El futuro del PSOE

Sánchez pide "una marcha más" al PSOE para ganar en 2023 y centra su discurso en la emergencia climática

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al inicio del Comité Federal extraordinario del PSOE

Pedro Sánchez despachó en apenas cinco minutos los cambios que ha realizado en la Ejecutiva del PSOE y que han supuesto un nuevo giro de calado para un partido que quiere "ganar" en 2023, en palabras del presidente del Gobierno y secretario general de los socialistas. Sánchez ha agradecido de manera somera el trabajo realizado por Adriana Lastra, Héctor Gómez y Felipe Sicilia y ha pedido a sus sucesores que vayan "a por todas". Será la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, la número dos del partido en sustitución de Lastra, la titular de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, la portavoz de la Ejecutiva Federal que hasta ahora ocupaba Sicilia y el exlendakari Patxi López el nuevo portavoz parlamentario tras la salida de Gómez.

Sánchez les ha apremiado a meter "una marcha más" de cara al ciclo electoral de 2023 porque gobernar "no es cruzarse de brazos": "Tenemos ganas de ganar, sabemos hacerlo, somos el partido que lo ha hecho más veces a lo largo de la historia. Lo hicimos en 2019 y lo haremos en 2023, no me cabe la menor duda. Lo vamos a hacer trabajando juntos, en equipo", ha afirmado no sin antes recalcar que esa es la "prioridad" del PSOE. El dirigente socialista no dio más explicaciones sobre estos cambios y centró su discurso en la emergencia climática que ha evidenciado la ola de incendios y ha presumido de las medidas "socialdemócratas" en contraposición a las que tomaría la derecha.

El presidente del Gobierno realizó un retrato pormenorizado del panorama de incendios que está padeciendo el país y también habló sobre la crisis energética. En este sentido manifestó que España se opone a propuesta planteada por Bruselas de imponer reducciones de consumo de gas a los países de la Unión Europa en situaciones de alerta ante un posible corte en el suministro por Rusia. "Defenderemos nuestros intereses frente a soluciones impuestas que además no son eficaces", afirmó Sánchez. En la misma línea de lo que ya anunció la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, el Ejecutivo rechaza reducir un 15% su consumo de gas de forma voluntaria hasta la próxima primavera, que Bruselas quiere poder imponer de forma obligatoria en caso de alerta para la seguridad de suministro.

El Estado prevé recaudar 7.000 millones de euros con los impuestos a la banca y a las eléctricas

El socialista aseguró también que "la inacción es un error” y anunció que la próxima semana PSOE y Unidas Podemos registrarán una proposición de ley para aprobar los impuestos a la banca y a las eléctricas, que el presidente del Gobierno dio a conocer la pasada semana durante la celebración del debate sobre el estado de la nación. “Nunca me vais a ver de perfil, no vamos a esperar a que los problemas se resuelvan solos. Siempre he dado la cara. Así gobernamos los socialistas, con determinación y diálogo. Gobernar es transformar”, señaló.

El presidente prevé que el Estado recaude unos 7.000 millones de euros en dos años con estas tasas y se comprometió a que esta subida impositiva no afecte a las clases medias y trabajadoras. En ese sentido incidió en que, al igual que el Gobierno ha ingresado más de 15.500 millones de euros extras en tributos en lo que va de curso con esta inflación, las grandes compañías y los bancos deben aportar parte de sus beneficios extraordinarios.

Sánchez recalcó que la derecha jamás aprobaría un "impuesto sobre los beneficios extraordinarios de las eléctricas y de los grandes grupos financieros" y lamento que el PP únicamente beneficia al 5% de la población "que recibirá una beca para ricos allí donde ellos gobiernan". "Nosotros gobernamos para la clase media trabajadora. No vamos a permitir que el sufrimiento de muchos sea el beneficio de unos pocos", afirmó. El líder del PSOE presumió de la creación por parte del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero de la Unidad Militar de Emergencias, criticada en su día por el PP, y dejó clara su "apuesta decidida por las energías renovables frente al trampantojo de la nuclear".

Sánchez admite equivocaciones pero se reivindica frente a la derecha

Sánchez también admitió haber cometido equivocaciones: "Claro que hemos cometido errores. No teníamos una hoja de ruta, hemos respondido a amenazas y situaciones cuyo alcance nadie conocía", dijo. Sin embargo también quiso reivindicar la acción política del Ejecutivo de coalición frente a la emprendida por la derecha. Según Sánchez con el PP en el Gobierno no habría habido reforma laboral sino "despidos, y no ertes", se habría "disparado la desigualdad a límites intolerables" o se habría registrado "récord de desempleo".Tampoco se hubieran producido, a su juicio, avances en derechos como la eutanasia o el Ingreso Mínimo Vital.

El presidente del Gobierno indicó a sus compañeros del Comité Federal que tenían que explicar esas diferencias por toda España. "No vamos a hacer como el PP, no vamos a ser fuertes con los débiles y débiles con los fuertes", inquirió. Sánchez incidió en propagar al máximo “las recetas socialdemócratas” como las ganadoras. "Cuando sea preciso elegir estaremos del lado de quienes necesitan el auxilio de los poderes públicos, aunque al hacerlo resultemos incómodos para los más poderosos", alegó, una frase que le granjeó los aplausos de las filas socialistas.

Sánchez recurre a pesos pesados del PSOE para afrontar el maratón electoral de 2023

Sánchez recurre a pesos pesados del PSOE para afrontar el maratón electoral de 2023

Más sobre este tema
stats