PORTADA DE MAÑANA
Ver
El Constitucional saca los colores al Supremo y abre la vía para suavizar las condenas del 'caso ERE'

El futuro de la monarquía

El PSOE anima a Felipe VI a "seguir con la renovación" de la monarquía, Podemos considera insuficiente el discurso y la derecha, "impecable"

La derecha lo ha alabado, pero la izquierda y las formaciones independentistas han criticado que Felipe VI despachara los escándalos que salpican a su padre, el rey emérito Juan Carlos de Borbón, con una alusión a que los "principios morales y éticos" obligan a todos "sin excepciones". Lo hizo en su séptimo discurso navideño, el más esperado de todos los que ha pronunciado durante los últimos seis años y el que quizás más ha dividido a los dirigentes políticos. El PSOE no criticó de manera explícita que el rey no hiciera alusión a los escándalos de su padre, algo que sí hizo de manera tajante Unidas Podemos y que la derecha evitó comentar en sus declaraciones tras el discurso.

Quizás una de las reacciones más esperadas era la de los socialistas, que no llegó hasta este viernes por la mañana. La presidenta del partido, Cristina Narbona, compareció para asegurar que el PSOE comparte "lo fundamental de los mensajes del rey Felipe VI durante su discurso navideño", en primer lugar, el de "solidaridad y preocupación" por todas las víctimas del coronavirus. Pero afirmó que su partido pone el acento en las alusiones que hizo el monarca respecto a la situación de su padre, que permanece desde el pasado 3 de agosto en los Emiratos Árabes.

Así, Narbona celebró "el firme compromiso del rey con los valores éticos, que los ciudadanos hoy reclaman de las instituciones". "Confiamos en que, según lo que nos decía en su mensaje, siga adelante con la renovación de la institución monárquica iniciada desde el principio de su mandato para convertir a la monarquía parlamentaria de nuestro país en una institución del siglo XXI a plena satisfacción de todos los ciudadanos", concluyó.

Más críticos con el mensaje del rey fueron desde Unidas Podemos. Su portavoz en el Congreso, Pablo Echenique, únicamente criticó que Felipe VI no hubiera "condenado explícitamente las actividades corruptas de Juan Carlos I y su evasión fiscal". 

"Podría haber explicado por qué ocultó (durante dos elecciones generales) que (al menos) desde marzo de 2019 conocía los negocios turbios de su padre y por qué sólo lo reconoció el 15/03/2020, con España en shock por el confinamiento y tras publicarlo el Telegraph", criticó. En la misma línea se expresó el presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, que dijo que que "Felipe VI ha tenido palabras para todos y todas menos para su padre".

El portavoz de Podemos, Rafa Mayoral, cargó este viernes contra el discurso reprochando al jefe del Estado que "siga sin responder" si la monarquía es "una herramienta idónea para delinquir". "Hay una pregunta que sigue sin responderse, ¿es la institución monárquica una herramienta idónea para delinquir?", interpeló directamente el portavoz de la formación morada al monarca.

La derecha evita comentar las actuaciones del emérito y alaba al rey

El presidente del PP, Pablo Casado, fue uno de los primeros en salir a defender públicamente el mensaje lanzado por el monarca. Minutos después de que finalizara el discurso, el líder de los conservadores describió como "impecable" el discurso de Felipe VI, un "gran" rey que "defiende la unidad nacional, la concordia constitucional y la ejemplaridad de las instituciones". Lo expresó a través de un mensaje publicado en su perfil de Twitter, en el que añadió que el rey "muestra su cercanía con los españoles que peor lo pasan por la pandemia y la crisis".

No hizo ni una mención a las palabras con las que Felipe VI quiso referirse a los escándalos que atañen al emérito. Hubo que esperar hasta este viernes por la mañana para que Casado hiciera alguna alusión a esa parte del discurso, aunque de manera ambigua. 

El conservador se limitó a hacerse eco de las palabras de Felipe VI, que en su séptimo mensaje navideño dijo que "ya en 2014" se refirió "a los principios morales y éticos que los ciudadanos reclaman" de sus "conductas". Casado, en este sentido, alabó el "espíritu renovador" que reflejan esas palabras y la "ejemplaridad" de su reinado".

Además, quiso agradecer al monarca su "cercanía" y "sensibilidad" con "los españoles que lo están pasando mal en este año 2020 tan difícil". "Hace 42 años decidimos de manera democrática que la monarquía parlamentaria fuera la forma de nuestro estado y la corona es el símbolo de nuestra continuidad y permanencia como nación", exclamó. 

