Un nombramiento bajo sospecha

PSOE, PP y Unidas Podemos ratifican a Arnaldo para el TC con el rechazo de 11 diputados díscolos

El diputado del PSOE, Odón Elorza en el Congreso, este jueves.

El Congreso ha avalado este jueves a los cuatro candidatos propuestos por PSOE, PP y Unidas Podemos para renovar el Tribunal Constitucional (TC), pese a las polémicas que envuelven muy especialmente a uno de los futuros magistrados, Enrique Arnaldo. De los 249 votos emitidos, 232 han votado a favor de Arnaldo mientras que 237 lo han hecho en favor de Concepción Espejel. Ambos han obtenido menos votos que los candidatos propuestos por el bloque progresista: Inmaculada Montalbán y Juan Ramón Sáez, que han contado con el voto a favor de 240 diputados. Por su parte, la Cámara Baja también ha validado la candidatura de Ángel Gabilondo como Defensor del Pueblo, con 240 votos a favor, 6 votos en blanco y 3 nulos.

Según lo pactado, los cuatro candidatos al TC deberían haber sido ratificados por 243 votos a favor, pero a Arnaldo no le han votado once de esos diputados. En el caso de Espejel, la diferencia es de seis votos. Por lo que respecta a los nombres propuestos por PSOE y Unidas Podemos, Montalbán y Sáez, han contado con tres votos menos de los que, en principio, deberían haber obtenido. El portavoz de Compromís, Joan Baldoví, ha confirmado que él ha votado favorablemente a los candidatos del bloque progresista, así como el nombramiento de Gabilondo. A pesar del baile de cifras la votación no ha corrido peligro en ningún momento: para que los cuatro nombres fueran aprobados se necesitaba el voto favorable de 210 diputados, lo que equivale a tres quintos del Congreso.

Ha sido una votación telemática y secreta que comenzó al acabar el pleno del pasado miércoles y se cerró este jueves a las 13 horas. A pesar de ello, la dirección socialista exigió a todos sus diputados un comprobante de que habían votado, aunque indicó que podrían "tachar" los nombres para preservar la confidencialidad del voto. Algunos diputados socialistas consultados por infoLibre ironizaban con este punto: "El que tache los nombres ya se convierte en sospechoso", razonan. El diputado Odón Elorza ha admitido abiertamente que él no ha acatado la disciplina de voto, enfrentándose a una multa de hasta 600 euros, mientras que José Luis Ábalos, exministro de Transportes y antiguo número tres del partido, se ha abstenido "por error", según ha revelado él mismo. Asimismo, según apuntan fuentes socialistas, un tercer diputado socialista, Mariano Sánchez Escobar, ha puesto los nombres en las casillas que no correspondían.

En el caso de Unidas Podemos, según apuntan fuentes de la formación, el Grupo no tiene un régimen sancionador, sino que "estudian los casos individualizados" si hay una ruptura de la disciplina de voto. Una de las diputadas del Grupo Confederal, la canaria Meri Pita, no ha votado a los candidatos del PP, según ha podido confirmar este periódico. En Unidas Podemos también sospechan que Gloria Elizo, vicepresidenta tercera del Congreso, no ha votado a Arnaldo.

PSOE y UP se defienden: "No podemos permitir que el PP continúe con el secuestro de las instituciones" 

Poco antes de que la presidenta de la Cámara, Meritxell Batet, diera a conocer los resultados de la votación, algunos grupos han intervenido brevemente en el pleno. "La responsabilidad de Gobierno está por encima de los intereses de partido", ha afirmado el diputado del PSOE, Francisco Aranda Vargas, en alusión velada a Elorza. "Elegimos el desbloqueo y el interés general", ha valorado. Sin embargo, ha criticado el nombramiento de Arnaldo frente a los candidatos propuestos por su formación. "No hay miedo en el pacto, pero también se ve reflejada el alma del que pacta", ha explicado desde la tribuna. El socialista ha exigido "conductas ejemplares para nuestros candidatos" y ha emplazado al PP a renovar la cúpula del Consejo General del Poder Judicial (GGPJ), cuyo mandato caducó hace más de 1.050 días.

El representante del PP, Vicente Tirado, ha asegurado que todos los candidatos eran los "idóneos" y tenían "toda su legitimidad de origen". "Acordar con el que piensa distinto es importante en democracia, ganan las instituciones y el bien común si prevalece el rigor y la racionalidad sobre el populismo", ha señalado. A pesar de estas palabras, Tirado ha vuelto a justificar el bloqueo del PP al CGPJ hasta que "los jueces no elijan a los jueces". La ultraderecha ha pedido directamente a los diputados socialistas y populares que rompan la disciplina de voto, aunque a quien más ha atacado es a Unidas Podemos. "No se pueden exhibir más mentiras y más caradura en un pleno, en una taberna, en un bar ni en ningún sitio", ha dicho José María Sánchez García.

