La portada de mañana
Ver
Tres lecciones comunes de Galicia y Euskadi: los proyectos a largo plazo tienen premio

Club de lectura

Aprendiendo a querer los libros

Encuentro de la asociación Nosotras mismas con Almudena Grandes.

Sara Díaz Hernández

Son mujeres de barrio. No les sobra el tiempo. Les sobra el trabajo. Pero aman la lectura, hablan de libros y lo hacen en compañía de otras mujeres. Son parte del taller de literatura que la asociación de mujeres Nosotras mismas lleva más de 20 años impartiendo.

Al frente, siempre una mujer, una profesora, una escritora, una filóloga o una periodista, que han dedicado parte de su tiempo a transmitir el cariño por los libros. Leer un libro sigue siendo un placer, y cuando este placer se convierte en animada conversación en complicidad con las mujeres del barrio y, en ocasiones, con la presencia de la autora o autor del libro, el placer se acerca a la felicidad.

Una vez al mes se celebra este taller de literatura; una vez al mes nos juntamos varias mujeres y hablamos de un libro, una novela o un ensayo. Somos conscientes de nuestras limitaciones, pero disponemos para salir del apuro de nuestra directora y, alguna que otra vez, de la presencia de la autora o autor del libro. Y entonces la satisfacción es inmensa, porque muchas hacemos realidad un deseo largamente buscado: el de someter nuestras dudas y sentimientos que vivimos al leer un libro, a la autoridad de su autor o autora.

Tal fue, recientemente, la experiencia vivida con Almudena Grandes (como antes lo fue con el entrañable y admirado José Luis San Pedro). Conocimos de su propia voz como surgió su último libro, que pretendía contar, que quería denunciar, que emociones la embargaban. Y juntas lo comentamos, lo escudriñamos y lo sentimos.

Seguiremos con el taller, seguiremos acudiendo a la cita mensual al local de Nosotras mismas, con nuestra nueva directora para hablar de literatura, para amar la lectura y querer los libros.

Desde aquí quiero expresar, en nombre de mi asociación, la satisfacción por haber tenido y seguir teniendo con nosotras a excelentes profesoras y amigas que hacen posible este taller. Nuestro más sincero reconocimiento a su labor, que consiste ni más ni menos que en sentir y amar la lectura; y lo que es más emocionante: hacerlo con mujeres de nuestro barrio, con mujeres que se sienten orgullosas de venir al taller de Nosotras mismas.

Ah, y nos alegramos que el libro de papel resista a la era digital.

*Puedes encontrar la Asociación de mujeres Nosotras mismas en la calle San Bernardo,120, en el barrio madrileño de Chamberí, o en su Asociación de mujeres Nosotras mismaspágina web

Más sobre este tema
stats