LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
La elección de Von der Leyen muestra al PP cómo funciona el cordón sanitario contra la ultraderecha

Partidos

El Partido X asegura que no trabaja “ni desde la izquierda ni desde la derecha”

Partido X

Ibon Uría

Diez meses después de su aparición en Internet a través de un vídeo de presentación, la autodenominada Red Ciudadana Partido X ha celebrado este martes su primer acto en el Círculo de Bellas Artes de Madrid. En él, numerosos miembros del partido, que se han identificado únicamente con su nombre de pila, han explicado su método de trabajo y han detallado algunos de los objetivos de la formación.

"Somos imparables", ha dicho Rubén. ¿Pero, qué es lo que se propone el Partido X? "Creamos cauces para que nunca haya elecciones sin ciudadanos. Es una red ciudadana que se propone cambiar la Historia, ser el imprevisto en los planes electorales de los partidos", ha sostenido Armando. El mismo representante ha esgrimido que la organización busca "hacer cooperativa la democracia" a través de un "pacto de mínimos, transversal y no ideológico".

Para ello, ha añadido Joaquín, no se trabaja "ni desde la izquierda ni desde la dercha, ni horizontal ni verticalmente", sino "en red, para conseguir objetivos eficazmente y tomar decisiones de forma rápida y democrática". El objetivo final es conseguir lo que la formación denomina "democracia y punto": "Una democracia real, en la que los ciudadanos tengamos el poder que nos merecemos y en la que contemos con herramientas para controlar a políticos e instituciones", ha añadido Puerto, otra de las integrantes.

En esta misma línea, el Partido X sostiene su programa en cuatro pilares básicos: la transparencia en la gestión pública, el referéndum como mecanismo para las Iniciativas Legislativas Populares y las cuestiones de gran calado, el poder legislativo ciudadano y el derecho a voto permanente. El resultado es poder tumbar cualquier decisión que vaya en contra de las decisiones de la mayoría y adoptar "leyes eficientes, pragmáticas y que minimizan el disenso".

Plan contra la crisis y la corrupción

Los otras dos grandes líneas de actuación del Partido X son un primer plan de choque contra la crisis económica y la lucha contra la corrupción. Aunque no han entrado en detalles, los responsables de la organización han asegurado que en el primer caso se busca "acabar con el despilfarro y cambiar un modelo económico que favorece la explotación y los intereses de unos pocos". En el segundo, se articularán las propuestas concretas a través de una comisión de trabajo en la que colaboran, entre otros, el informático Hervé Falciani, el inspector de Haciendo Raúl Murillo y Antonio Moreno, responsable de la web Estafa Luz.

Las medidas en otras materias, como Educación, Sanidad, etc. se perfilarán en grupos de trabajo en los que podrán participar todos los ciudadanos. Eso sí, mientras el trabajo esté en marcha y no concluya, el Partido X permanecerá en silencio. Ese es, han dicho sus integrantes, el método del trabajo de la formación. Y antes de nada, el objetivo primordial es, por el momento, "echar a la clase política". "Por dignidad y justicia", han concluido.

Una "oportunidad de mercado" electoral

Tras la presentación de los integrantes del Partido X, Jaime Miquel, analista electoral, ha defendido que hay una demanda social de una "plataforma política que agrupe a los movimientos sociales y que se enfrente a los partidos políticos tradicionales". Miquel ha citado como ejemplos en otros países a la coalición griega Syriza y el Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo, en Italia. 

Hervé Falciani liderará la lista del Partido X a las europeas

Hervé Falciani liderará la lista del Partido X a las europeas

El analista ha defendido que el Partido X es "la expresión electoral de la ciudadanía preparada" y que existe una "oportunidad de mercado parecida a la de Italia, Grecia y Portugal para presentarse a las elecciones". "Vamos a ser desafiantes", ha añadido, al animar a los miembros de la organización a concurrir a las europeas, donde, asegura, conseguirían cinco europarlamentarios, con 1.250.000 votos. Según Miquel, la caída PP y PSOE y el "progreso limitado" de IU e UPyD deja un hueco para la irrupción de la nueva formación. El experto ha vaticinado que, a finales de 2014, el Partido X contará con el respaldo de 3,5 millones de ciudadanos.

Sin embargo, algunas incógnitas han quedado sin resolver en este primer día: "Si venís a ver candidatos, eso no es aquí", ha dicho Armando. El Partido X ha optado por no hacer público el nombre de sus integrantes o responsables de organización, y la cuestión de los posibles miembros de una candidatura electoral no se ha tocado. Tampoco se ha respondido a las dudas de los ciudadanos y los medios de comunicación que han acudido a su primer acto: no ha habido turno de preguntas. La organización ha prometido resolver todas las incógnitas en una rueda de prensa que tendrá lugar este miércoles por la mañana.

En la presentación, que puede verse íntegramente en Internet, no se ha contado finalmente con la anunciada presencia del informático Hervé Falciani, que asesora a la formación en materia de corrupción. Al mismo tiempo que sucedía la puesta de largo en Madrid, se han celebrado actos en otras ciudades como Granada, Zaragoza, Palma de Mallorca y Sevilla. Según la propia organización, actualmente hay 13 nodos territoriales y unas 165 personas trabajando en el grupo matriz, que perfila las propuestas del partido, abiertas además a todas las propuestas que se hagan a través de la red.

Más sobre este tema
stats