La portada de mañana
Ver
Diez años de la caída del bipartidismo: PSOE y PP se recuperan pero la cultura de la coalición se asienta

OTAN

Rajoy se apunta, de momento, al “No a la guerra”

Rajoy se apunta al “No a la guerra”

infoLibre

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, declaró este viernes que prefiere "no adelantar acontecimientos" respecto a la contribución de España a la lucha contra la amenaza yihadista en Irak y que esperará a ver qué es lo que pide la OTAN, aunque añadió que hay que ser "solidarios con los aliados". 

En una rueda de prensa ofrecida al término de la Cumbre de la OTAN, celebrada en la localidad galesa de Newport y en la que los líderes de los 28 repasaron la situación de Ucrania, Irak y Siria, Rajoy insistió en que lo importante es que hay una "coincidencia en el diagnóstico" sobre la situación en Siria e Irak. "Todos estamos de acuerdo" en que supone "una gravísima amenaza" y "estamos buscando la fórmula de hacerle frente entre todos los miembros de la OTAN", afirmó.

Así respondió el presidente del Gobierno cuando le  preguntaron por la ausencia de España en la "coalición base" formada por diez países, y encabezada por Estados Unidos, que se enfrentarán activamente al Estado Islámico –la coalición estaría formada de momento por Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Canadá, Australia, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca–.

Rajoy subrayó que aún se está estudiando "lo que pueden y lo que deben hacer la OTAN y cada uno de sus miembros" y que "no hay tomada ninguna decisión sobre los temas fundamentales", de manera que España prefiere esperar. "Lo que no conviene es adelantar los acontecimientos", ha agregado. "Vamos a ver lo que se nos pide y cuáles son las responsabilidades que tenemos que asumir", y "vamos a ser solidarios con nuestros aliados", manifestó.

Sobre la posibilidad de que España pudiera enviar soldados a Irak, Rajoy señaló que esa pregunta se responde por sí sola al recordar que el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha dejado claro que no se está planteando el envío de tropas a ese país y apuntóque hay "muchas" formas de contribuir, por ejemplo en el ámbito de la logística o entrenando a las fuerzas iraquíes. En cualquier caso, consideró que "lo más importante" es que "lo que se haga se haga por acuerdo de todos los aliados".

Hacer frente al yihadismo procedente del sur

Por otro lado, Rajoy expresó su satisfacción por el hecho de que todos los países de la Alianza coincidan en la idea de que el terrorismo yihadista representa "una amenaza evidente" a la seguridad y, por ese motivo, el Plan de Acción aprobado en respuesta directa a la agresión rusa permitirá responder también a cualquier otro desafíos de seguridad, incluidos los del flanco sur, como han reclamado España, Italia y Grecia.

"En este tema me quedo tranquilo porque hay un diagnóstico de la situación" y porque los aliados consideran que "lo que está ocurriendo en el este de Europa (por Ucrania) es importante pero también es importante lo que ocurre en Oriente Medio y al sur de Europa", ha explicado.

Otro de los asuntos acordados en la cumbre fue fijar una recomendación para que, en el plazo de una década, los socios de la OTAN destinen un 2 por ciento de su PIB a gasto militar, una aspiración con la que Rajoy ha dicho que se siente "cómodo".

La solución al conflicto de Ucrania no pasa por la intervención militar

Los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN condenaron "en los términos más firmes la escalada e intervención militar de Rusia en Ucrania" y exigieron que "cese y retire sus fuerzas dentro de Ucrania y a lo largo de la frontera ucraniana" y respaldado sanciones contra el país mientras "continúe" sus acciones para desestabilizar Ucrania.

La OTAN calcula que hay 1.000 militares rusos desplegados en Ucrania

"Mientras Rusia continúe interviniendo militarmente, armando a los separatistas y fomentando inestabilidad en Ucrania, apoyamos las sanciones impuestas por la Unión Europea, el G7 y otros, que son una parte esencial de los esfuerzos internacionales en su conjunto para responder al comportamiento desestabilizador de Rusia, lograr que rebaje la situación y llegar a una solución política para la crisis que han creado sus acciones", señalaron los líderes de la OTAN en la declaración final de la cumbre.

Sobre Ucrania, Rajoy insistió en la posición española de pleno respeto a la integridad territorial y su soberanía, y aseguró que la solución al conflicto es política y no pasa por la intervención militar.

El presidente del Ejecutivo español tuvo la ocasión de trasladar esta postura al presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, con quien mantuvo una reunión bilateral y quien le transmiyió su optimismo ante la posibilidad de lograr un acuerdo en breve que permita poner fin a la situación que atraviesa su país.

Más sobre este tema
stats