Fotografía

La Transición que todo lo cambió, en 175 imágenes

La Transición que todo lo cambió, en 175 imágenes

La llamada Transición de la dictadura a la democracia fue un periodo complejo, apasionante y contradictorio en el que cambió España entera. No sólo se transformaron las instituciones políticas, sino que el país protagonizó una auténtica revolución pacífica en los usos y costumbres sociales, en las manifestaciones culturales, en las relaciones entre hombres y mujeres, en las aulas, en los centros de trabajo… Aquel periodo de aceleración histórica, entre la muerte de Franco en 1975 y la victoria electoral del PSOE en 1982, ha sido en verdad poco estudiado y ha sido sometido a estereotipos y simplificaciones según iba pasando el tiempo.

Testigo de primera fila de aquellos años, el fotógrafo Antonio Suárez de Arcos (Pueblonuevo, Córdoba, 1952) expone 175 imágenes de aquella época en la Fundación Diario Madrid (calle Larra, 14) después de haber pasado por las salas de la Universidad de Salamanca, que ha editado el catálogo. Centrado en la figura del presidente del Gobierno entre 1976 y 1981, Adolfo Suárez, el Suárez fotógrafo amplía su trabajo y su perspectiva hacia los salones del Congreso o de los ministerios, pero también deja testimonio de una calle en permanente ebullición. “Guardo unos 2.000 negativos de aquel periodo”, relata el fotógrafo Suárez mientras recorremos la exposición, que permanecerá abierta hasta el 26 de enero, “y en las muestras se encuentran las imágenes más significativas del presidente Suárez, así como de otras figuras de la política, es decir, Felipe González, Manuel Fraga o Santiago Carrillo. Pero también he querido mostrar la revolución social y cultural de aquellos años con las primeras manifestaciones del orgullo gay o con fotos de Cecilia Roth, Alaska, Pilar Miró o Fernando Fernán Gómez. Sin olvidar, claro está, el golpe de Estado del 23 de febrero de 1981 ni aquellas campañas electorales tan vivas y agitadas”.

Antonio Suárez

recorrió aquella Transición desde las redacciones de Diario 16 o de la agencia Cover, entre otros medios, y en las últimas décadas ha trabajado como profesional independiente para la prensa o para el cine, además de participar en exposiciones colectivas. Con un cierto toque de nostalgia y una actitud claramente combativa, el Suárez fotógrafo exclama: “La Transición no ha sido suficientemente estudiada ni analizada ni vista. En cualquier caso, aquel paso de la dictadura a la democracia se llevó a cabo sin una depuración, sin una limpieza de las estructuras del franquismo, en especial, entre la judicatura, las fuerzas de seguridad y el Ejército. En realidad, fue todo tan vertiginoso que no dio tiempo a un examen de conciencia ni a que los partidos de izquierda repararan los 40 años de dictadura. Ahora bien, también cabría preguntarse si la oposición antifranquista tenía suficiente fuerza para imponer una ruptura democrática con la dictadura y no conformarse con la reforma pactada con el régimen anterior que al final prosperó. En definitiva, creo que la Transición no fue ni el modelo idílico que han vendido algunos ni tampoco un periodo lleno de errores y de lastres para el futuro”.

Emigrado a París en 1972 en busca de nuevos horizontes, posibilidades de formación y vientos de libertad, Antonio Suárez pudo comprobar, a su regreso en 1977, cómo se transformaba “un país gris y verde oliva durante la dictadura en una España de colores y de libertad”. Así las cosas y aunque todas las fotos de la exposición de la Fundación Diario Madrid son en blanco y negro, las imágenes proyectan una España alegre, esperanzada y en movimiento. Se lamenta este fotógrafo profundamente enamorado de su profesión de la falta de cultura democrática en España y achaca, sobre todo, al sistema educativo y a los medios de comunicación la ausencia de explicación sobre la historia reciente de España. “Además”, añade, “lo que critico más de los gobiernos socialistas de Felipe González, y también de los anteriores de UCD, es que no abordaron una pedagogía a fondo de la democracia. Y de aquellas lluvias, estos lodos, porque este país sigue padeciendo una notable amnesia histórica”.

Con la intención de suplir esas carencias que denuncia, Antonio Suárez ha montado esta exposición que probablemente se exhibirá en otras ciudades españolas después de pasar por Salamanca y Madrid. A modo de declaración de principios, el autor de la exposición cita en el catálogo una frase del prestigioso fotógrafo francés Raymond Depardon: “Vengo del periodismo, pero al mismo tiempo estoy tentado por la poesía, la política y tal vez la idea de ser un testigo, la creencia de que todavía se pueden cambiar las cosas con la imagen”. Esa filosofía resume la trayectoria de uno de los grandes testigos gráficos de la Transición.

Las urnas que abrieron paso a la Transición vistas 40 años después

Las urnas que abrieron paso a la Transición vistas 40 años después

Más sobre este tema
stats