LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
España, el territorio sin ley para los 'lobbies' que les permite entrar y salir del Congreso sin dejar huella

Convención Nacional del PP

Rajoy pide al PP que salga "a ganar" frente a los "parlanchines" e "inexpertos lenguaraces" de Ciudadanos

Mariano Rajoy, con Cifuentes en segundo plano, en la clausura de la Convención Nacional del PP.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, intentó este domingo levantar los ánimos de un Partido Popular que viajó a Sevilla el viernes para acudir a la convención nacional con la mente puesta en Madrid, en el escándalo por el máster de Cristina Cifuentes. Los conservadores habían concebido la cita como un "revulsivo", como una forma de inocular a los suyos altas dosis de optimismo y orgullo PP cuando se acercan citas electorales clave y el subidón de Ciudadanos en las encuestas les ha metido el miedo en el cuerpo. Y como el monotema del caso que afecta a la presidenta de la Comunidad de Madrid lo había eclipsado todo, Rajoy concentró en su discurso todos esos mensajes que no se lograron trasladar en los días previos.

Rajoy sabe que a los suyos les divierte escucharle lanzando dardos a la oposición, sobre todo a Ciudadanos. Y les sirvió las críticas en bandeja. Les pidió que salgan a la calle "con la cabeza bien alta", sin miedo, porque al otro lado sólo hay un grupo de "parlanchines", de "inexpertos lenguaraces" que coleccionan ideas "como quien compra imanes para decorar un frigorífico". Que lo prometen todo "gratis" porque no les cuesta nada.

En los últimos meses, sobre todo a raíz de la victoria de Ciudadanos en Cataluña y del subidón del partido naranja en las encuestas, han sido muchos los cargos conservadores que han mostrado su malestar por no escuchar a Rajoy tener trazada una estrategia para evitar que la cosa vaya a peor. Y este domingo, el presidente del Gobierno redujo la estrategia a "salir a ganar" recordando lo que han hecho y no prometiendo lo que no pueden hacer.

"Salgamos a ganar porque la historia demuestra, y esto no es un juicio de valor, que cuando gana el Partido Popular gana España", recalcó.

El presidente del Gobierno hiló un discurso en el que la experiencia del Partido Popular, frente a la inexperiencia de Ciudadanos, ha de ser, a su juicio, el vehículo que les transporte a ganar las citas electorales que tienen por delante.

Fue el "nosotros" frente a los "demás". Lo conocido por lo que está por conocerse y no es fiable. "Los demás son una hipótesis y nosotros certezas", defendió. Una trayectoria "con cosas buenas" y con cosas menos buenas que no le gustaría que hubiesen ocurrido. Fue la única mención indirecta a los escándalos de corrupción cuya instrucción judicial avanza al mismo tiempo que se acercan las elecciones y que van a seguir dando fuertes quebraderos de cabeza a Rajoy.

Pero no era este domingo el día de ser pesimista. Porque Rajoy dio a entender que lo peor ya pasó. Y que eso, junto a la experiencia, es lo que los españoles van a saber premiar en las urnas.

"No dar marcha atrás"

Junto a los ataques a Ciudadanos y algunos dardos a PSOE y Podemos, el jefe del Ejecutivo se regodeó en el discurso de la recuperación económica. Uno de sus favoritos.

Así, sostuvo que España "necesita más que nunca al Partido Popular" porque "ahora España no se puede parar", ya que, en su opinión, hay que mantener las políticas que "funcionan" y no dar "marcha atrás". En este sentido, animó a los cargos de su partido a que salgan a contar este mensaje a los ciudadanos.

"No olvidéis una cosa, somos el PP, especialista en salvar las dificultades, el partido que resuelve las crisis, el partido al que recurren los españoles cuando las cosas van mal". Ellos, dijo, tienen el "aval de los hechos" y la "fiabilidad" de quien cumple lo que promete a los ciudadanos.

Cifuentes dirige la polémica de su máster contra el PSOE y exige a Gabilondo explicaciones sobre la filtración

Cifuentes dirige la polémica de su máster contra el PSOE y exige a Gabilondo explicaciones sobre la filtración

"Otros prefieren cultivar la memoria histórica..."

"Nuestro objetivo, el horizonte 20-20, sigue plenamente vigente: en el año 2020 tiene que haber en España 20 millones de personas trabajando. Lo tenemos al alcance de la mano, cuando lo dijimos algunos nos tomaron a broma. Se trata lisa y llanamente de crear en los dos próximos años los mismos empleos, que los que se han creado en los últimos cuatro años en nuestro país", añadió.

"Estamos hablando de más empleos, y vamos a tratar de que sean también mejores empleos. De más calidad, con menos temporalidad, más empleos indefinidos, salarios más altos y mayor seguridad para todos. Otros prefieren cultivar la Memoria Histórica, crear un estado federal, intentar la supresión de las reformas del gobierno... nosotros no", dijo.

Más sobre este tema
stats