Derechos laborales

¿Contratar a los repartidores o que sigan como autónomos? Glovo y Just Eat se pelean en la CEOE por la 'ley rider'

Imagen de un rider de Glovo con mascarilla.
  • Este artículo está disponible sólo para los socios y socias de infoLibre, que hacen posible nuestro proyecto. Si eres uno de ellos, gracias. Sabes que puedes regalar una suscripción haciendo click aquí. Si no lo eres y quieres comprometerte, este es el enlace. La información que recibes depende de ti.

Este jueves tendrá lugar una nueva reunión entre el Ministerio de Trabajo y los agentes sociales para abordar la denominada Ley Rider, el nombre que se usa para describir la regulación laboral de las nuevas plataformas digitales, cuya papel es cada vez más preponderante en la sociedad actual. Será el sexto encuentro tras una interrupción de una semana y se celebrará a pesar de que la patronal CEOE trató a principios de mes de posponer las conversaciones hasta después de Navidad.

No lo consiguió, y esta tarde continuará el diálogo social, enfangado no por las diferencias entre sindicatos mayoritarios y patronal sino por la división precisamente dentro de CEOE en torno al delivery food (reparto de comida: las nuevas tecnologías son prolijas en términos ingleses). La división no ha sido resuelta y se está agravando según las partes consultadas, a pesar de que en las últimas horas en la confederación empresarial se está tratando de acercar posturas: por un lado, los partidarios de contratar a los repartidores de comida o riders encarnados por la empresa Just Eat y por la patronal logística UNO y, por otro, los defensores de que los riders sigan siendo autónomos, versión abanderada por Glovo. Esta última cuenta con poderosos aliados, como Uber Eats, Amazon o Deliveroo. Detrás de todos los anteriores, otra patronal, Adigital.

Tienen las de ganar los primeros: el pasado 23 de septiembre, el Pleno de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo declaró que la relación existente entre un repartidor y Glovo tiene naturaleza laboral, por lo que rechazó elevar cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia como pedía la firma. Glovo sostiene que la relación con estos trabajadores debe de ser mercantil y no laboral. El CEO y fundador de Glovo, Oscar Pierre, declaraba este martes a La Vanguardia que es partidario de que sean autónomos "por la flexibilidad que ofrece" a "la operativa y al mensajero". "El delivery tiene picos de demanda volátiles que no podríamos cubrir con riders en plantilla".

"La ley hay que cumplirla", responde Francisco Aranda, presidente de la patronal UNO. "Si una empresa adopta un modelo de negocio fuera de la ley, eso no es un negocio. Defendemos que haya una competencia real y no distorsionada. Y por supuesto, no dividir entre negocios nuevos y viejos según el grado de digitalización: ahora mismo todos estamos digitalizadosnuevos viejos ", responde Aranda en alusión, igualmente, a los taxis y a los hoteles.

Merodear horas en torno a un local

"Ya no hay debate político", zanja Patrik Bergareche, director general de Just Eat, una plataforma que empezó en 2010, cuando los smartphones no eran masivos. "No podemos llevar al terreno jurídico una cuestión política", insiste Bergareche a infoLibre por videollamada. "Antes de la sentencia del Supremo ha habido más de medio centenar de fallos en instancias menores, y de ellas a lo mejor el 70% resolvió que había una relación laboral entre las partes. Es muy difícil cumplir las normas y dar un servicio de calidad si no se sabe quiénes son los repartidores". Just Eat mantiene en secreto el número de trabajadores que tiene en plantilla con contratos de trabajo, como estrategia comercial frente a sus rivales. 

Bergareche afirma que en Just Eat se paga hasta la pausa del café o del cigarrillo, y que una relación laboral afianzada impide a los riders -un sector fuertemente precarizado- merodear horas alrededor de un establecimiento de comidariders en espera de si se produce una llamada. "Y eso no quiere decir que tras la aprobación de la ley no haya que hacer nada. Hay que adaptar por ejemplo el Estatuto de los Trabajadores a las nuevas realidades", agrega. "Yo no puedo, por la norma de 1980, llamar a un trabajador para que se incorpore si no es con 72 horas de antelación. En días de lluvia, hemos detectado que la demanda crece un 25%-30%. ¿No podría buscarse una mayor flexibilidad para que el trabajador estuviese disponible en mucho menos tiempo? Empleadores y empleados estaríamos de acuerdo". 

CEOE, por acatar la sentencia

Algunas fuentes consultadas aseguran que CEOE se está decantando por la visión de Just Eat y UNO. Pero la patronal se mantiene completamente hermética mientras reúne a las partes enfrentadas para hallar una posición común. Adigital y Glovo se han manifestado favorables de suprimir el algoritmo por el que se gestiona su modelo laboral a cambio de mantener a los trabajadores autónomos; según esta vía, la sentencia del Supremo contempla esta posibilidad. Pero Just Eat defiende a capa y espada el algoritmo que rige su actividad profesional, que se encuentra en la esencia del negocio, puntualizan en esta última firma.

Según lo filtrado hasta la fecha, las partes han ido recibiendo diferentes borradores. En un momento dado, Trabajo aceptó la propuesta sindical de crear un registro de plataformas con el que fiscalizar los algoritmos para que, en caso de producirse un incumplimiento flagrante de la legislación laboral, poder retirar la licencia a la empresa de turno. Esta medida fue retirada.

La discusión además ha despertado la atención en torno a los derechos de los riders, quedando en un segundo plano el de otros sectores precarizados que también trabajan vía app como las trabajadoras del hogar o las cuidadoras infantilesapp . Muchos de esos colectivos sufren la desprotección y ejercen como autónomos. 

UGT denuncia a Glovo, Uber Eats y Amazon ante la Inspección por subcontratar para usar el convenio más barato

UGT denuncia a Glovo, Uber Eats y Amazon ante la Inspección por subcontratar para usar el convenio más barato

Más sobre este tema
stats