Crisis en el PSOE

El PSOE tiene al menos 20 gestoras en federaciones, provincias y grandes ciudades

Javier Fernández, presidente de la gestora del PSOE, y Mario Jiménez, portavoz, el lunes en el Congreso.

Ibon Uría

El PSOE atraviesa una delicada situación política y orgánica. De puertas afuera, busca su lugar en el tablero tras permitir con su abstención un nuevo Gobierno del PP. En el ámbito interno, la división que se manifestó con toda su crudeza durante el mes de octubre provocó la dimisión del hasta entonces secretario general, Pedro Sánchez, y dejó el partido en manos de una comisión gestora presidida por el asturiano Javier Fernández. A falta de conocer la fecha de las primarias y el congreso para elegir a un nuevo líder, esa dirección transitoria cumplirá tres meses el próximo 1 de enero, pero no es ni la primera ni la única en el partido.

La actual es la tercera ocasión en la que a nivel nacional los socialistas tienen una cúpula provisional. La primera fue en mayo de 1979, cuando en el 28º congreso federal Felipe González propuso que el término "marxista" no siguiera definiendo al PSOE y fue derrotado, pues se aprobó la ponencia del sector crítico. González, entonces secretario general, renunció a presentarse a la reelección y se constituyó una comisión gestora presidida por José Federico de Carvajal que condujo a la organización a un nuevo congreso en septiembre cuando, entonces sí, se eliminó definitivamente la palabra "marxista".

La segunda fue en marzo de 2000, cuando el partido cayó de los 141 escaños a los 125 con Joaquín Almunia como candidato y se quedó a 58 actas del PP, que cosechó una amplia mayoría absoluta. Aquel varapalo llevó a Almunia a presentar su dimisión irrevocable. El Comité Federal –máximo órgano entre congresos– resolvió entonces crear una comisión política presidida por Manuel Chaves hasta que se celebró el 35º Congreso en julio de aquel mismo año. De ese cónclave salió elegido secretario general José Luis Rodríguez Zapatero.

Lo cierto es que la gestora federal, pese a su carácter de excepción, no es la única en el PSOE. infoLibre preguntó a Ferraz qué gestoras hay en regiones, provincias y ciudades hace más de un mes, datos que el partido no ha facilitado [ver La Caja Negra al final de esta información]. Ante las reiteradas preguntas de por qué mantenían esa información en secreto, una portavoz de Organización se limitó a responder que se trata de datos "que no se suelen facilitar". Pero, según la recopilación realizada por este diario, los socialistas tienen cúpulas transitorias en dos comunidades, dos provincias, tres islas y más de una decena de ciudades relevantes en España. De hecho, en 11 de las 17 comunidades hay al menos una gestora en alguna agrupación importante. Las excepciones son Andalucía, Aragón, Comunitat Valenciana, Euskadi, Extremadura y Murcia.

Dos federaciones sin líder

Esta semana se cumplieron nueve meses desde que una gestora tomara el control del PSdeG, la federación socialista gallega, de donde José Ramón Gómez Besteiro, su anterior líder, dimitió tras ser imputado en dos causas judiciales. Ocurrió el 18 de marzo, una semana después de que la jueza Pilar de Lara decidiera investigarlo en la operación Pulpo por la presunta comisión de seis delitos de corrupción, relacionados con el presunto amaño de adjudicaciones de la Diputación de Lugo para favorecer a determinadas empresas y por la posibilidad de que Besteiro formara parte de un entramado para financiar gastos de dudosa legalidad a funcionarios y familiares.

Antes, de Lara ya había abierto otra investigación contra Besteiro para averiguar si diez años atrás, cuando era concejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Lugo, pudo obtener una rebaja en la compra de un piso y una reforma a cambio de dar luz verde definitiva a una operación urbanística. El que fuera líder de los socialistas gallegos renunció en dos tiempos: primero, el 12 de marzo, se descartó como candidato para los comicios autonómicos de otoño. Una semana después dimitió de su cargo orgánico y dejó la primera línea política. Entonces Ferraz, con Pedro Sánchez al frente, puso en marcha la gestora.

El órgano está presidido por Pilar Cancela –fiel a Sánchez y a la que voces de la nueva mayoría plantearon relevar tras la caída del exlíder– y tenía seis meses para poner fecha al congreso en el que elegir a su nuevo líder. Sin embargo, en octubre la gestora federal retiró a la gestora gallega las competencias para organizar las elecciones internas. Así que ahora mismo hay un "efecto tapón", como señala un cargo del PSOE gallego, porque hasta que no se celebre el Congreso Federal no se podrá celebrar el congreso gallego. La consecuencia es que la dirección provisional del PSdeG acabará superando ampliamente un año al frente de la federación.

En Canarias la situación es más reciente: su secretario general, José Miguel Pérez, dimitió a mediados de noviembre "por motivos personales", según expuso ante su Ejecutiva regional. Pérez accedió al cargo en 2010 y tenía en su contra a parte del partido, que había comenzado a recoger firmas para obligarle a convocar el Comité Regional y rendir cuentas de su gestión. Tras su marcha, a finales de noviembre, la gestora federal montó otra gestora para dirigir la federación, liderada por José Miguel Rodríguez Fraga, alcalde de Adeje (Santa Cruz de Tenerife), que seguirá al frente hasta el congreso canario que se celebrará tras el federal.

