Deuda pública

La deuda del sector privado cayó más de 40 puntos durante la crisis y la del público se triplicó

Billetes de euro.

infoLibre

España es el país que más recortó su endeudamiento privado durante la crisis, según un informe de la Fundación Española de las Cajas de Ahorro (Funcas), en el que se pone de manifiesto que empresas y hogares redujeron su deuda en 440.000 millones de euros en este periodo, el equivalente a más de 40 puntos del PIB, en contraste con el comportamiento del sector público, que la triplicó, informó Europa Press.

Entre 2007 y 2014, el volumen total de la deuda en España ha pasado de representar el 253% del PIB a suponer el 320% del PIB, si bien la Administración Pública concentra actualmente el 40% del endeudamiento global, frente al 20% que tenía al inicio de la crisis.

Dentro del sector privado, Funcas subraya que la reducción del endeudamiento ha sido más intensa en las empresas como consecuencia de las restricciones para acceder al crédito y las prisas por reducir la dependencia de la financiación ajena, todo ello en un contexto de costes de financiación elevados y de menor necesidad de recursos por la caída del volumen de negocio. Así, la deuda empresarial ha caído en 30 puntos del PIB desde los máximos alcanzados en 2010.

Por su parte, el endeudamiento de las familias ha disminuido en 14 puntos desde 2007 hasta 2014. Funcas achaca este menor ritmo en la reducción de la deuda a que ésta se concentra en préstamos hipotecarios a largo plazo y está en manos de familias con "restricciones significativas de renta".

Frente al recorte del endeudamiento de hogares y empresas, la deuda de las administraciones públicas se triplicó entre 2007 y 2014, hasta acercarse al 100% del PIB. En concreto, la deuda de la Administración Central ha escalado casi 55 puntos desde el inicio de la crisis y representaba el 84,2% del PIB a cierre de 2014, en tanto que el endeudamiento autonómico ha subido 16 puntos, hasta el 21,7% del PIB.

Los bancos, principales acreedores

Funcas señala en su informe que, debido a la elevada bancarización del sistema financiero español, los bancos son los principales acreedores de hogares y empresas. Durante la crisis, la deuda de las familias con los bancos se ha reducido en casi 140.000 millones de euros (un 14% sobre el PIB), hasta sumar 740.000 millones de euros.

Las empresas, por su lado, han recortado su deuda con el sistema financiero en algo más de 300.000 millones de euros (30% del PIB), hasta los 635.000 millones de euros. Sumando los recortes en la deuda de familias y empresas, la caída total del endeudamiento privado equivale al 44% del PIB.

Este desapalancamiento se ha visto compensado por el incremento experimentado por la deuda pública, que ha superado los 600.000 millones de euros, hasta sobrepasar el billón de euros.

Deuda externa

Funcas también hace hincapié en que la deuda bruta frente al exterior apenas ha variado en cuantía, pero sí en su composición, pues se ha reducido "fuertemente" la contraída por el sistema financiero y ha aumentado la de las administraciones públicas.

En total, la deuda bruta externa se acerca a los 1,65 billones de euros, de los que el sistema financiero sigue siendo el principal deudor (50%), seguido del sector público (30%) y las sociedades no financieras (menos del 20%).

Los acreedores de esta deuda son los bancos, con unos 430.000 millones de euros, e instituciones europeas como el BCE y el MEDE. En total, bancos e instituciones europeas acumulan cerca de 700.000 millones de euros de posición acreedora frente a España. El resto estaría en manos de fondos de inversión, sobre todo hedge funds, fondos de pensiones y fondos soberanos.

La "Administración paralela" resiste a los recortes y mantiene más de 5.600 entes

La "Administración paralela" resiste a los recortes y mantiene más de 5.600 entes

Más sobre este tema
stats