PORTADA DE MAÑANA
Ver
La izquierda aplaude la respuesta a los ultras franceses, pero se distancia de la idea del Frente Popular

moción de censura

Sánchez advierte a la oposición de que ningún cálculo electoral puede justificar que Rajoy siga en la Moncloa

José Luis Ábalos, Adriana Lastra, Pedro Sánchez y Margarita Robles, tras la reunión en el Congreso.

Ante sus compañeros en el Congreso, el Senado y el Parlamento Europeo, convocados en sesión extraordinaria, Pedro Sánchez volvió a dirigirse a los 350 diputados que el lunes deben votar la moción de censura para pedirles que respondan“a una pregunta muy sencilla“: tras la sentencia de la Gürtel, ¿Mariano Rajoy puede continuar en la Presidencia? “La respuesta tiene que ser sí o no”, advirtió, “no hay posiciones intermedias”.

Y a “los que defiendan el no”, prosiguió en referencia velada a Ciudadanos, “lo que hay que preguntarles es en qué posición queda la democracia española si el próximo sábado Mariano Rajoy sigue siendo presidente”. “No hay ningún “cálculo político o electoral que justifique la permanencia de Rajoy en la Presidencia”, advirtió.

La moción de censura, subrayo Sánchez, no la .“forzado el grupo socialista”. Es el resultado de “una situación de emergencia institucional” provocada por la decisión de Rajoy y del PP de nos asumir responsabilidades políticas tras la sentencia de la Gürtel. 

El líder del PSOE recordó también que la moción tiene obligatoriamente que alumbrar un Gobierno “con una hoja de ruta clara, meridiana. No nos engañamos; sabemos cuál es la aritmética fragmentada del Congreso”, admitió. Por eso lo que propone, enumeró, además de un acuerdo para echar a Rajoy, es un consenso “en torno a la necesaria estabilidad y normalización de la vida política”, y después una convocatoria de elecciones para que “lógicamente luego los españoles decidan con su voto qée rumbo debe tomar este país. Ese es el consenso que yo ofrezco a todos los diputados. En torno a la moción de censura, la estabilidad y la normalización de la vida política  y las elecciones”. Primero la moción, precisó al final de su discurso. Y después diálogo sobre esa hoja de ruta.

Sánchez apeló a la “oposición de Estado” que le llevó a negociar con el PP y apoyar una respuesta al desafío independentista en Cataluña, sin por ello dejar de hacer frente a la política social del Gobierno, para que se entienda la decisión de presentar la moción de censura. Es una “situación difícil”, señaló a sus compañeros en las Cortes, “que va a exigir lo mejor de nosotros mismos en las próximas horas para decirle a Rajoy que su tiempo acabó”, lo que provocó un salva de aplausos de los presentes.

Directo | La Ejecutiva del PNV se reúne este jueves para escuchar primero a Sánchez y decidir luego qué vota

Directo | La Ejecutiva del PNV se reúne este jueves para escuchar primero a Sánchez y decidir luego qué vota

Apenas una horas después de obtener el aval del Comité Federal del PSOE a la presentación de la moción de censura, Sánchez se ha dirigido este martes a los miembros de su grupo parlamentario, sobre cuya dirección recaerán los contactos con otros partidos de los que depende conseguir la mayoría absoluta necesaria paa echar a Mariano Rajoy de La Moncloa.

Será precisamente este martes cuando la portavoz del grupo parlamentario, Margarita Robles, inicie una ronda de contactos con los demás grupos para trasladar las intenciones de Sánchez: formar un Gobierno exclusivamente del PSOE, estabilizar la situación política, mantener la defensa del ordenamiento constitucional en Cataluña, adoptar medidas urgentes en materia social y, en un plazo no precisado, convocar elecciones anticipadas para que sean los ciudadanos los que decidan el futuro. 

La moción de censura tiene garantizados los votos de Unidos Podemos, Compromís y Nueva Canarias, lo que suma 156 escaños. Sánchez necesita sumar el voto favorable de al menos otros 20, por lo que —a falta de Ciudadanos, que ya ha anunciado su voto en contra— está obligado a convencer a PDeCAT (8 escaños), Esquerra (9) y PNV (5). Las tres informaciones aseguran estar a la espera de escuchar lo que Sánchez tenga que decir antes de tomar una decisión definitiva que, en todo caso, no puede demorare: la votación de la moción tendrá lugar el viernes.

Más sobre este tema
stats