PORTADA MAÑANA
Ver
El PP carga contra "la PAC de Planas" que los populares europeos defendieron y avalaron en Bruselas

GESTIÓN PÚBLICA

El Estado dejará de ingresar seis millones de euros al año tras privatizar Adif la gestión de sus aparcamientos

El Estado dejará de ingresar seis millones de euros al año tras privatizar Adif la gestión de sus aparcamientos

Comercial del Ferrocarril SA (Comfersa), participada por Adif y Renfe, sacó a concurso en 2013 la explotación de 22.000 plazas de aparcamiento en 51 estaciones de ferrocarril que hasta ese momento gestionaba ella. Fueron adjudicadas a una empresa, SabaInfraestructuras, la mitad de cuyo capital es propiedad de Caixabank, por 140,76 millones de euros. Los explotará durante 10 años.

En febrero de 2013 la Dirección General de Programación Económica y Presupuestaria del Ministerio de Fomento emitió un informe sobre la situación de Comfersa, que desde marzo de 2012 está incluida en el plan de racionalización del sector estatal aprobado por el Gobierno y, por tanto, se encuentra en fase de liquidación. Ese documento, sin embargo, destacaba que, pese a haber perdido cinco millones de euros en 2012, la empresa podía volver “a la senda de los beneficios y de reparto de dividendos a sus accionistas” en 2014. De hecho, en 2013 redujo sus pérdidas a tres millones de euros.

El documento también resaltaba que Comfersa había sido “un ejemplo de rentabilidad”, con unos beneficios antes de impuestos de 44,76 millones entre 2000 y 2011. Su único ejercicio con números rojos fue 2012, de lo que culpaba a la “mala gestión realizada por el anterior equipo directivo” y al “efecto perverso” del anuncio de la desaparición de la empresa. En enero de 2013 fue nombrado presidente de Comfersa Antonio Aguilar Mediavilla, que procede de la también extinta FEVE, en sustitución de Miguel Ángel Campos, quien apenas había permanecido un año en el cargo.

“A partir de 2014", precisa el documento, "Comfersa debería estar en condiciones de generar un beneficio antes de impuestos de un millón de euros con un Ebitda [beneficio de explotación] de alrededor de los dos millones, magnitudes ambas que crecerían a partir de 2016”. En 2015, añade, volvería a repartir diviendos a sus accionistas, Adif y Renfe. Según las previsiones de Fomento, el impulso de la alta velocidad aumentaría los ingresos en los aparcamientos y los ingresos por publicidad –la segunda área de negocio de Comfersa– en un 5%, unos 2,2 millones más.

Finalmente, el documento aventuraba una rebaja de costes de un millón de euros en 2014 tras culminar el pago de las indemnizaciones por el despido de 25 trabajadores y otros “recortes de gastos superfluos e improductivos”.

Estas cifras, sin embargo, cayeron en saco roto y Fomento ha continuado con su plan para desmontar Comfersa, que en estos momentos no cuenta más que con una veintena de personas en plantilla, cuando llegó a superar los 400 trabajadores antes de 2012.

24,2 millones Comfersa, 17,3 millones Saba

El análisis de la Dirección General de Programación Económica también se ocupaba de la concesión de los aparcamientos. Por gestionarlos Comfersa pagó a Adif un canon en 2011 de 24,2 millones de euros, de 22,03 millones en 2012 y de 22,1 millones en 2013. “Desde el punto de vista estrictamente financiero, la oportunidad de concesionar la gestión de la actividad de Comfersa dependerá de si actualmente en el mercado hay alguien dispuesto a pagar a Adif por la gestión de los aparcamientos, en términos financieramente equivalentes, una cuantía similar o al menos no muy inferior a la que actualmente abona Comfersa”, concluía el informe.

Sin embargo, Saba pagará a Adif 17,3 millones en 2014, 18,1 millones en 2015, 18,9 millones en 2016 y 19,8 millones en 2017. No sobrepasará los 21,8 millones –alcanzando, por tanto, lo abonado por Comfersa en 2013– hasta el último año del contrato, 2024. Es decir, sólo en los primeros cuatro años, Adif dejará de ingresar entre cinco y siete millones de euros con el operador privado respecto a lo que le abonaba la empresa pública. En los 10 años del contrato, por tanto, la pérdida puede llegar a los 70 millones. Adif, que es la empresa pública más endeudada –16.686 millones de euros–, prevé cerrar el ejercicio de 2014 con 297,3 millones de pérdidas, lo que la convierten también en el grupo estatal con el récord en números rojos.

CCOO denuncia que una filial de Adif adjudicó de forma irregular un contrato de 46,6 millones de euros

CCOO denuncia que una filial de Adif adjudicó de forma irregular un contrato de 46,6 millones de euros

Dos estudios a consultoras privadas y públicas

Un portavoz de la empresa asegura que los precios de salida del concurso fueron “superiores a lo estimado” tanto por una consultora pública como otra privada a la que se les encargó que estudiaran el precio de mercado de los aparcamientos. “Ese importe fue superado y mejorado ampliamente en la adjudicación”, explica a infoLibre. Según los documentos de la adjudicación a los que ha tenido acceso este periódico, el precio final de la adjudicación fue sólo un 3,38% superior al de la licitación. Adif precisa, además, que al haber hecho efectivos Saba, a la firma del contrato, los ingresos derivados del concurso, “se reducen los costes financieros y las incertidumbres” que puede genera la evolución del mercado.  

Al concurso se presentaron en principio cinco empresas: Empark, Interparking Hispania, Isolux Corsán, Saba Infraestructuras y la UTE Estacionamientos y Servicios SAU-Continental Parking SL. Pero sólo dos terminaron presentando ofertas económicas: Isolux Corsán y Saba Infraestructuras, la ganadora.

Más sobre este tema
stats