Literatura

Beatriz Bravo gana el premio de literatura erótica Válgame Dios

Logo del premio de literatura erótica Válgame Dios.

infoLibre

En 2015, el local Válgame Dios —un restaurante, pero también uno de los centros neurálgicos de Chueca y sus vecinos más famosos— se propuso recuperar el brillo de la literatura erótica con un galardón reservado solo a mujeres escritoras. Esta semana ha cerrado su segunda edición premiando a Beatriz Bravo García por su relato "Pulsión", que juega con la convención de la relación profesor-alumna y que la editorial Edhasa publica junto a los otros nueve cuentos finalistas en Pulsión y otros 9 relatos eróticos.

El premio hereda el espíritu de La sonrisa vertical, rama de Tusquets fraguada en los años setenta y que entre 1979 y 2004 señaló a autores como Almudena Grandes o Luis Antonio de Villena. El galardón se suspendió hace ya 12 años por la integración del género, hasta entonces maldito, en otras categorías literarias, y por la "escasa atención de la crítica".

El jurado convocado por Válgame ha estado integrado por personalidades de la cultura, la política y los medios —especialmente cercanas también al local— como Carmen Rigalt, Màxim Huerta, Jon Sistiaga, Carme Chacón, Lorenzo Díaz, Carmen Alborch, José Luis Berlanga, Joana Bonet, Fernando Rodríguez Lafuente, Óscar Mariné o Raúl del Pozo.  

La primera edición del certamen premió el relato "Un paraíso después del paraíso", de Laura M. Lozano, publicado también junto a los otros nueve relatos finalistas por la editorial Reino de Cordelia

El hombre que dibuja las mil caras

El hombre que dibuja las mil caras

Más sobre este tema
stats