LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
El divorcio de las derechas reconfigura el tablero y pone a prueba las políticas del PP

Derechos laborales

Las trabajadoras de ayuda a domicilio suman 15 días acampadas frente al Ministerio de Trabajo sin reunirse con Yolanda Díaz

Trabajadoras de Ayuda a Domicilio, acampadas ante la sede del Ministerio de Trabajo, en Madrid, para pedir mejores condiciones laborales.

infoLibre

Las trabajadoras de ayuda a domicilio, que llevan 15 días acampadas ante el Ministerio de Trabajo para protestar por su exclusión de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y por no tener reconocidas las enfermedades profesionales que les afectan, han expresado su enfado al no haber recibido aún una solución por parte de la ministra, Yolanda Díaz.

"Estamos enfadadísimas, rabiosas, con mas energía si cabe para seguir luchando y, además, seguir implicando a montones de colectivos", ha remarcado, en declaraciones a Europa Press, una de las mujeres acampadas y secretaria de la Plataforma Unitaria de Auxiliares de Ayuda a Domicilio, Carmen Diego.

Según ha explicado, este lunes tenían previsto reunirse con la vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, pero les han puesto como condición "levantar el campamento independientemente del resultado de la reunión".

Pero eso no es lo que quieren estas trabajadoras. Su objetivo, según aseguran, no es "hacerse la foto" con la ministra sino que les den una solución, y hasta que Trabajo no la ponga "sobre la mesa", prometen no levantar el campamento.

Patronal y sindicatos no llegan a un acuerdo tras 12 horas de reunión y seguirá la huelga del metal en Cádiz

Patronal y sindicatos no llegan a un acuerdo tras 12 horas de reunión y seguirá la huelga del metal en Cádiz

Mientras tanto, seguirán allí apostadas frente al Ministerio de manera indefinida, con sacos de dormir para protegerse del frío y rodeadas de pancartas en las que expresan sus reivindicaciones.

Carmen Diego, junto a la portavoz de la Plataforma, Teresa Villar, y a la vicepresidenta, Eva Miguel, llevan acampadas de forma fija desde el pasado 1 de noviembre -dos de ellas se han cogido vacaciones y la tercera está jubilada-, y los fines de semana reciben el apoyo de más compañeras que se dirigen hasta allí el viernes a la salida del trabajo y que permanecen acompañándolas hasta el domingo.

Entre sus reivindicaciones, estas trabajadoras reclaman que se hagan valoraciones de riesgos laborales en sus lugares de trabajo, es decir, en los domicilios donde trabajan; que se realice un estudio sobre los riesgos de enfermedades que tienen y, también, que se reduzca a los 60 años la edad de jubilación de estas profesionales.

Más sobre este tema
stats