El diputado de Unidas Podemos Antón Gómez-Reino ha explicado que han votado a dos personas, en referencia a Enrique Arnaldo y Concepción Espejel, "que nunca deberían haber sido propuestas por el PP". "Mientras Casado habla de despolitizar el Poder Judicial, ha incluido a dos dirigentes del PP sin carnet", ha asegurado en el pleno del Congreso. El diputado morado ha sostenido que han decidido aprobar estos nombramientos de un "partido atrincherado" y que sólo dejaba dos opciones: seguir adelante o seguir en el "secuestro de las instituciones". "Nuestro voto nunca va a ser un voto a a favor de Espejel y Arnaldo, si no para defender nuestra democracia de aquellos que la quieren desestabilizar", ha concluido. 

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha criticado el mensaje que se lanza con estos nombramientos. "Es mejor que seas amigo, uno de los nuestros, que trabajar, tener mérito y capacidad. ¿Con qué cara van a decir que merece la pena hacer entrevistas de trabajo, oposiciones, y estudiar? ¿O es que merece más la pena ser amigo de Pedro Sánchez o de Pablo Casado? No nos gusta el procedimiento de que sean elegidos como amigos", ha censurado.

"En realidad nosotros vamos a votar lo que a ustedes les gustaría votar: que no", ha valorado Íñigo Errejón. "El Congreso huele a amaño, a obscenidad, a amaño, por eso muchos diputados han necesitado una pinza para votar", ha remachado Joan Baldoví. Por último, la diputada de la CUP, Mireia Vehí, ha calificado al Constitucional como la "tercera cámara legislativa que monitorizaba todo aquello que el Parlament aprobaba".

Los socios parlamentarios del Gobierno se plantan

Las formaciones que avalaron la investidura de Sánchez y con los que el Gobierno cuenta para aprobar los Presupuestos de 2022 –ERC, Junts, PDECat, CUP, Bildu y BNG– también han rechazado el acuerdo para la renovación. Estos seis partidos han salido cinco minutos antes del hemiciclo para no participar en el debate y mostrar su "firme rechazo a este reparto de cromos" en un acto conjunto a las puertas de la entrada al Palacio del Congreso.

"Pensamos que la mejor manera de no reconocer algo es no participar", han sido las palabras de Gabriel Rufián, portavoz de Esquerra Republicana, que ha tachado la votación de "infamia". "Se le está dando entrada a personajes con posiciones tremendamente reaccionarios como Enrique Arnaldo. Es el paradigma de la vergüenza de lo que está sucediendo ahí dentro", ha valorado.

"La hoja de méritos de Enrique Arnaldo y Concepción Espejel está ligada a los casos de corrupción del PP y a una persecución continua contra el independentismo vasco", ha censurado la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua. "Lo ocurrido hoy es la demostración palpable del escaso nivel democrático del poder judicial español, que tumba mayorías parlamentarias de parlamentos soberanos", ha zanjado.

Un magistrado del TC vota 'no' a los candidatos avalados por el Congreso

Tras la votación en el Congreso, el Pleno del Tribunal Constitucional se ha reunido para dar el correspondiente plácet a los cuatro futuros magistrados. En la reunión, que ha durado apenas veinte minutos, no se ha debatido la conveniencia o no de dar el visto bueno a los candidatos de Gobierno y PP, sino que los diez magistrados (faltan dos: Alfredo Montoya, de baja por enfermedad, y Fernando Valdés, quien dimitió hace un año por estar imputado por violencia de género) han emitido un voto secreto cada uno en el que debían decir si estaban de acuerdo en los nombramientos.  Fuentes del tribunal de garantías han explicado a infoLibre que sólo un magistrado ha votado no no a todos los nombres propuestos. El resto ha optado por el tanto a los candidatos del Ejecutivo de coalición como a los del partido conservador

Según las fuentes consultadas, el Pleno de este jueves es un mero trámite que se ejecuta cada vez que hay una renovación por tercios del Constitucional y ninguno de los magistrados ha hecho ademán de expresar su opinión sobre la idoneidad de los candidatos. La mayoría de los componentes del tribunal, apuntan las fuentes, están de acuerdo en que esta renovación, como las anteriores, permite que la institución funcione y ese es el objetivo último que persiguen con el plácet, pues entienden que el órgano ha de trabajar con normalidad.

Los cuatro nuevos magistrados tomarán posesión la semana que viene y previsiblemente unos días más tarde se convocará un nuevo Pleno, ya con su nueva composición, para elegir al futuro presidente del tribunal, pues el actual, Juan José González Rivas, ya ha agotado su mandato. Lo más seguro es que quien ocupe este puesto sea Pedro González-Trevijano, de sensibilidad conservadora, informa Ana Moreno.

El PP se reafirma en sus vetos para bloquear el CGPJ a pesar de la decisión de PSOE y UP de aceptar a Arnaldo

El PP se reafirma en sus vetos para bloquear el CGPJ a pesar de la decisión de PSOE y UP de aceptar a Arnaldo

Más sobre este tema
stats