PORTADA DE MAÑANA
Ver
Ayuso pone al PP a los pies de Milei en plena crisis diplomática con Argentina

Caso Bárcenas

La oposición no se pone de acuerdo para exigir cuentas al presidente

Antonio Hernando, secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica del PSOE, ayer lunes en Ferraz.

INFOLIBRE

Coincidencia en el diagnóstico, discrepancia en la estrategia. Básicamente eso fue lo que pudo constatarse ayer lunes tras los primeros contactos entablados por Alfredo Pérez Rubalcaba y tras las comparecencias de Mariano Rajoy en la Moncloa y María Dolores de Cospedal en la sede del PP. La situación se entiende grave, se exigen explicaciones al presidente del Gobierno, pero a partir de ahí unos apuestan por la dimisión, otros por la moción de censura y otros, directamente, por la convocatoria de elecciones generales anticipadas

El líder del PSOE había prometido el domingo, en una rueda de prensa convocada en Ferraz, que llamaría a los portavoces parlamentarios para intentar articular una respuesta común frente a Rajoy. Lo hizo. Esa misma noche y durante el lunes. Con los jefes de Izquierda Plural (Cayo Lara), CiU (Josep Antoni Duran i Lleida), UPyD (Rosa Díez) y PNV (Aitor Esteban). Soraya Rodríguez sondeó, por su parte, al Grupo Mixto. En esos "primeros contactos", como insistió la dirección, Rubalcaba no propuso una iniciativa concreta. Quería escuchar, ver cómo respiraban los grupos. Así lo dijo Antonio Hernando, secretario de Relaciones Institucionales y Política Autonómica, en la comparecencia resumen del día, ya por la tarde: "En las próximas horas concretaremos cuáles son las medidas que vamos a tomar". El dirigente socialista apuntaló los argumentos expresados por el capitán del PSOE un día antes y respondió a la principal tesis sostenida por el presidente ("El Estado de derecho no se somete a chantaje"): "El drama que ahora mismo vive España es tener un presidente chantajeable". Además de Hernando, hablaron en el mismo sentido antes que él Elena Valenciano y Óscar López y los barones desde sus territorios

El PSOE no descarta la moción de censura, pero no es su primera alternativa, ni la más factible. Una opción a la que es receptiva IU. Cayo Lara, en declaraciones a los medios en un receso de la reunión de su ejecutiva federal, recordó que esta iniciativa parlamentaria requiere la presentación de un programa y un candidato alternativo, y no saldría adelante de ninguna forma por la mayoría absoluta del PP. "Al final quedaría sólo en un debate", señaló. "No creemos que hoy sea ese el camino, sin desecharlo completamente. Una moción de censura hay que hacerlo para ganar". Lara dijo que tampoco veía del todo clara la propuesta de Rubalcaba –con quien habló en la mañana del lunes– de articular una respuesta conjunta.

Sostuvo que no hay "necesidad" de un frente común, aunque no se negó tajantemente a ello. El coordinador federal reiteró que la situación de "excepcionalidad democrática" exige la dimisión de todo el Ejecutivo y la convocatoria de elecciones ya. Y para ello, para forzar la caída del Gobierno, apostó por hacer "presión en la calle ante este ataque al Estado de derecho". Movilizaciones junto a actores sociales y sindicales y algún tipo de protesta institucional, recetó. Los socialistas, en cambio, no defienden que sea ahora el tiempo de solicitar un adelanto electoral

ERC y BNG, también elecciones ya

UPyD sí es claramente partidaria de la moción de censura. La formación magenta ya remitió una carta a todos los grupos (salvo el PP y Amaiur) para animarles a presentarla conjuntamente, y cree que no sería complicado ni apalabrar un programa (consistiría en la convocatoria de elecciones anticipadas) ni encontrar un aspirante. Los diputados de UPyD se excluyen. Sería la fórmula "más útil", dijo Rosa Díez en rueda de prensa en el Congreso, aunque a renglón seguido subrayó que su partido está "abierto" a cualquier otra opción. La portavoz acusó al PP de estar "dando un golpe a la democracia desde dentro", al impedir que el Congreso acoja un debate "sobre la mayor crisis política de la democracia", el caso Rajoy

El PSOE presentará moción de censura si Rajoy no comparece

El PSOE presentará moción de censura si Rajoy no comparece

Los dos grupos más fríos a medidas más radicales son CiU y PNV. La federación catalana, según acordó su ejecutiva, sólo apoyaría una moción de censura si el candidato alternativo incluyera en su programa el compromiso de permitir una consulta soberanista en Cataluña. Ni siquiera pide su dimisión. "Queremos que Rajoy se explique porque no podemos juzgar solo por lo que leemos en los medios", alegó ayer el secretario general adjunto de CiU, Xavier Trias. Los nacionalistas vascos, por su parte, pidieron a Rajoy que "dé la cara" y comparezca para explicar "lo que sabe" del caso Bárcenas, pero recelan de la moción. La causa "está destrozando la imagen internacional" y la fiabilidad del Estado, señaló Andoni Ortuzar, presidente del PNV. 

Soraya Rodríguez, la portavoz parlamentaria socialista en el Congreso, pulsó la opinión de Alfred Bosch (ERC), Olaia Fernández Davila (BNG) y Uxue Barkos (Geroa Bai). Republicanos y nacionalistas gallegos demandan adelanto electoral, aunque no descartan apoyar una moción de censura, si finalmente se presentara, informa Europa Press. 

El diálogo, no obstante, irá madurando en los próximos días. Lo facilitará el pleno del Congreso –que se celebra de forma excepcional en el palacio del Senado, por obras en la carrera de San Jerónimo– que comenzará hoy a las 16 horas. 

Más sobre este tema
stats