crisis del coronavirus

Ómicron cambia el rumbo de la sexta ola: Madrid lidera una explosión de casos que pasa de niños a jóvenes

Cola para hacerse un test covid en una clínica privada de Madrid.

La incidencia de covid-19 en España sigue disparada. Aún con un impacto menor en hospitalizaciones, camas de Unidades de Cuidados Intensivos y fallecimientos, los contagios siguen teniendo impacto en la salud de la población, aunque con una relación mucho más leve gracias a la excepcional campaña de vacunación. Los datos muestran que a lo largo de la última semana, la sexta ola ha cambiado de dinámica: si bien antes los positivos crecían sobre todo en el tramo etario sin vacunar, de menores de 12 años, y el que corresponde a sus padres, ahora la explosión se vive en los jóvenes de 20 a 29 años, con Madrid como máximo exponente del viraje.

El rápido crecimiento de ómicron, variante que ya representa entre el 30% y el 60% de los casos en la capital, tiene que ver. La inmensa mayoría de los casos son leves, pero la Atención Primaria se sobrecarga y la llegada de las Navidades puede pasar la patata caliente a personas de más riesgo. El informe de este lunes del Ministerio de Sanidad estima, en la última semana. su prevalencia en un 47,2%, aunque solo con información de seis comunidades. Los datos "son "todavía muy preliminares y poco representativos a nivel nacional", advierte el departamento de Carolina Darias. Pero suficiente para sobreentender que su difusión es muy rápida y con impacto ya en las tendencias de contagios.

Navarra, Euskadi, La Rioja, Castilla y León y Aragón son, actualmente, las comunidades con más incidencia acumulada (casos/100.000 habitantes) en los últimos 14 días. Los datos del 13 de diciembre, en los que se sumaron los positivos registrados durante el fin de semana y muchos retrasados por el puente de la Constitución, indicaron el cambio de tendencia. En las tres primeras, con los peores datos, la IA de los menores de 12 años se ha estabilizado, sin llegar aún a registrar una caída clara: pero las cifras de ese lunes indicaron un aumento de entre 100 y 200 de incidencia a 14 días en el tramo de 20 a 29 años. También ocurrió en Aragón. En Castilla y León, sin embargo, el crecimiento está siendo en casi todos los tramos y de manera algo más leve.

La Comunidad de Madrid, sin embargo, ha vivido una explosión de casos entre los veinteañeros con pocos antecedentes desde marzo de 2020. Ya es la región en la que más ha crecido el número de positivos notificados. La IA/14 días de este tramo etario pasó de 331 casos el martes a 968 el viernes. Casi el triple. La escalada, prácticamente vertical en el gráfico, ha desembocado al colapso de la Atención Primaria y al desabastecimiento de test de antígenos. Estas pruebas, adquiridas libremente en farmacias, muchas veces no se notifican, por lo que con toda seguridad la cifra real de la región será mucho mayor.

En el apartado de buenas noticias, y tal y como se comprueba en el siguiente gráfico, las hospitalizaciones crecen aún muy lentamente, con una curva más aplanada que en la quinta ola; así como los fallecimientos, aunque habrá que esperar para ver el impacto de estos contagios y la influencia de la Navidad, donde los eventos familiares ponen a personas de distintas edades en la mesa. La influencia de la tercera dosis ya se nota: si bien en la quinta ola los positivos en jóvenes terminaron incidiendo en las cifras de los mayores de 70, en esta ocasión se está registrando una estabilización en las últimas dos semanas. Con dispar resultado, eso sí: Euskadi bordea los 400 de incidencia entre las personas de 70 a 79 años frente a los 200 de otras comunidades como La Rioja o Castilla y León.

Las Unidades de Cuidados Intensivos, por ahora, resisten, aunque el dato podría cambiar en las próximas semanas. Madrid, en plena subida, aún registra una incidencia baja en los tramos etarios más vulnerables. Y no se puede olvidar la influencia de las fiestas. Pese a que tres comunidades (Cataluña, Euskadi y Navarra) están por encima del 20% de camas ocupadas, los ingresados se mantienen por debajo de la mitad de los alcanzados en la quinta ola, de verano, con los mayores ya con la pauta completa, al igual que los fallecidos.

Ómicron ataca antes de lo previsto

El crecimiento de ómicron cuadra con la tendencia en el aumento de positivos y el cambio en los tramos etarios que más empeoran, de niños sin vacunar a jóvenes mayoritariamente con la pauta completa. También cuadra con las cifras de varias comunidades, más allá de Madrid: Canarias es la tercera en cuanto a ritmo (solo por debajo de la capital y de La Rioja) y la que más positivos generados por esta variante ha detectado en sus PCR específicas (alrededor del 15% la pasada semana, cuando el resto no superaba el 3%).

El aumento de su transmisibilidad con respecto a la variante delta ya se da por hecho en todos los círculos científicos; también el de su mayor poder de escape vacunal, generando más positivos y más cuadros leves. Aún se mantiene un alto grado de incertidumbre sobre si genera una enfermedad más leve. Los datos procedentes de Sudáfrica así lo señalan, pero aún es pronto: la ola de contagios sigue en ascenso en el país y arrancó hace solo unas semanas, por lo que el impacto en hospitalizaciones y muertes podría verse más tarde.

Además de ser más transmisible, ómicron es rápida: probablemente la variante del covid-19 que más rápido se impone en la breve historia del virus. La variante delta tardó todo un verano en ser predominante: en mayo se detectaron los primeros casos en España, y en septiembre copaba todas las muestras secuenciadas. Con el conjunto de mutaciones detectadas en el sur de África, supimos de su existencia hace menos de un mes y ahora se baraja, con datos aún provisionales, que suponga la mitad de los contagios. El informe de Sanidad mantiene todas las cautelas, pero reconoce que ya tiene datos suficientes para confirmar "una tendencia muy rápida de crecimiento". Las navidades vuelven a ser complicadas.

Un nuevo estudio apuntala la teoría de que ómicron es más contagiosa pero algo menos letal por su funcionamiento en los bronquios

Un nuevo estudio apuntala la teoría de que ómicron es más contagiosa pero algo menos letal por su funcionamiento en los bronquios

Más sobre este tema
stats