La situación en el PP

El partido de Ortega Lara y Abascal asume las demandas del ala dura del PP

El partido de Ortega Lara y Abascal asume las demandas del ala dura del PP

Tras varios meses amagando con la presentación de un nuevo partido y midiendo posibles apoyos, este jueves se presentó en Madrid Vox, un partido ubicado ideológicamente a la derecha del Partido Popular y que asume en su ideario y sus principios algunos de los puntos que en los últimos meses han reclamado desde el ala dura del PP.

No en vano, dos de los promotores de esta formación que concurrirá a las elecciones europeas –y a todas aquellas citas electorales que se convoquen– han tenido vinculación con el partido de Mariano Rajoy y decidieron dar un portazo por diferentes desencuentros. El primero en irse fue el exfuncionario de prisiones José Antonio Ortega Lara. Lo hizo en 2008, en plena etapa precongresual del PP y después de que la expresidenta del PP vasco, María San Gil, decidiera abandonar su cargo por una polémica relacionada con la elaboración de las ponencias del citado cónclave. 

Para los conservadores, que se arrogan la defensa de las víctimas del terrorismo, Ortega Lara siempre ha sido un referente moral. 

Otro de los nombres es el de Santiago Abascal. Exdiputado del PP en el Parlamento vasco, decidió marcharse hace un mes del partido en el que llevaba militando más de una década desencantado por algunas de sus últimas actuaciones, sobre todo en materia de política antiterrorista. Su padre, Santiago Abascal, es concejal de los conservadores en el municipio alavés de Amurrio. Distanciado de la dirección del PP de Euskadi en los últimos años, él, como otros miembros de la formación que ahora preside Arantza Quiroga, encontró refugio en diferentes organismos de la Comunidad de Madrid.

"Puede suponer una fragmentación del PP. No sé si se producirá o no esa fragmentación, pero no la hacemos con esa intención. Somos un partido de ideas y a eso nos vamos a dedicar". Pese a este pronunciamiento con el que Ortega Lara cerró una rueda de prensa muy concurrida, los mensajes lanzados por el comité político de esta nueva formación estuvieron cargados de dardos al Partido Popular. "Lo hacemos directamente, no a través de una pantalla de plasma", llegó a decir en un ocasión Abascal, en clara alusión al presidente del Gobierno Mariano Rajoy.

En este sentido, Vox, que reivindica un espacio propio en la política, asume como propias las demandas clásicas del electorado más conservador del PP, ese desencantado por la política en materia antiterrorista del PP y por el incumplimiento del programa electoral de Mariano Rajoy, sobre todo en lo relacionado con lo económico.

En materia de política antiterrorista, esta nueva formación considera que el Gobierno ha hecho una política continuista a la de José Luis Rodríguez Zapatero. "A las víctimas y sus familias sólo les queda el dolor y el olvido", subrayó Ortega Lara después de demandar el regreso de "los principios y valores".

¿Qué haría Vox en materia de política antiterrorista en el supuesto de gobernar? "No ceder a ningún tipo de negociación con la banda terrorista ETA", respondió contundente el exfuncionario de prisiones, que se autodescartó como candidato a las elecciones europeas. Además, Ortega Lara censuró que el Gobierno no haya actuado frente a la sentencia de Estrasburgo que tumbó la doctrina Parot. A su juicio, faltó pedagogía por parte del Ejecutivo a la hora de explicarse ante el tribunal. También lamentó que se haya acatado: "La ejecución de las mismas [sentencias] depende del propio Estado".

Se trata de una tesis compartida por un determinado sector del electorado conservador, que se echó a la calle días después de que se hiciera pública la sentencia con fuertes críticas al Gobierno y a a la dirección nacional del PP.

Defensa de "la familia" y antiabortista

Entre sus principios inspiradores sostiene que "una sociedad responsable y moralmente sana ha de defender y promover la cultura de la vida, ha de cuidar y proteger a la familia como institución básica y ha de mostrar su solidaridad con los sectores más vulnerables".

Lo que no explicó Santiago Abascal, y se le preguntó por ello, es a qué tipo de familia se refiere su formación.

En materia de aborto, Vox se declara antiabortista. Según Cristina Seguí, una de las integrantes de esta formación, Vox defiende "el valor supremo de la vida". 

"No lo concebimos como derecho. Para nosotros es un drama", sostuvo. Seguí dejó entrever el apoyo de Vox a la restrictiva reforma de la ley del aborto de Ruiz-Gallardón. Lo que censuró es "la falta de consenso interno". Y "cómo se está utilizando por parte de la izquierda".

Además de declararse monárquico, este nuevo partido considera "fallido" el estado de las autonomías. No obstante, no rechaza concurrir a estos comicios, tal y como aseguró José Luis González Quirós, presidente del Comité Político provisional de Vox.

La maquinaria de este partido que elegirá a su candidato a las europeas por el procedimiento de primarias echará andar en el mes de febrero. Las personas interesadas en sumarse a este proyecto pueden hacerlo a través de su página web. La cuota es de 9 meses al mes.

El eurodiputado del PP, Alejo Vidal Quadras suena como posible candidato a las europeas. No obstante, hasta la fecha no se ha sumado a este proyecto. No obstante, sí asistió a una serie de reuniones previas que culminaron con un acto público el pasado octubre en Madrid.

Echenique critica que Abascal lleve pistola y se sorprende cuando le recuerdan que también la llevaba Anguita

Echenique critica que Abascal lleve pistola y se sorprende cuando le recuerdan que también la llevaba Anguita

Más sobre este tema
stats