Empleo

El Estado convoca 4.725 puestos de trabajo tras seis años consecutivos de pérdida de empleo público

Cristóbal Montoro, en la comisión Presupuestos en el Congreso.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicó este lunes los procesos selectivos para cubrir un total de 4.725 plazas en cuerpos generales del Estado, que corresponden a la oferta de empleo público de 2017 y están incluidas en las 20.280 anunciadas por el Gobierno el pasado julio tras pactar con los sindicatos. Es decir, no es una convocatoria nueva. Para cubrirlas se abre un plazo de 20 días hábiles para la presentación de solicitudes, que el Gobierno estima en más de 100.000

Los sindicatos valoran que se inicie la recuperación del empleo público perdido por las políticas de austeridad, aunque recuerdan que estas ofertas no son suficientes. Las cifras oficiales son muy claras al respecto: el número total de empleados a sueldo de la Administración sigue un 8,2% por debajo respecto a 2010, cuando se registró el dato número más alto antes de los drásticos recortes. En julio de 2017 (últimas cifras publicadas) la Administración General del Estado (AGE), las comunidades autónomas y las administraciones locales tenían en nómina a 2.384.154 trabajadores, 213.802 menos que en 2010, cuando eran 2.597.956.

La caída más pronunciada en este período ha tenido lugar en ayuntamientos y diputaciones, donde el número de empleados pasó de 657.905 a 566.141 (-13,9%), según los datos oficiales del Ministerio de Hacienda y Función Pública. En las comunidades autónomas, sobre las que recae la gestión de los pilares del Estado del bienestar, tampoco se ha recuperado el empleo público perdido durante la crisis. En julio de 2017 había 1.303.641 trabajadores en nómina, 44.851 menos que en 2010 (-3,3%). 

En la Administración estatal –objeto de los procesos publicados este lunes en el BOE– el descenso también ha sido significativo: de 591.559 trabajadores a 514.372 (-13%). Un total de 77.187 menos. De ahí que los sindicatos sostengan que las plazas anunciadas se quedan cortas. "Todas las convocatorias son bienvenidas, pero nos parece insuficiente porque sigue implicando pérdida neta de empleo público por las bajas vegetativas que hay", señala Raúl Olmos, secretario de Acción Sindical de CCOO.

Plantillas envejecida 

En una nota de prensa, el sindicato CSIF también valoró la oferta publicada este lunes, aunque urgió al departamento que dirige Cristóbal Montoro a agilizar los procesos selectivos y a afrontar la convocatoria de 2018. La organización recuerda que el 60% de la plantilla de la Administración estatal tiene más de 50 años y más de 50.000 superan los 60, por lo que se encuentran al borde de la jubilación. De hecho, España es el tercer país de la OCDE con una plantilla pública más envejecida

Con estas cifras, CSIF defiende que la oferta de empleo público para 2018 debe tener una tasa de reposición (el porcentaje de empleados que se sustituyen tras una vacante) superior al 100% con el objetivo de que ingrese en la Administración un número de efectivos que sea superior a las jubilaciones que se van a producir y "garantizar así su viabilidad". Actualmente sólo se cubren el 100% de las bajas en sectores esenciales (sanidad, educación, justicia...) y personal que está en atención al ciudadano en los servicios públicos, prestación directa del servicio de transporte y seguridad y emergencias. Para el resto de sectores es del 50%. 

Sin embargo, la tasa de sustitución de empleados públicos para 2018 está en el aire debido a la ausencia de Presupuestos Generales del Estado. En todo caso, organizaciones como CCOO creen que la actualización de la tasa de reposición se podría actualizar a través de un decreto ley aunque persistiera el bloqueo a las cuentas. "Desde la aprobación de la Constitución en cinco ocasiones ha habido prórroga presupuestaria y en todas, salvo en 2016, hubo un real decreto que incluía elementos sobre empleo de funcionarios y tasa de reposición", explica Olmos. 

El secretario de Acción Sindical de CCOO, por otro lado, señala que es "urgente" que Gobierno y sindicatos se sienten a negociar el resto de carencias del empleo público. Por ejemplo, recuerda que esta oferta no contiene ninguna de la resoluciones del acuerdo de estabilización que Gobierno y sindicatos firmaron en marzo de 2017 y que incluía, entre otras cuestiones, el compromiso de estabilizar las plazas ocupadas por temporales e interinos durante más de tres años mediante procesos de convocatoria específicos. "El desarrollo de ese acuerdo, que ya se está dando en algunas comunidades autónomas y ayuntamientos, en el Estado todavía sigue en negociación", subraya.

El Gobierno lanza la mayor oferta de empleo público en una década, con más de 30.800 plazas para 2018

El Gobierno lanza la mayor oferta de empleo público en una década, con más de 30.800 plazas para 2018

Más sobre este tema
stats