Situaciones enquistadas

A escala provincial e insular, la existencia de gestoras se repite en Ávila, Lugo, Menorca, Tenerife y El Hierro, de modo que dos de las siete islas canarias también atraviesan la misma situación de provisionalidad que la federación y que el PSOE federal. Pero la gestora que va camino de batir todos los récords de permanencia es la de Ávila, donde la dirección provincial se acerca a la barrera de los tres años sin líder. Fue el 16 de enero de 2014 cuando Óscar López, entonces secretario de Organización del PSOE, decidió cesar al líder del partido en la provincia y crear una gestora.

El motivo fue la dimisión de 20 de los miembros de la Ejecutiva –misma táctica empleada por los críticos de Pedro Sánchez para intentar forzar su marcha–. La polémica se centró en determinar si el órgano tenía 39 o 40 integrantes válidos, puesto que los estatutos establecen que para que se cree una gestora es necesario que dimitan más de la mitad. López dio por buena la versión de los críticos y consideró que habían renunciado 20 de 39 cargos, con lo que suspendió todas las funciones de la Ejecutiva provincial. La dirección transitoria, con el veterano dirigente Narciso Serrano al frente, quedó constituida en junio de 2014. Y hasta ahora. 

Lejos de la duración de la gestora de Ávila pero superando ampliamente el año aparece en el listado la comisión gestora del PSdeG de Lugo. El socialismo lucense vive inmerso en la provisionalidad de su dirección desde que el anterior secretario general, Juan Carlos González Santín, dimitiera el 13 octubre de 2015 por discrepancias con el entonces líder de los socialistas gallegos, Gómez Besteiro, con quien se dijo "dolido". Un día después, la Ejecutiva gallega propuso a Luis Ángel Lago Lage –que era su secretario de Acción Electoral– para liderar la gestora provincial.

Tres gestoras insulares

En Canarias, las direcciones provisionales gobiernan el partido en Tenerife y El Hierro. En el primero de los casos, por la dimisión del secretario general, Manuel Fumero, a mes y medio de las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Fue el 8 de abril de 2015, tras indicarle Ferraz que no era idóneo como candidato a diputado autonómico porque sobre él pesaba una acusación en el caso Vertedero, donde se investigaba si usó suelo rústico privado como vertedero municipal sin la necesaria autorización. Un par de semanas después se constituyó la correspondiente gestora, con el concejal de Guía de Isora, Héctor Gómez, al frente.

En la agrupación herreña, mientras tanto, no sólo dimitió el secretario general, sino que también lo hicieron todos los integrantes de la Ejecutiva y los números uno de algunas de las principales agrupaciones locales de la isla (Valverde, La Frontera y El Pinar). Las renuncias, ocurridas en septiembre de 2015, fueron fruto, según expresó entonces Alpidio Armas, quien fuera líder del partido a nivel insular, de las discrepancias con la dirección regional en torno a una moción de censura presentada por los socialistas en La Frontera, de donde querían desalojar a la Agrupación Herreña y a Coalición Canaria para hacerse con el Gobierno local.

La tercera gestora insular del PSOE, por último, no es canaria sino balear, y dirige la agrupación de Menorca tras la renuncia de su secretario general, Vicenç Tur, el pasado 8 de octubre. Tur era crítico con Pedro Sánchez, pero su posición era minoritaria en el Comité Insular, de modo que decidió dar un paso atrás y acabó por admitir en una rueda de prensa que ya no contaba con "suficiente confianza" de sus compañeros de partido. Diez días después, la gestora federal dio el visto bueno a la gestora insular, encabezada por la diputada autonómica Maria José Camps.

Cuatro capitales de provincia

En cuanto a la situación de las agrupaciones locales, hay al menos una docena de gestoras de las que cuatro están en capitales de provincia: son las de Ávila, Cuenca, Guadalajara y Lleida. En el caso de los socialistas abulenses, en la organización municipal se repitió la misma situación que en la provincial: el 7 de noviembre de 2014 dimitieron seis de los diez miembros de la Ejecutiva, con lo que estatutariamente correspondía formar una gestora. Sin embargo, fue la gestora provincial la que tomó también las riendas del partido en la ciudad. Desde entonces han pasado más de dos años.

Mientras tanto, en Castilla-La Mancha dos de las cinco agrupaciones de capitales de provincia tienen gestoras. La situación en Cuenca se remonta a septiembre de 2015, cuando abandonó el secretario general, Juan Ávila. Ávila había sido alcalde de 2011 a 2015, pero fue derrotado en las elecciones locales de mayo de ese año. Meses después, fue elegido secretario general de la Federación Española de Municipios y Provincias y dejó la política municipal. La gestora la dirige el ex subdelegado del Gobierno en Cuenca, Julio Magdalena. En Guadalajara el motivo es la renuncia por enfermedad de Magdalena Valerio hace ahora dos meses, en octubre. La sustituyó como presidente de la gestora Juan Pablo Herránz, que fue también subdelegado del Gobierno en su provincia.

