LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El trato de los diputados con los lobistas sigue oculto pese a la obligación de publicar las reuniones fijada en 2020

El presidente del TS planta primero a Bolaños por el ataque de Junts a jueces y luego se citan para el día 19

El ministro de la Presidencia, Justicia y Relaciones con las Cortes, Félix Bolaños interviene en la primera sesión de control al nuevo Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso.

El ministro de Presidencia, Félix Bolaños, y el presidente en funciones del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, han mantenido una conversación telefónica tras posponerse, "por motivos sobrevenidos", la reunión que tenían previsto celebrar este jueves. Así lo indican fuentes de Moncloa consultadas por infoLibre, que fijan la nueva fecha de la reunión el martes que viene, 19 de diciembre.

El ministro le ha trasladado al presidente del Tribunal Supremo las palabras que ha pronunciado tanto el martes como este miércoles en sede parlamentaria: "España es un Estado de derecho, con una democracia plena y los jueces actúan con independencia y separación de poderes" y "voy a trabajar por el prestigio de los jueces y magistrados en este país ante cualquier ataque, venga de donde venga". Las fuentes recalcan que los jueces de este país pueden contar con Bolaños "para defenderles de cualquier descalificación y cuestionamiento de su prestigio y para garantizarles que puedan impartir justicia con independencia, en el marco de la Constitución, el Estado de derecho y la separación de poderes".

Durante la mañana de este miércoles, fuentes jurídicas han confirmado a Europa Press que el encuentro que estaba fijado en la agenda de Moncloa se ha suspendido a última hora por "razones sobrevenidas", aunque han reconocido que ciertamente hay un "malestar" entre los miembros del tribunal ante las reiteradas acusaciones de los partidos independentistas.

Tras conocerse esta suspensión, el presidente interino del Tribunal Supremo, Francisco Marín Castán, ha emitido un comunicado en el que rechaza el "ataque personal" de la diputada de Junts Miriam Nogueras a varios magistrados del alto tribunal, advirtiendo de que "no se corresponde con los requisitos mínimos de la separación de poderes en un Estado de Derecho". "El ataque personal en el Parlamento al anterior presidente del Tribunal Supremo, a un presidente de Sala y a dos magistrados del tribunal carece de precedentes y no se corresponde con los requisitos mínimos de la separación de poderes en un Estado de Derecho", ha dicho.

El CGPJ tacha de "inadmisible" el ataque de Junts a magistrados

Por su parte, el presidente interino del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Vicente Guilarte, ha emitido este miércoles un comunicado en el que califica de "inadmisible" el "señalamiento" de Miriam Nogueras a varios magistrados, al tiempo de que ha ratificado que adoptará las medidas necesarias para protegerlos. "El señalamiento -y la finalidad que de él se desprende- de varios magistrados del Tribunal Supremo resulta inadmisible en un Estado de Derecho uno de cuyos principios fundamentales es la separación de poderes", ha dicho Guilarte, según ha informado el CGPJ.

Frente a ello, ha asegurado que "las personas señaladas, y cualquier otro miembro de la carrera judicial que pueda encontrarse en las mismas circunstancias" encontrarán en el CGPJ "la más firme oposición a estos ataques en defensa de la labor jurisdiccional realizada por todos ellos". "Manifiesto mi apoyo expreso y la garantía de que, en el ejercicio de las competencias que la ley atribuye al CGPJ, se adoptarán tomas las medidas necesarias previstas por el ordenamiento jurídico para proteger su independencia", ha aseverado.

Fuentes del órgano de gobierno de los jueces consultadas por esta agencia de noticias detallan que el CGPJ puede iniciar el trámite para conceder amparo institucional a los togados afectados por dichos ataques o, en el caso de apreciar delito, remitir el caso directamente a la Fiscalía para que lo investigue.

Las declaraciones de Junts

El Tribunal Supremo abre la caja de Pandora

La decisión por parte del presidente interino del Supremo de suspender la reunión tiene lugar justo después de que este martes en el Congreso la diputada de Junts Miriam Nogueras llamara "indecentes" al presidente de la Sala de lo Penal del Supremo, Manuel Marchena, y a los magistrados del tribunal Carlos Lesmes y Pablo Llarena.

Asimismo, en el Senado el representante de Junts Josep Lluís Cleries acusó a los togados de emprender una "batalla política" para "intentar torpedear" la ley de amnistía. Ante tales afirmaciones, el propio Bolaños salió en defensa de los jueces y de su independencia. "No comparto en absoluto las críticas que hace usted a los jueces y al Poder Judicial. España es un Estado de Derecho, una democracia plena y los jueces actúan con independencia y con separación de poderes", dijo Bolaños, respondiendo a la pregunta lanzada por Cleries durante la sesión de control al Gobierno en el Senado.

Además, el ministro señaló que "la labor fundamental del ministro de Justicia es garantizar que los jueces pueden hacer su labor sin injerencias, sin que nadie por detrás intente de alguna manera influirles, y con todos los medios adecuados para hacer su labor para que España sea lo que es, un Estado de Derecho ejemplar".

Más sobre este tema
stats