GESTIÓN PÚBLICA

CCOO denuncia que una filial de Adif adjudicó de forma irregular un contrato de 46,6 millones de euros

CCOO denuncia que una filial de Adif adjudicó de forma irregular un contrato de 46,6 millones de euros

Comercial del Ferrocarril SA (Comfersa), participada por Adif y Renfe, está incluida en la lista de empresas públicas que el Gobierno decidió suprimir en el plan de racionalización del sector estatal. Sus áreas de negocio, la gestión de los aparcamientos de las estaciones y de la publicidad ferroviaria. Así que en 2014 cedió la explotación de sus aparcamientos en 51 estaciones de ferrocarril, unas 22.000 plazas, a la empresa Saba. El contrato, con una duración de 10 años, suma un importe de 140 millones de euros. También ha adjudicado la gestión de las estaciones de cercanías de Madrid a Initial Services y de sus aparcamientos a Empark. El penúltimo movimiento en el mismo sentido lo dio el pasado 11 de febrero, cuando entregó la explotación publicitaria de las estaciones de Adif y de los trenes de Renfe a una Unión Temporal de Empresas (UTE) integrada por dos firmas: Telson e Impursa. Un contrato de 46,58 millones de euros para los próximos siete años, renovables por otros tres más.

El caso es que, según la carta que CCOO ha enviado al presidente de Comfersa, Antonio Aguilar Mediavilla, la UTE ha conseguido el contrato pese a que una de sus empresas, Impursa, no depositó en el Registro Mercantil sus cuentas de 2013 hasta el pasado mes de febrero, cuando el plazo de presentación de ofertas había concluido el 31 de octubre, tres meses antes. Adjuntar las cuentas de los dos últimos ejercicios depositadas en el Registro Mercantil es uno de los requisitos que exige a las empresas concursantes el pliego de condiciones de la licitación. Esos informes anuales sirven para acreditar la solvencia económica y financiera del licitante. Si no se presentan, como el resto de la documentación administrativa necesaria, el concursante debe ser excluido.

En este caso, sin embargo, no sólo la UTE Impursa/Telson continuó adelante sino que, además, ganó el concurso, pese a presentar la oferta económica más elevada de todas. También acudieron a la licitación Promedios (41,1 millones de euros), Exterion (30,2 millones), Clear Channel (26,8 millones) y Ferrovial Ginsa (17,19 millones).

Impursa, una empresa dedicada al mobiliario urbano, forma parte del Grupo Redext, cuyo accionista mayoritario es el fondo de inversión británico GMT Communications Partners. Telson es una filial de tres60 Grupo, que se creó en 2013 cuando otro fondo de capital riesgo, HIG Capital, compró las filiales de servicios audiovisuales de la productora Vértice 360. Lo presidió hasta marzo de 2014 el exministro de Industria del PP Josep Piqué. Desde entonces se encuentra al frente de tres60 Grupo la también ex ministra del Gobierno de José María Aznar Anna Birulés.

CCOO asegura en su carta al presidente de Comfersa que, cuando la mesa de contratación le dio a Impursa/Telso un plazo de cinco días para subsanar el error, ésta aportó un documento en el que es “imposible” saber qué acto se ha inscrito. “Las cuentas aportadas”, explica el sindicato, “no llevan acreditación ni certificación alguna del Registro Mercantil”. Es más, ese “acto” que inscribió en el Registro de Alicante resulta ser, según la referencia que adjuntó la empresa, no el depósito de cuentas, sino la reelección de KPMG como auditor, advierte la carta.

¿La mesa comprobó o no comprobó?

CCOO comprobó la documentación del concurso el pasado 26 de febrero, tras solicitar su consulta. Entonces preguntó al secretario de la mesa de contratación por la falta de depósito de las cuentas de 2013. Éste, continúa la carta, respondió “con vehemencia digna de mejor causa” que todo se había realizado “conforme a derecho” y que la mesa había comprobado el depósito de cuentas de Impursa en el Registro Mercantil.

CCOO lo pone en duda, puesto que la mesa exigió a la empresa que subsanara ese problema el 7 de noviembre y el plazo para hacerlo terminó cinco días después. La fecha en que figuran presentadas las cuentas, sin embargo, es febrero de 2015, según consta en el propio registro.

De ahí que el sindicato exija a Comfersa las verificaciones oportunas y, si procede, anule la adjudicación y el concurso: la mesa de contratación no hizo ninguna “comprobación dentro de los mínimos que parecen exigibles” y permitió a Impursa continuar en el procedimiento y alzarse con la adjudicación, pese a haber “conculcado los pliegos administrativos. Tampoco descarta CCOO acudir a los tribunales de justicia.

Deudas con la Seguridad Social y Hacienda

La falta de las cuentas sirve a CCOO también para poner en duda la solvencia económica y financiera de ambas empresas. De hecho, asegura que en 2012 Impursa perdió 2,7 millones de euros y tenía a su accionista único, Instalaciones Especiales de Publicidad Exterior SL, en causa de disolución con unos fondos propios negativos de 2,4 millones de euros. Precisamente el auditor de Impursa incluyó varias salvedades en su informe por el riesgo de impago “máximo” del accionista único.

Telson, continúa CCOO, cerró 2013 con 2,9 millones de euros de pérdidas. En realidad, el sindicato dice que lleva en números rojos desde 2009 y que su patrimonio neto ha encogido desde entonces una tercera parte, por lo que se encuentra “muy cerca de causa de disolución” –cuando el valor del patrimonio neto es inferior al 50% del capital social–.

Además, la filial de tres60 Grupo ha tenido que solicitar aplazamientos en el pago de las cuotas a la Seguridad Social de un millón de euros en 2012 y de 744.000 euros en 2013, explica CCOO. En 2014 la Agencia Tributaria ha embargado de forma cautelar derechos de cobro y activos líquidos del socio único de tres60 con respecto a Telson, añade el sindicato. Los pliegos del concurso exigen a los licitantes que estén al corriente de sus obligaciones con Hacienda y con la Seguridad Social.

En manos de los servicios jurídicos de Comfersa

Finalmente, otro dato hace sospechar a CCOO de la capacidad de esta empresa para cumplir el contrato con Comfersa. En febrero de 2014 Telson comenzó a ejecutar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para sus 240 trabajadores, que incluyó 10 despidos, una bajada de sueldos y una reducción de jornada equivalente a 35 días por año por asalariado. El pasado diciembre, además, despidió a tres de su máximos ejecutivos.

El contrato para hacerse con la publicidad de estaciones y trenes implica que el adjudicatario deberá subrogarse de los contratos de los empleados de Comfersa que hasta ahora trabajaban en el área de publicidad. Son apenas una quincena. Comfersa tenía cerca de 400 trabajadores que, tras la cesión de los aparcamientos, han quedado reducidos a poco más de 20.

“Los servicios jurídicos de la empresa están estudiando la reclamación de CCOO”, ha explicado por su parte la directora de Ventas de Comfersa, Teresa Escolano a infoLibre. Según dice, Impursa sí facilitó el certificado del depósito de cuentas en el Registro Mercantil antes del 31 de octubre. “A Comfersa”, añade, “no le consta que Impursa/Telson tenga problemas ni con Hacienda ni con la Seguridad”.

El Estado dejará de ingresar seis millones de euros al año tras privatizar Adif la gestión de sus aparcamientos

El Estado dejará de ingresar seis millones de euros al año tras privatizar Adif la gestión de sus aparcamientos

Más sobre este tema
stats