PORTADA DE MAÑANA
Ver
España se sitúa como uno de los países europeos con mayor brecha de género en la cúpula judicial

Música

Niño de Elche: “Los cantautores españoles no han sabido renovarse”

El cantautor Niño de Elche.

2015 fue el año de Niño de Elche. Actuaciones en grandes festivales —del Sónar de Barcelona al Les Suds de Arles—, toda la prensa con la mirada puesta en él y un continuo de galardones y alabanzas a su Voces del extremo —mejor disco del año para la revista Rockdelux, y también para la Asociación de Periodistas Musicales y su recién estrenado Premio Ruido—, último trabajo del cantautor. Francisco Contreras comenta que ha recibido este éxito "con escepticismo, algo de sorpresa y también orgullo, ya no sólo personal, sino porque se haya dado a conocer nuestra forma de trabajar". "Todo esto es lo que se puede verbalizar, pero hay cosas que son difíciles", añade.

Contreras no es novato en la música: lleva ya 10 años subiéndose a los escenarios (y cantando desde que era niño). "No he hecho otra cosa", admite. Pero el éxito le ha llegado ahora. No cree que haya razones concretas para explicarlo, sino que ha sido un cúmulo: "No depende de que se sea más talentoso o la calidad, sino también del momento". Define el "proyecto Voces del extremo" –sí, proyecto, porque sus trabajos discográficos van más allá de la mera grabación, con un trabajo previo de experimentación tanto musical como lírica–, como la "gran inflexión, por su contenido, producción, comunicación, booking…". Además, subraya algo capital: "Se han dado las condiciones de que prensa y público lo han sabido escuchar".

Contreras —que siempre habla en plural cuando se refiere a sus trabajos, debido al puñado de gente que colabora con él— señala al escritor Antonio Orihuela como una de las personas clave en Voces del extremo, ya que fue quien le recomendó poetas emergentes "con un sentido muy diferente a lo que había leído hasta ese momento".  "Mucha de esa gente escribía desde la política libre, con un contenido controvertido, poco común. No es una poesía política partidista, como la izquierda clásica con los cantautores", explica Niño de Elche, que enfatiza: "Es algo más de lo cotidiano, pero no de lo banal, sino más bien de lo cotidiano trascendental".

Así, apunta que "más que en temáticas", se diferencia "en formas y actitudes con las que atacar los textos". Entre sus referencias, están los cantautores clásicos —cita a Víctor Jara o Paco Ibáñez, entre otros—,"gente que marca con su forma de hacer". Eso sí, lamenta "la mala suerte de no tener cantautores que hayan sabido renovarse, como sí pasa en otros países".

Vídeo de Los voluble para 'Mercados' ('Voces del extremo') de Niño de Elche.

Cuando le preguntan por la expectación que genera en festivales y prensa indie, Contreras ríe: "Soy una persona que no se sorprende por muchas cosas, porque trabajo con tantas estéticas, ingenios y gentes diferentes que he visto y sigo viendo de todo". "Esta catalogación de los públicos me resulta muy curiosa cuando se hace con la gente que viene a verme, porque es gente muy dispar", asevera. "No sé qué público es el llamado moderno, no sé quiénes son los modernos ni los posmodernos", añade satírico.

De cualquier modo, explica: "No me sorprende ahora mismo que una persona joven venga a un concierto, sin saber su bagaje cultural y político, me sorprende más ver a personas mayores. Normalmente, el muro está en las personas con la edad de mis padres". ¿Por qué? "Porque son la gente que ha mantenido el sistema que nosotros ponemos en duda". Como anécdota, cuenta que cuando sus amigos del mundo del activismo van a sus concierto... “Ya te puedes imaginar el análisis que hacen del público", comenta entre risas: "Dices, hostia, relajaros un poco, que si no estáis más atentos del público que del concierto y de lo que se genera". 

En cualquier caso, Niño de Elche lo deja claro: "No considero mi mundo ninguna de las escenas. Las etiquetas muchas veces asfixian más que esclarecen".

¿Heredero de…?

Niño de Elche comenzó en la escena flamenca, pero sus inquietudes le han ido alejando de ella. "Es un trozo de mí", admite, "hasta que llegó un momento que mi cuerpo y mi intuición me llevó a otros terrenos. Me di cuenta de que la escena flamenca no iba a ser lo providencial para poder desarrollarme, y decidí apartarme todo lo que puedo de ella". 

Aunque admite que le han "impregnado" grupos andaluces que fusionaron la música de su tierra con otros estilos, como Triana o Smash, Contreras asegura que "no son prioritarios a la hora de componer": "Todo con lo que hemos trabajado, aparte de nuestras mochila, hasta ahora son influencias europeas y norteamericanas". "No pertenece a nuestro proceso, aunque sea nuestro imaginario cultural por lo que hemos vivido y lo que hemos escuchado”, explica: “Triana no tiene más espacio en nosotros que Kraftwerk o Kant, que son más importantes para entender mi forma de trabajar".

Documental sobre Miguel Hernández realizado por Niño de Elche.

Una de las figuras a la que Niño de Elche ha dedicado buena parte de su obra es Miguel Hernández, sobre quien realizó un ambicioso proyecto. "Miguel pertenece al imaginario colectivo de cualquier persona que se acerque al mundo de la poesía o de la política", dice Contreras, que lamenta que "en Elche su obra no suena mucho, pero sí su nombre".

Critica que "es un poeta que todo el que se ha acercado se ha hecho un traje a su medida: tanto el Partico Comunista como la derecha o las instituciones". "El trabajo que hice no es cómodo para ninguno de ellos: ni en contenido, ni en forma. El mundo experimental, el mundo anárquico en el sentido popular… Ni lo entienden ni lo apoyan, como es lógico", razona. "El PCE es un partido conservador, tanto en sus formas artísticas como en sus formas de relación sociopolítica. Cuando hay un homenaje a Miguel Hernández, siempre tratan de que sea desde el comunismo clásico, rancio", explica. A lo que añade: "Todo el mundo piensa que Miguel Hernández alababa la pobreza, pero él odiaba ser pobre, odiaba trabajar… Y eso rompe con el imaginario del Partido Comunista".

Íñigo Errejón reivindica la memoria antifascista con Maria Arnal i Marcel Bagés

Íñigo Errejón reivindica la memoria antifascista con Maria Arnal i Marcel Bagés

Para citar influencias ideológicas, Contreras lo tiene claro: "Soy hijo del 15-M, con sus pros y sus contras. Culturalmente está bastante pobre, pero me acerqué mucho a una actitud de lo político que me sirvió para entender prácticas artísticas", explica sobre su experiencia en las plazas.

—Si la música comprometida tradicional, visibilizada generalmente por cantautores, ha quedado obsoleta, ¿cómo será la nueva?

—Pero, ¿qué es lo comprometido? La música ya sabemos qué es, pero cuando llamamos a algo comprometido, ¿dónde está la línea del compromiso y el no compromiso? ¿De qué depende? Delimitar eso es muy difícil, es muy complejo dentro del capitalismo. No siempre uno está comprometido, ¿con qué? ¿Contigo mismo? ¿Con tu entorno?

Más sobre este tema
stats