LA PORTADA DE MAÑANA
Ver
Doce asesinatos machistas en quince días destapan fallos en todas las escalas de protección de las mujeres

MERCADO INMOBILIARIO

El 32% de las viviendas se compra al contado

El 32% de las viviendas se compran al contado

El estallido de la burbuja inmobiliaria, con la consiguiente caída de precios y el desplome de las hipotecas, ha causado otro fenómeno inimaginable hace sólo unos años: el 32% de las viviendas que se compran se pagan al contado. En los primeros seis meses del año se han firmado 171.008 operaciones de compraventa de viviendas, pero se han constituido sólo 115.895 hipotecas. La diferencia corresponde a inversores individuales e institucionales y a extranjeros, aseguran los conocedores del mercado inmobiliario.

El hundimiento del Titanic hipotecario es abrumador, a tenor de las cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE). Si en 2007, justo antes del pinchazo de la burbuja, en España se firmaban 1,23 millones de hipotecas, esa cifra se quedó en 2012 en sólo 273.893. Hace seis años, además, el número de estos préstamos superaba ampliamente al de operaciones de compraventa, que era de 775.300. El motivo: los particulares hipotecaban sus casas para afrontar otro tipo de gastos distintos de la compra de una vivienda.

Hoy, pese a que el Euríbor, el tipo de interés de referencia, está en mínimos históricos, los diferenciales que ofertan los bancos para estos préstamos están en el 4% y no dejan de subir. Además, las entidades han endurecido como nunca las condiciones para concederlos. Si a ello se le suma el récord de paro y las bajadas de salarios, el resultado es una demanda nacional bajo mínimos.

Los españoles compran un 25% menos

De forma que ahora los únicos que se atreven y están en condiciones de comprar viviendas en España son los extranjeros –el 17% de los compradores– y los inversores –entre el 30% y el 40% de los compradores–. Las cifras las aporta el ex presidente del Banco Hipotecario, Julio Rodríguez. “El mercado español está en manos de los extranjeros, los inversores institucionales y la Sareb [el banco malo]”, destaca a infoLibre.

Según precisa en su blog, las ventas de vivienda a extranjeros han crecido un 7,3% este año, mientras que las ventas a españoles se han hundido un 25,4%. A parecidas conclusiones llega el Servicio de Estudios del BBVA, que atribuye parte de la caída hipotecaria a los últimos cambios fiscales: la supresión de la deducción en el IRPF y el aumento del IVA de la vivienda nueva, que ha pasado del 4% al 10%.

A la caza del mejor precio 

La compraventa de viviendas se modera hasta un 4,2% en el segundo trimestre

La compraventa de viviendas se modera hasta un 4,2% en el segundo trimestre

Julio Rodríguez achaca a la irrupción del banco malo a finales de 2012 la mayor caída de los precios de la vivienda en el último semestre, después de aguantar con bajadas moderadas el estallido de la burbuja durante los cuatro años anteriores. Desde 2007, los precios se han reducido un 37,6%, según la sociedad de tasación Tinsa; un 36,2% según el INE. Pero de acuerdo con algunos expertos, deberían bajar aún un 20% o 30% más. La OCDE cifra en un 11,5% la sobrevaloración de las viviendas en España.

Ha sido la compra por la Sareb de los pisos de los bancos con grandes descuentos lo que ha tirado los precios y éstos, a su vez, son el anzuelo que han picado extranjeros e inversores. Pero sólo en viviendas “del sol y playa”, precisa Julio Rodríguez. Baleares, Canarias, Comunidad Valenciana, Málaga y Almería se están llevando la parte del león. Las medidas del Gobierno para incentivar la compra de viviendas por extranjeros –concederles el permiso de residencia si adquieren un inmueble por más de medio millón de euros– son “proactivas” y pueden estimular las operaciones, apunta el ex presidente del Banco Hipotecario. Sin embargo, aclara, el inversor extranjero es más especulador que el español, no compra para ocupar la vivienda.

En todo caso, tampoco es descartable que entre ese 32% de compradores al contado haya españoles. Por culpa de los límites impuestos por el Banco de España a la remuneración de los depósitos bancarios –del 1,75% a los de un año, del 2,25% a los de dos años y del 2,75% a los de tres años o más–, la vivienda ha vuelto a convertirse en un vehículo de inversión. Un movimiento que quizá, augura Julio Rodríguez, termine revitalizando el famélico mercado del alquiler español.

Más sobre este tema
stats