Primarias del PSOE

Sánchez promete un PSOE de izquierdas, creíble y coherente

Pedro Sánchez, secretario general electo del PSOE, este domingo por la noche.

Ibon Uría

Pedro Sánchez es, de nuevo, el secretario general del PSOE. Lo es casi ocho meses después de dimitir en el transcurso del Comité Federal del 1 de octubre de 2016, cuando salió derrotada su propuesta de celebrar un congreso federal en otoño. Este domingo la militancia le devolvió el liderazgo del partido: con el escrutinio prácticamente finalizado superaba el 50% de los votos y aventajaba en más de diez puntos a la andaluza Susana Díaz. Una victoria mucho más amplia de lo previsto.

Pasadas las once de la noche, Sánchez apareció en la sala Ramón Rubial, la misma en la que 232 días atrás se vio forzado a presentar su dimisión tras perder aquella votación clave. En el escenario le esperaban sus colaboradores, los que le han llevado a ganar las primarias prácticamente sin apoyos orgánicos de relevancia. Entre gritos de "sí es sí", "militancia, democracia" o "presidente, presidente", el nuevo secretario general logró sortear a la multitud y tomar el micrófono.

El ganador de esta noche comenzó su intervención agradeciendo a Susana Díaz y Patxi López que hayan trabajado "desde distintas posiciones por hacer un PSOE más fuerte". "El que ha ganado ha sido el PSOE, y cuando gana el PSOE, gana España", dijo. Sánchez lanzó su segundo mensaje a los progresistas, a quienes votaron socialista el 26J y a los que no: "A unos y otros les decimos que aquí está el PSOE y que aquí está la izquierda". El auditorio estalló en aplausos y gritos de "sí es sí".

El secretario general electo prometió un PSOE que haga "lo indecible" por "cambiar el rumbo del país" y "acabar con la corrupción del PP". "Este proceso de primarias es el kilómetro cero de un PSOE que se pone al servicio de la mayoría social. Hoy empieza todo", proclamó Sánchez, que se propuso construir un PSOE de "izquierdas", "creíble" y "coherente". Y apuntó a Rajoy: "A quien teme el presidente del Gobierno es a un PSOE unido y rumbo a la Moncloa".

Sánchez prometió hacer del PSOE una "organización nueva" basada en el poder de la militancia. Su último mensaje esta noche fue de unidad: "Me comprometo a ser el secretario general de todos y cada uno de los afiliados del PSOE", dijo el madirleño, que proclamó que el PSOE es "una gran familia". El público gritó "unidad, unidad", y Sánchez pidió un "congreso en positivo" para "unir" un partido que está completamente dividido después de los acontecimientos de los últimos meses.

"Cuando hay ganas, ilusión e ideas todo es posible, y lo hemos logrado. A disfrutar esta noche, a cambiar España y a hacerlo desde la unidad de todos los compañeros", concluyó. Como ya hicieran en los actos de campaña de estas primarias, los sanchistas cantaron la internacional puño en alto. Después, sonó el himno del PSOE y Sánchez se dirigió al balcón de la sede socialista de Ferraz para saludar a sus simpatizantes. El nuevo secretario general, señaló su equipo, descansará este lunes, y no tiene previstas entrevistas ni comparecencias en Ferraz.

 

TVE eliminó un avance previsto en La 1 para recoger las palabras de Sánchez

TVE eliminó un avance previsto en La 1 para recoger las palabras de Sánchez

Más sobre este tema
stats