La última de las capitales de provincia con una gestora al frente es Lleida. La dirección provisional, dirigida por la veterena Teresa Cunillera, se constituyó en febrero de 2015, después de que la agrupación local solicitara a la dirección del partido que expulsara de su cargo a la primera secretaria, Marta Camps, e impusiera una cúpula transitoria hasta la elección de un nuevo líder. La salida de Camps también vino forzada por la decisión del alcalde de la localidad, Àngel Ros –también presidente del PSC–, de relevarla como primera teniente de alcalde. 

Los socialistas catalanes tienen igualmente gestoras en Sabadell y en la federación de Les Terres de l'Ebre, que agrupa a tres comarcas al sur de Cataluña. En la localidad barcelonesa la dirección interina se constituyó en diciembre de 2015 tras dimitir el primer secretario, Cristian Sánchez. En la federación comarcal la situación fue más tensa, pues en enero de 2014 la Comisión de Garantías del PSC impuso la gestora y suspendió a la anterior Ejecutiva porque su primera secretaria, Núria Ventura, votó en el Parlament a favor de reclamar al Gobierno central las competencias para celebrar un referéndum. Los socialistas catalanes recuerdan que todas estas gestoras "están acabando su periodo de actividad" porque tras la celebración del congreso del PSC en noviembre se "está renovando" toda la estructura territorial.

Otras ciudades

Finalmente, hay al menos otras cinco gestoras a nivel local en cinco comunidades autónomas diferentes. La primera de ellas en Madrid, en el municipio de Valdemoro, donde una dirección interina lleva dirigiendo la agrupación algo más de un año, aunque la situación viene de atrás: en los últimos cuatro años ha habido otras tantas gestoras en la localidad. La división en la organización es tal que la pasada semana la gestora resolvió suspender cautelarmente de militancia a tres de los cinco concejales sin detallar los motivos de la decisión.

Gijón (Asturias, 275.000 habitantes) es otra de las ciudades donde el PSOE está descabezado. Su anterior líder, Santiago Martínez, dimitió el 5 de febrero alegando razones personales, una decisión que comunicó a través de una carta publicada en las redes sociales. Días más tarde, la dirección de la federación asturiana nombró una gestora presidida por el portavoz socialista en al Ayuntamiento de la localidad, José María Pérez. Más claros fueron los motivos de la renuncia del secretario general del partido en Castro Urdiales (Cantabria, 32.000 habitantes), Daniel Rivas, que en mayo de 2015 fue imputado en un caso de corrupción urbanística y abandonó su cargo, con lo que hubo que nombrar una gestora que encabeza el secretario regional de Acción Electoral, José Guerrero.

Y están, por último, los casos de Tudela (Navarra, 35.000 habitantes) y Nájera (La Rioja, 8.000 habitantes). En el primero de los ellos, según explicó el presidente de la gestora, Juan Antonio Román, en conversación con infoLibre, la dirección provisional se creó tras la dimisión de "todo el comité local por cuestiones internas y de enfrentamiento con la Ejecutiva de la federación" en marzo de 2015. Román fue concejal durante dos legislaturas en la localidad y en miembro del Comité Regional del PSN. En el municipio riojano, fuentes del partido apuntan que la cúpula transitoria se formó por la dimisión del anterior líder local hace aproximadamente año y medio.

 

FERRAZ NO RESPONDE

Para elaborar esta información, infoLibre solicitó al PSOE federal los datos sobre qué gestoras dirigían en la actualidad agrupaciones regionales, provinciales, insulares o locales –en ciudades de más de 50.000 habitantes–. La petición se realizó por primera vez el 21 de noviembre y, al no obtener respuesta se remitió nuevamente al gabinete de prensa de Ferraz, los días 29 de noviembre y 12 de diciembre. El partido no dio ninguna contestación en ninguno de los tres casos.

Según ha podido saber este periódico, la orden de no facilitar ningún dato sobre las gestoras partió de la Secretaría de Organización, que dirige Mario Jiménez y en la que actúa como su mano derecha Laura Seara.

Ante la negativa de Ferraz, este diario se puso en contacto con portavoces de cada una de las 17 federaciones socialistas para preguntarles por las gestoras existentes en sus respectivos territorios. Todos ellos respondieron sin plantear ningún problema, a excepción de dos: Andalucía y Madrid

Aclaración: en una versión inicial de esta información se afirmó por error que había una gestora en el municipio madrileño de Loeches. Fuentes del PSOE-M se pusieron en contacto con infoLibre tras la publicación del texto para aclarar que, aunque ha habido una gestora durante un periodo de 2016, ya se ha constituido la nueva Ejecutiva local.

La presidenta del PSOE andaluz dice que la reunión "no ayuda"

La presidenta del PSOE andaluz dice que la reunión de los críticos "no ayuda"

Más sobre este tema
stats