El debate de investidura

Rivera no ve “una sola razón” para que Rajoy lidere la nueva etapa política

Albert Rivera durante el debate de investidura.

En su intervención en el debate de investidura, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, cerró la puerta a cualquier oferta que esté liderada por Mariano Rajoy. "No encuentro ninguna razón para que los españoles confíen en usted", le dijo. Le recordó que no cuenta con él, que su momento ha acabado, pero sí invitó a la "gente válida" del PP a "sumarse a la nueva etapa".

De hecho, es a esa "gente válida" a la que llamó a "limpiar y cortar por lo sano". De no hacerlo –argumentó– "los españoles pensarán que votan a un partido que no es capaz de liderar la corrupción". Estas palabras pueden interpretarse como una invitación a que dirigentes del PP insten a Rajoy a echarse a un lado para llegar a hipotéticos acuerdos. El presidente en funciones –que pidió responder a Rivera por alusiones– se ausentó en la segunda parte de su intervención. 

No obstante, Rivera defendió su acuerdo con el PSOE e intentó redoblar la presión al PP recordando a Rajoy que no apoyar el acuerdo firmado con el PSOE es votar "igual que Pablo Iglesias, ERC y Bildu". Con tono sosegado y sin leer –llevaba apuntadas notas pero no todo el discurso– Rivera aludió al legado de "debate, diálogo y concordia" de la Transición de 1978 e insistió en "no es tiempo de decirle no al rey, de pereza, de pasar palabra... es tiempo de acción". 

De hecho, a diferencia de Sánchez, Rivera sí dedicó gran parte de su discurso a poner en valor al acuerdo al que llegó la semana pasada con el PSOE. A su juicio, el primer objetivo de ese acuerdo es "recuperar a la clase media española", la más castigada por la crisis. Así, recordó que con ese acuerdo no se va a "machacar" más a los españoles con subidas de impuestos, que el pacto incluye medidas contra la pobreza o la precariedad laboral o a favor de los autónomos y también la apuesta por un Pacto por la Educación aunque cueste aprobarlo "un año o un año y medio". Al igual que hizo en su primera intervención Pedro Sánchez, Rivera tampoco mencionó la propuesta de eliminar las diputaciones. 

Apelación a Iglesias

El momento más bronco de una intervención en la que apenas alzó la voz fue el choque con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, al que afeó que pedir a un candidato una vicepresidencia y varios ministerios "no es la mejor forma de llegar a un acuerdo fraternal". Y al que atizó de nuevo por su posición en relación a la excarcelación de Arnaldo Otegi. "No sé si el Ministerio del Interior se lo va a dar a Otegi... Ya le digo que yo no querría estar nunca en ese Gobierno", aseveró. Ambos mantuvieron un enfrentamiento este martes en Twitter a propósito de la excarcelación del líder de la izquierda abertzale. 

Homs pone como condición para apoyar al PSOE una consulta en Cataluña

Homs pone como condición para apoyar al PSOE una consulta en Cataluña

Más sobre este tema
stats