5A | Elecciones en el País Vasco y en Galicia

El PP consuma el reparto de puestos con Cs en las listas que provocó la marcha de Alonso y sus fieles son apartados

El candidato a lehendakari a las elecciones vascas, Carlos Iturgaiz, junto al presidente del PP Pablo Casado, en un colegio de Ermua.

Una semana después del registro de la coalición PP+Cs para las elecciones vascas del 5 de abril, conservadores y liberales dieron el paso definitivo de su alianza con la conformación de las listas con las que concurrirán a estos comicios. El reparto de puestos viene a confirmar el pacto suscrito entre la dirección nacional del Partido Popular y la gestora del partido naranja, que, por haberse realizado a espaldas del PP vasco, provocó una crisis entre Madrid y Vitoria que culminó con la sustitución de Alfonso Alonso como cabeza de lista y su posterior dimisión al frente de los conservadores vascos. Pero va todavía más allá porque fieles a Alonso, como Amaya Fernández, presidenta provisional del partido, han desaparecido de las listas. "Da la sensación de que no quieren dejar nada de la anterior etapa en pie", señala un veterano dirigente del PP tras conocer la composición de las candidaturas.

El dirigente de Cs y miembro de la gestora José María Espejo-Saavedra aseguró hace ya casi 15 días que había pactado con el secretario general del PP, Teodoro García Egea, puestos de salida para su partido en Bizkaia y Álava. Y así ha sido. Nada de eso se ha movido.

Así, Luis Ignacio Gordillo, líder de la formación naranja en Euskadi, ocupa el puesto número dos de la plancha por Bizkaia. En el caso de Álava, el primer puesto para un miembro de Ciudadanos es el tres. Lo ocupa José Manuel Gil Vegas. Lo mismo ocurre en Gipuzkoa. La dirigente Rocío Galiana será también el número tres.

En las elecciones al Parlamento vasco de 2016 el PP obtuvo nueve escaños con el siguiente reparto por territorios: cinco en Álava, dos en Bizkaia y dos en Gipuzkoa.

Si se repitiesen los resultados de hace cuatro años, el partido naranja, que en la actualidad no tiene representantes en el Parlamento vasco, pasaría a tener dos: uno por Bizkaia y uno por Álava. Para el PP de Alonso esto era "inadmisible" e "inasumible" por lo que suponía de "regalar" presencia institucional a una formación a día de hoy extraparlamentaria y que en las últimas elecciones generales sólo se hizo con el 1,1% de los sufragios en esta comunidad.

Todo "por la unión de fuerzas constitucionalistas"

Pero en Génova, que impuso su criterio, no comparten la posición del ya expresidente del PP vasco. Recurren al argumento de que lo que está en juego en Euskadi no es sólo la unión de las "fuerzas constitucionalistas", sino poner las bases de algo mucho mayor, una alianza nacional, para las próximas elecciones generales. En este contexto, en sectores del PP ven "desleal" que Alonso planteara líneas rojas a la participación de Ciudadanos en las listas poniendo en riesgo nuevos pactos con el partido de Inés Arrimadas.

En todo caso, ninguna encuesta otorga a la coalición PP+Cs más escaños de los nueve que obtuvo el PP en solitario en 2016, cuando Alfonso Alonso fue cabeza de lista. El Parlamento vasco está integrado por 75 parlamentarios.

El candidato a lehendakari es el conservadorCarlos Iturgaiz, que encabeza la lista por Bizkaia, seguido de Gordillo (Cs) y de Raquel González (PP), presidenta provincial del partido y portavoz en el Ayuntamiento de Bilbao. González siempre ha defendido posturas cercanas a las de la dirección nacional. Puertas adentro del PP vasco integraba el sector crítico a su ya expresidente.

La entrada de Iturgaiz desplazó del primer puesto de la lista a un veterano dirigente del PP vasco y exportavoz parlamentario: Antón Damborenea. La formación conservadora no le ha incluido en la candidatura. Tampoco a Nerea Llanos, que fue número dos en 2016.

En la misma lista, en puestos bastante bajos, destacan los nombres de Beatriz Fanjul, la única diputada del PP vasco que se sienta en el Congreso de los Diputados. Y Carlos David García, concejal en el Ayuntamiento de Bilbao y vicesecretario del PP de Bizkaia.

Fanjul, muy próxima a la dirección nacional del PP, no ha abandonado nunca las quinielas internas de los conservadores en las que se habla de posibles sustitutos de Alfonso Alonso. De hecho, hay sectores en las filas de esta formación que consideran que si Casado no ha apostado ahora por ella es para no "quemarla" de forma tan precipitada con unas elecciones a la vuelta de la esquina. Pero que el futuro del PP vasco pasa por su nombre y que Iturgaiz es un candidato "circunstancial". A García también se le considera muy próximo a la dirección nacional del PP.

Una ausencia que sorprende

Tradicionalmente, el PP vasco incluía a sus presidentes en las candidaturas a las elecciones autonómicas. Pero eso se ha frenado para la cita del 5A. Amaya Fernández, la presidenta provisional del PP vasco, no ha sido incluida en ninguna de las listas a estos comicios en los que los conservadores concurren coaligados con el partido naranja.

Fernández, próxima a Alonso, fue designada líder del partido de forma transitoria tras la disimión del exministro de Sanidad de Mariano Rajoy. Cuentan quienes la conocen que su intención era concurrir a estos comicios y que en el partido ha sido una "sorpresa" que tanto Casado como Itugaiz hayan acordado dejarla fuera mientras confían en ella como líder del partido. En las anteriores elecciones fue el número siete por Bizkaia.

La lista por Gipukzoa la encabeza Muriel Larrea, concejal en Irún. En los comicios de hace cuatro años ocupó el puesto 14. En los anteriores comicios, el cabeza de lista fue Borja Sémper, expresidente del PP provincial y fuera de la política desde hace unas semanas.

La lista de Álava es tradicionalmente la que más votos ha proporcionado al PP vasco, la que encabezó Alonso en los anteriores comicios. Ahora, el número uno es Carmelo Barrio, otro veterano del PP que ha ocupado puestos destacados en diferentes etapas del partido, pero que se considera de la confianza de Iturgaiz. La número dos es Laura Garrido, que fue número tres en 2016. Y el cuatro –el tres es para Gil Vegas, de Cs– corresponde a Carlos Urquijo, exdelegado del Gobierno en el País Vasco. Se le considera integrante del sector más conservador dentro del PP.  

Javier de Andrés, expresidente del PP alavés, ex diputado general de Álava y ex delegado del Gobierno en el País Vasco fue número dos por Álava en 2016. Persona de la máxima confianza de Alonso, no va en las listas para el 5A.

Sin fichajes estrella

Estas candidaturas ponen de manifiesto que no han cuajado algunos de los fichajes que los integrantes de esta nueva coalición tenían en mente. Tanto desde el PP como desde Cs se especuló con la incorporación de "independientes" para movilizar el voto. Llegó a hablarse del filósofo Fernando Savater, de la eurodiputada Maite Pagazaurtundua o de la fundadora de UPyD Rosa Díez. Ninguno de ellos está en las candidaturas.

La sustituta de Alonso asegura que Iturgaiz contará con "la lealtad y el respaldo" del PP vasco, que tiene que "mirar al futuro"

La sustituta de Alonso asegura que Iturgaiz contará con "la lealtad y el respaldo" del PP vasco, que tiene que "mirar al futuro"

Más sobre este tema
stats