PORTADA DE MAÑANA
Ver
La sombra de ETA sacude la campaña al alza de EH Bildu

La RAE critica el lenguaje inclusivo del Congreso: "Hay un deseo de acrecentar la distancia con el mundo real"

Edificio de la Real Academia Española de la Lengua. Imagen de archivo.

La Real Academia Española (RAE) ha elaborado una nota en la que critica el documento de recomendaciones para potenciar el uso del lenguaje inclusivo en el Congreso de los Diputados aprobado el pasado mes de diciembre, afirmando que "hay un deseo implícito de acrecentar la distancia, ya considerable en la actualidad, entre el universo oficial y el mundo real".

La Academia se refiere a esa serie de recomendaciones sobre el uso del lenguaje aprobada hace más de un mes por la Mesa del Congreso, de la que forman parte el PSOE, Sumar y el PP. La guía incluye las clásicas propuestas para el uso del lenguaje inclusivo como sustituir, por ejemplo, "empleados" por "personal", o "ciudadanos" por "ciudadanía", así como diferenciar el uso del masculino y del femenino en la designación de profesiones y actividades (diputado, diputada o miembros del Congreso).

Además, se apuesta por "evitar un uso excesivo del masculino genérico" y se desaconseja "utilizar expresiones o palabras que incurran en incorrecciones gramaticales, falta de legibilidad o que no estén recogidas en el Diccionario de la RAE". El documento también pide huir del uso de la arroba o la 'x' en lugar de las desinencias de género o la 'e' para las terminaciones, según ha recogido Europa Press.

En su nota, la RAE recuerda que "es más que evidente" que cada uno puede expresarse con las fórmulas lingüísticas "que libremente elija", si bien remarcando que en los documentos que ha publicado la institución se defiende que "no son sexistas muchos usos gramaticales y léxicos del español que las autoridades presentan como tales".

"No se apoya la igualdad de los hombres y las mujeres de nuestro país pidiendo a los ciudadanos (sean parlamentarios o no) que hagan constantes equilibrios sintácticos, morfológicos y léxicos para evitar opciones lingüísticas que pertenecen a su forma natural de expresarse", ha remarcado, también en alusión a otras pronunciaciones respecto al lenguaje inclusivo.

Tampoco considera la academia que se avance en la consecución de la igualdad democrática de hombres y mujeres "forzando de manera artificial" la gramática y el léxico de la lengua española. Por el contrario, ve necesario en este caso que se arbitren medidas legislativas que conduzcan a la equiparación de derechos, mejorando la educación que los jóvenes reciben en la escuela y "trabajando de otras muchas formas por una sociedad que refleje de manera efectiva todos esos valores".

La RAE apunta a la interpretación que las recomendaciones del Congreso hacen del llamado ''masculino inclusivo'' como "el punto más conflictivo", remarcando la "paradoja" que supone que en el mismo documento se hable de "sustituirlo", pero a la vez se pida "evitar un uso excesivo" de este recurso.

"El documento de la Mesa del Congreso da a entender, desde su mismo título (Recomendaciones para un uso no sexista del lenguaje en la Administración parlamentaria) que los hablantes que no aplican los recursos allí expuestos se expresan en un lenguaje sexista", ha lamentado la institución dirigida por Santiago Muñoz Machado, recordando que este criterio también se aplica en otros documentos oficiales de la Administración elaborados en los últimos años.

¿Es sexista el lenguaje de millones de hispanohablantes?

"Sería, pues, sexista, el lenguaje cotidiano de la mayor parte de los millones de hispanohablantes de todo el mundo, incluyendo el de los propios parlamentarios españoles cuando no hablan desde la tribuna o no redactan proyectos legislativos", ha señalado.

Además, alerta de que con estos criterios también sería igualmente sexista "el lenguaje de la literatura, el ensayo, la ciencia, el cine, el periodismo, la legislación y tantos otros ámbitos (no necesariamente coloquiales ni informales) en los que los textos escritos en español no se suelen redactar aplicando los recursos que la Administración recomienda".

Y remarca además otra "contradicción" cuando el informe del Congreso habla de que sus recomendaciones sobre lenguaje sexista no podrían aplicarse a textos más literarios. "Cabe pensar, por un lado, que las expresiones propias del lenguaje supuestamente sexista dejan misteriosamente de serlo cuando no aparecen en textos oficiales. La otra opción, más preocupante incluso, consiste en suponer que los hispanohablantes están autorizados a expresarse en un lenguaje sexista a menos que representen a la Administración o redacten discursos públicos", ha remarcado.

Las sociedades democráticas y el lenguaje

Es por ello que la RAE "sospecha" que, tras esa "peculiar" disyuntiva, se esconde "el deseo implícito de acrecentar la distancia, ya considerable en la actualidad, entre el universo oficial y el mundo real". "Si bien sería de esperar que las administraciones trabajaran para acortarla, parecen más interesadas en aplicar una y otra vez las dobles varas de medir que tan patentemente la ponen de manifiesto", han criticado.

Pese a celebrar que el informe tenga en cuenta algunos aspectos ya analizados por la RAE -como la recomendación de que se evite la '@' o las letras 'e' o 'x'- la RAE entiende que no se avanza a logros sociales "modificando arbitrariamente opciones morfológicas, sintácticas y léxicas que el español comparte con muchas lenguas".

"LA RAE ha puesto de manifiesto en numerosas ocasiones que comparte por completo la convicción de que las mujeres y los hombres han de poseer los mismos derechos y los mismos deberes en las sociedades democráticas, y es igualmente consciente de que todavía no se ha alcanzado plenamente dicha equiparación entre nosotros. Pero las sociedades en que se hablan lenguas que organizan de otra forma las propiedades morfológicas del género no son necesariamente más democráticas que la nuestra", ha criticado.

Las recomendaciones del Congreso

Con estas Recomendaciones para un uso no sexista del lenguaje en la Administración parlamentaria, el Congreso busca cumplir el mandato de la Ley de Igualdad de 2007, que insta a los poderes públicos a "la implantación de un lenguaje no sexista en el ámbito administrativo", así como del primer Plan de Igualdad aprobado por las Cortes Generales en 2020.

Las redes sociales ya viven en un mundo butleriano, ¿y 'nosotres'?

Las redes sociales ya viven en un mundo butleriano, ¿y 'nosotres'?

Para su redacción se han utilizado como base las guías sobre la materia elaboradas por otras instituciones públicas -el Senado, por ejemplo, ya cuenta con la suya-, así como las reglas gramaticales vigentes y las recomendaciones sobre lenguaje inclusivo de la Real Academia Española.

Mejor "personal" que "empleados"

La reforma reglamentaria aprobada al inicio de la legislatura para regular el uso de las lenguas cooficiales en la Cámara ya incluía una disposición adicional para que, en el plazo más breve posible, se acometiera "una revisión" del texto del Reglamento del Congreso para adecuarlo al lenguaje inclusivo de género.

Según informaron fuentes parlamentarias, no hay fecha para iniciar esa revisión de las normas de la Cámara, pero se mantiene la previsión de realizarla en esta legislatura. Eso sí, de momento, en los documentos parlamentarios habrá que aplicar la guía aprobada.

Más sobre este tema
stats