Inés Arrimadas, la líder de Ciudadanos, lanzó un mensaje similar. Y también lo hizo al acabar el discurso. Sin ninguna alusión a los casos de corrupción que salpican a la monarquía, la líder del partido naranja se limitó a suscribir las palabras del monarca. "En el año más difícil, comparto las palabras del rey: 'España saldrá adelante. Con esfuerzo, unión y solidaridad. Con todos y para todos", escribió en un tuit.

Su portavoz en Les Corts, Toni Cantó, por su parte, fue un poco más allá. "Viva nuestra Constitución. ¡Viva el Rey", indicó justo antes de añadir que "a veces uno sabe de qué lado estar, simplemente viendo quiénes están del otro lado". ¿Quiénes están "del otro lado"? Pablo Iglesias, Pablo Echenique y Gabriel Rufián.

Casi idéntico fue la reacción de la ultraderecha de Vox, que esta Nochebuena quisieron también hacer suyas las palabras del monarca. Su líder, Santiago Abascal, copió literalmente un fragmento del discurso. Pero no en el que deslizó unas palabras sobre su padre. "Felipe VI: 'No somos un pueblo que se rinda o se resigne en los malos tiempos. No va a ser nada fácil superar esta situación y en cada casa lo sabéis bien. Pero yo estoy seguro de que vamos a salir adelante. Con esfuerzo, unión, y solidaridad España saldrá adelante", tuiteó junto al hashtag #VivaElRey. 

El independentismo critica a Felipe VI por no mencionar el "escándalo"

Las formaciones independentistas, al unísono, criticaron en la misma línea que Unidas Podemos que el monarca no hiciera alusión al "escándalo" de Juan Carlos I. Así lo hizo Jon Iñarritu, diputado de EH Bildu, que cuestionó este mismo jueves si el mensaje del monarca había estado "a la altura" después de que no hubiera "mencionado el escándalo" del emérito. "No ha mencionado el escándalo de JCI (Juan Carlos I) ni su huida. No ha aclarado su papel en la trama. No ha pedido perdón a Catalunya por su discurso del 3-O. No ha dicho ni mu sobre los pronunciamientos de militares ultras", dijo, antes de preguntarse, además, "para qué sirve un rey". 

La portavoz del partido en el Congreso, Mertxe Aizpurua, añadió este viernes que Felipe VI se "refugió en la pandemia para evitar hablar de las cosas que importan a la ciudadanía y que han estado en primer plano de la actualidad todo este año". "Su discurso es más clarificador por lo que no dijo, que por aquello que dijo, porque evitó hablar de las cuestiones cruciales que están hoy al orden del día, tanto en los medios de comunicación, como en la población", señaló.

El portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, ironizó sobre el mensaje iniciando una encuesta en la red social Twitter en la que preguntó si había "colado" el mensaje del jefe del Estado. "Tan malo no será si nunca ha perdido unas elecciones", señaló antes.

Por su parte, el portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban, quiso denunciar que "ni siquiera en un momento como éste [Felipe VI] ha enfrentado los asuntos que le atañen directamente, ni con transparencia, ni con claridad".

En una comparecencia en Bilbao, Esteban afeó así al rey que en su discurso no haya mencionado a los militares "totalitarios" que, en un chat desvelado por infoLibre, afirmaron que había que "fusilar a 26 millones de hijos de puta". Asimismo, apuntó que, en cuanto a la jefatura del Estado, no saben "si ha hablado del tema o no, porque parece que todo el mundo le tiene que interpretar". "No se puede en menos de 40 segundos abordar un asunto como éste", concluyó.

Por su parte, el secretario general nacional de Coalición Canaria, Fernando Clavijo, valoró que el rey reclamara un esfuerzo colectivo para afrontar la crisis, aunque lamentó la ausencia en su intervención del drama migratorio. Es, a su juicio, "una realidad que ha marcado este año en Canarias y a la que era necesaria una mención de apoyo a las islas que no se dio".

El diputado del BNG en el Congreso, Néstor Rego, tachó este viernes de "ridículas" las apelaciones del rey a la ética durante su discurso urgió a "romper" con una monarquía que ve "anacrónica y corrupta". A través de un comunicado, el diputado nacionalista expresó que las palabras del monarca evidencian una "profunda crisis de la monarquía y el régimen político que ésta representa". De hecho, Rego criticó la apelación a la ética realizada por Felipe VI "mediante una frase genérica" en alusión velada a los "graves y reiterados escándalos de Juan Carlos de Borbón, que implican a otros miembros de la familia, incluido el actual Jefe del Estado".

Más sobre este tema
stats