LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
¿Qué fue del apocalipsis europeo? La UE aguanta unida tres años de catástrofes y asedio extremista

"Confinado en el amor, los bares, los amigos...", los versos de Joaquín Sabina para la década contagiosa

Joaquín Sabina

Confinado

Yo, que he vivido siempre confinado

en el amor, los bares, los amigos,

confieso y pongo al diablo por testigo

de que el toque de queda me ha quebrado.

Cierto es que estaba malacostumbrado

a embestir y crecerme en el castigo,

a abrazar a traición a mi enemigo,

a darle la razón a mi cuñado.

Aunque soy un amante de las curvas

peligrosas me mata y me perturba

la escandalosa curva del covid

que sube y sube mientras todo baja,

que rompe el corazón de la baraja,

que envilece la risa de Madrid.

Sin final feliz

Los augures dibujan un oscuro

paisaje de penuria insolidaria,

la muerte es una lumi tabernaria

que juega al ajedrez contra el futuro.

El hoy por hoy es llanto puro y duro,

cada vez ganan más las funerarias,

hará falta una estirpe temeraria

inmune a la desdicha y el cianuro.

Y el domingo sin misa ni partidos

y la vida sin postre ni rutinas

y el espejo con sangre en la nariz.

Y los días marrones repetidos

y la niebla detrás de las cortinas

y los amores sin final feliz.

Más sobre este tema
stats