3.000 millones de euros, por lo que en febrero se aprobarán los primeros proyectos para que se puedan ejecutar y comiencen a repartirse los fondos.

Unidas Podemos no considera que Cuba sea una dictadura y reclama que se permita cualquier tipo de manifestación

Unidas Podemos no considera que Cuba sea una dictadura y reclama que se permita cualquier tipo de manifestación

stats