Los abusos de la banca

Los bancos salvan con pequeñas multas los casos de manipulación de índices y cambio de divisas

UBS

Los grandes bancos han manipulado índices que sirven como referencia de las operaciones más cotidianas y han convenido entre ellos los tipos de cambio de las divisas para favorecer sus intereses. Con la manipulación han obtenido grandes beneficios de forma irregular –no concretados por la autoridades– que están siendo castigados ahora con pequeñas multas. En el caso de EEUU, las entidades pilladas in fraganti han llegado a acuerdos extrajudiciales (Bank of America, JP Morgan).

En el penúltimo capítulo de los abusos bancarios, las autoridades de tres países, EEUU, Reino Unido y Suiza, han decidido multar con un total de 3.440 millones de euros a UBS, Citigroup, Bank of America, JP Morgan Chase, Royal Bank of Scotland y HSBC. El mercado de divisas mueve cada día cuatro billones de euros y nadie sabe, más allá de las sospechas, durante cuánto tiempo se realizaron las prácticas de manipulación. 

La multa por manipular los tipos de cambio queda empequeñecida si se compara con el beneficio potencial. En la denuncia desvelada por Bloomberg en 2013 se narraba cómo cualquier pequeña variación en los tipos de cambio de las monedas se traduce en beneficios o pérdidas significativas. Un ejemplo: una variación del 0,02%, con una operación de 1.000 millones de euros puede convertirse  en un beneficio de 200.000 francos suizos. Con un clic.

Mercado de divisas

Las principales entidades en el mercado de las divisas son Deutsche Bank AG (DBK) (15,2%); Citigroup (14,6%); Barclays PLC (10,2%) y UBS AG (10,1%). Dos de ellas, Citigroup y UBS, están en el pelotón de los cazados en operaciones con los tipos de cambio. La Comisión del Comercio de Futuros de Materias Primas de EEUU atribuyó la multa a "la manipulación o a la colaboración con otros bancos para manipular los tipos de interés globales en el mercado de divisas en beneficio de determinados operadores".

La pequeña sanción –comparada con el volumen de negocio– a los bancos que manipularon el cambio de divisas no es una excepción. Es la norma. La Unión Europea multó el mes pasado a JP Morgan, los suizos UBS y Credit Suisse y el británico Royal Bank of Scotland (RBS) por manipular el índice Líbor –en francos suizos– con menos de 100 millones de euros. RBS se libró al delatar la exietencia del acuerdo ilegal entre bancos y JP Morgan tuvo una rebaja del 40% por colaborar en la investigación.

El índice Líbor (London Interbank Offered Rate), lo cocinan en Londres una docena de bancos. Sirve de referencia en numerosas transacciones y contratos. Hasta 550 billones de dólares en activos, según la prensa anglosajona, están vinculados al índice. Es una referencia esencial para hipotecas en EEUU y también Reino Unido. En 2012, Bruselas cazó a UBS y Barclays por manipular el índice.

También el índice japonés

No se trata sólo del Líbor. Ningún índice, ni siquiera el japonés (Tibor) se ha librado de la búsqueda del rédito por la vía rápida de la manipulación. En diciembre de 2013, la Comisión Europea  multó con 1.700 millones de euros a seis entidades financieras por manipular euríbor y Tibor (el índice de referencia japonés). Bruselas sancionó entonces por cartel a cinco bancos (Deutsche Bank, Société Générale, Royal Bank of Scotland, JP Morgan y Citigroup) y un broker (JP Martin). Otras dos entidades, Barclays y USB, participaron en la manipulación, pero se libraron de la multa por cooperar.

La investigación de la Comisión concluyó que el cartel del Euribor actuó entre septiembre de 2005 y mayo de 2008, hasta solo cuatro meses antes de la caída del grupo estadounidense Lehman Brothers. Fueron tres años de impunidad que generaron beneficios aún no detallados.

Las modestas sanciones ponen de manifiesto que han fallado los controles durante demasiado tiempo. Tanto la Autoridad Bancaria Europea (ABE) como la AEVM (Autoridad Europea de Valores y Mercados) han criticado la falta de independencia y transparencia del comité que vela por el correcto funcionamiento del mecanismo que determina los índices con datos de los bancos. La patronal bancaria, destacaba el informe, ni siquiera contrasta periódicamente el tipo que facilita la agencia privada con los tipos que se aplican en las transacciones.

Carburantes

La polémica sobre los índices también afecta a los mercados de carburantes. Bruselas investiga el índice Platts, propiedad de la editorial McGraw Hill. Se elabora a diario con información que los redactores recaban de todos los agentes del mercado. Es el más utilizado, a mucha distancia del que elabora otra empresa: Argus.

El índice es la base que se utiliza para los contratos de compraventa de crudo y de productos derivados.Si las empresas logran manipularlo, logran alterar los precios finales. Eso es lo que ha tratado de comprobar la Comisión Europea en una investigación que afecta, según han reconocido las propias empresas, a compañías como Shell, BP y Statoil.

Los privilegios de la banca que el Gobierno se resiste a limitar

Los privilegios de la banca que el Gobierno se resiste a limitar

Más sobre este tema
stats